Mas vuelve a Madrid y pide al Gobierno "un proceso negociado" que acabe con la tensión
  1. España
EL EXPRESIDENT: "NO RENUNCIAREMOS AL REFERÉNDUM

Mas vuelve a Madrid y pide al Gobierno "un proceso negociado" que acabe con la tensión

El expresident volvió tras meses a la capital para recordar que "no renunciaremos al referéndum" y a la necesidad de pactar los términos para proteger la economía y acabar con la tensión

placeholder Foto: El presidente del Partit Demòcrata Català y expresidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas. (EFE)
El presidente del Partit Demòcrata Català y expresidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas. (EFE)

El expresident de la Generalitat acudió a Madrid en la mañana de este miércoles tras mucho tiempo sin visitar la capital española y después de que el pasado junio el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña lo procesara por la consulta del 9 de noviembre de 2014. Artur Mas se sumó a la oferta hecha por Carles Puigdemont la semana pasada también en una visita a Madrid para pedir al Gobierno de Mariano Rajoy “una mesa de negociación” que acuerde un pacto sobre la pregunta, la fecha y el resto de características por las que se debe regir el referéndum soberanista en Cataluña “que se va a celebrar” sí o sí. Mas aseguró que “la tensión” existente entre la autonomía y el Estado “se puede acabar porque no es inevitable” pero apeló para ello “a la necesidad de diálogo para acordar el referéndum” que, a día de hoy, “viendo las reacciones” del Ejecutivo central… será muy complicado de conseguir.

El Casino de Madrid recibió al expresidente de la Generalitat en un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum en presencia de muchos dirigentes catalanes, los portavoces de la antigua Convergència, ERC y PNV en el Congreso, Francesc Homs, Joan Tardà y Aitor Esteban respectivamente, además de un invitado al que Mas saludó expresamente: el exministro y expresidente de Cataluña, José Montilla. Mas no dudó en afirmar que el referéndum se celebrará “para ver donde llega la mayoría social a favor de la independencia” y afirmó que el acuerdo entre la región y el Estado debe producirse antes de esa consulta para evitar consecuencias drásticas que dañen la economía. Pero no la de Cataluña, a la que no se refirió, sino la española: “Imagínense un estado catalán sin acuerdo con el Estado español. Al día siguiente perdería casi un 20 por ciento del PIB”, afirmó.

El expresident aseguró que el objetivo compartido por todos es “proteger la economía” y puso en valor una vez más la contribución de la autonomía que presidió durante casi seis años: “Es la primera economía de España, la segunda comunidad más poblada y la primera economía regional del sur de Europa”. Pese a la “actitud” del Gobierno central, Mas aseguró que la voluntad de dialogo “no va de farol, va muy en serio” y en aras de “tranquilizar a espíritus inquietos” -a los que no puso nombres y apellidos- aseguró que “pase lo que pase, habrá acuerdos y habrá negociación”.

Artur Mas criticó la posición del Ejecutivo de Rajoy teniendo en cuenta que “reconoce en público y privado que el principal reto político se llama Cataluña” pero, sin embargo, “no tienen ni una estrategia positiva para afrontarlo”. O, al menos, ni una, -continuó- “más allá de las querellas o de intentar incriminar a los que intentamos canalizar la expresión del pueblo catalán”. El expresident aseguró que en vez de un proyecto para Cataluña, “se montó la denominada ‘Operación Cataluña’ para desprestigiar a los líderes soberanistas” en referencia al caso de las escuchas del ministro del Interior en funciones, “a base de engaños e informes falsos”. Precisamente ayer, todos los grupos del Congreso excepto el PP aprobaron la reprobación de Jorge Fernández Diaz que, sin embargo, no se producirá porque es decisión del presidente Rajoy que, como mucho, no contará con él para confeccionar su próximo gabinete si resulta investido la próxima semana.

“La sentencia del TC nos deja fuera”

El exjefe del Gobierno catalán no dudó en referirse al procedimiento que el TSJC le abrió el pasado junio junto a Francesc Homs y la consejera Irene Rigau por abrir los colegios electorales para celebrar la consulta del 9-N en 2014 y aseguró que la sentencia del TC lo que hizo fue “dejar fuera de la Constitución a dos millones de catalanes y a la mitad de los votantes catalanes”. El dictamen del tribunal, a su juicio, “nos apartó” para decir “ustedes fuera, si siguen pensando lo que piensan”.

En referencia su propio proceso, Mas afirmó que irán a juicio y recordó que incluso en esas condiciones le propuso a Rajoy “que no llegáramos a los tribunales y permitiera la consulta en Cataluña de algo que estaba en la calle y era multitudinario”. El expresident de la Generalitat criticó, eso sí, la dejadez del Ejecutivo popular durante los últimos años al no haber contestado al acuerdo propuesto de 14 puntos hace dos años ni tampoco a la lista de 100 propuestas enviadas por Puigdemont hace meses. “Hemos sido portadores del diálogo y sentido de Estado proponiendo pactos y acuerdos en las peores condiciones”. Eso sí, Mas reiteró en su vuelta a Madrid que no renunciarán al referéndum, que “estamos en el tramo final para llegar a decisiones” y que el acuerdo evitará “perjuicios para todos”.

Independencia de Cataluña Referéndum Artur Mas Carles Puigdemont Mariano Rajoy Tribunal Superior de Justicia de Cataluña Madrid Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Referéndum Cataluña 1-O Noticias de Cataluña Consulta catalana 1-O
El redactor recomienda