en protesta por lo ocurrido en el CIE de aluche

Iglesias deja la Declaración de DDHH en el escaño de Rajoy para protestar por los CIE

Decenas de diputados de Unidos Podemos han protagonizado una protesta al inicio del pleno del Congreso exhibiendo carteles con las iniciales DH, de Derechos Humanos

Foto: Diputados de Podemos protestan en el Congreso un día después del motín en un centro de internamiento de extranjeros de Madrid. (EFE)
Diputados de Podemos protestan en el Congreso un día después del motín en un centro de internamiento de extranjeros de Madrid. (EFE)

El pleno del Congreso de este jueves ha sido suspendido durante unos minutos después de que varios diputados de Unidos Podemos mostraran carteles con las iniciales DHDerechos Humanos— como protesta por lo ocurrido esta semana en el centro de internamiento de extranjeros de Madrid. En la bancada de la formación morada, también se han visto carteles con el lema 'La inmigración no es delito'.

Sin embargo, el gesto más destacable ha sido el protagonizado por el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que ha dejado en el escaño del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, la Declaración de Derechos Humanos, mientras que el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, se lo ha entregado en mano al ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, que en ese momento era el único miembro del Gobierno que ocupaba la bancada azul del hemiciclo. Otros diputados de Unidos Podemos, como Irene Montero o Xavier Domènech, han dejado la declaración en el escaño del resto de ministros. 

La protesta ha provocado la reacción inmediata de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, que ha llamado al orden a todos los diputados de Unidos Podemos, y en concreto a Iglesias, advirtiéndoles de la obligación de cumplir con el reglamento del Congreso. "No dejen que una foto valga más que una palabra", ha dicho, mientras que los diputados del Partido Popular y Ciudadanos presentes en el hemiciclo aplaudían a la presidenta puestos en pie.

Una vez en su escaño, Iglesias ha pedido el turno de palabra a Ana Pastor, que se la ha negado. De pie, el secretario general de Podemos ha vuelto a pedir hablar a pesar de tener el micrófono cerrado, ante lo que la presidenta del Congreso ha vuelto a llamarle al orden ante sus aspavientos, insistencia y su confrontación con otros diputados, a los que se ha dirigido casi a gritos debido a los abucheos de la bancada del PP. "Ningún ser humano es ilegal", ha sido alguna de las consignas que se han escuchado.

"Recuerdo a todos y a cada una de sus señorías la obligación de conocer primero el reglamento y luego la obligación de la presidencia de aplicarlo", ha dicho la presidenta del Congreso en referencia al artículo 103.3, que permite la censura de las "interrupciones" o cualquier alteración del orden que tengan lugar durante las sesiones. Ante esto, Pablo Iglesias ha vuelto a protestar airado ante la atenta mirada de la portavoz adjunta de Unidos Podemos, Irene Montero. Apenas unos minutos después, hacía su entrada en el hemiciclo Íñigo Errejón. 

Rivera: "Aquí se viene a trabajar"

El gesto de los diputados de Unidos Podemos no ha sido bien recibido por algunos de los partidos de la oposición. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha sido uno de los más críticos con esta protesta, señalando, a través de Twitter, que el Congreso no debe de ser "un campo de batalla al servicio de la lucha interna de Podemos". "Aquí se viene a trabajar", ha escrito.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
55 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios