Iberia anuncia en Tokio una nueva clase premium entre la business y la turista
  1. España
un 20% más de espacio y otra maleta facturable

Iberia anuncia en Tokio una nueva clase premium entre la business y la turista

La premium ofrecerá una nueva generación de asientos con un 20% más de espacio para las piernas y hasta un 40% más de reclinabilidad en las butacas

Foto: El presidente de Iberia, Luis Gallego, acompañado del embajador de Japón en España, Masashi Mizukami (Efe)
El presidente de Iberia, Luis Gallego, acompañado del embajador de Japón en España, Masashi Mizukami (Efe)

"Hay una parte significativa de clientes que está dispuesta a pagar algo más por tener más confort y entretenimiento, pero que no puede permitirse viajar en business, y a captar esos clientes va destinada la nueva clase Turista Premium", ha anunciado el presidente de Iberia Luis Gallego durante su estancia en Tokio para inaugurar la nueva ruta directa desde Madrid a la capital japonesa.

La nueva clase turista premium aún no tiene definido su incremento de precio con respecto a la turista normal, aunque hay que tener en cuenta que la diferencia actual entre la business y la turista es que aquella cuesta tres veces más. La premium ofrecerá una nueva generación de asientos con un 20% más de espacio para las piernas (de los 77-78 cms actuales a los 94 cms de la nueva clase) y hasta un 40% más de reclinabilidad en las butacas.

Para captar "hasta un 10% de los viajeros de turista actuales" que, según el director comercial de Iberia Marco Sansavini "está dispuesto a pagar algo más por más confort", la nueva clase de la aerolínea española ofrecerá también "un kit de amenities con un neceser de aseo, así como mejoras en el servicio de entretenimiento con una pantalla individual de 12 pulgadas en vez de las 9 de turista, y la posibilidad de WiFi a bordo".

En cuanto al menú, la nueva clase tendrá una bebida de bienvenida y un menú diferenciado, y la posibilidad de facturar una maleta más y mostradores especiales de facturación, eso sí, solo en la madrileña T-4. Los usuarios de la nueva clase turista premium también tendrán embarque y desembarque preferente.

En principio, está destinada solo a los vuelos de largo radio, y comenzará a comercializarse en la campaña de verano (abril-mayo) del año próximo con los destinos a Buenos Aires, Bogotá, Lima y Chicago. "Hasta hoy, ninguna aerolínea entre España y América Latina ofrece esta clase", asegura Gallego, "lo que nos permitirá ofrecer un atractivo competitivo más" frente a compañías como Avianca o Aeroméxico.

Según las previsiones, Iberia estima que el 10% de los asientos que actualmente ofrece en sus aviones de largo recorrido pueden ir destinados a esta nueva clase, cálculos que incluyen no solo a viajeros que ahora no vuelan con Iberia y los de la clase turista dispuestos a pagar algo más, sino también a aquellos viajeros de business que pueden 'bajar' un escalón a cambio de un significativo ahorro.

"Todos queremos un Gobierno ya"

Al margen del anuncio de la nueva clase, el presidente de Iberia ha asegurado que no hay previsto en el corto plazo ningún nuevo destino. Tras inaugurar la nueva ruta directa Madrid-Tokio después de que se cerrara hace 18 años por deficitaria, Iberia estudia ahora la rentabilidad de nuevas capitales fundamentalmente en China, pero para el medio plazo. Y aunque Gallego ha asegurado que tanto las aperturas de Tokio, como las de Shanghái o Puerto Rico, todas este año, "estaban planificadas desde hace más de un año y no se han visto afectadas por la situación política en España, lo cierto es que, como todos, Iberia quiere que haya un Gobierno lo antes posible".

En cuanto a la influencia del Brexit en la compañía, Iberia remite a los resultados de IAG que se harán públicos en unos días y a la valoración global que se hará desde Londres. Y un anuncio con suspense: en el corto plazo habrá, por fin, novedades en el puente aéreo.

Viajar en avión Iberia Luis Gallego Japón Aeropuerto de Barajas Viajes Viajar
El redactor recomienda