Un colaborador de Púnica identifica al negociador que envió el presidente de Murcia
  1. España
se reunió con él en la consejería de educación

Un colaborador de Púnica identifica al negociador que envió el presidente de Murcia

El exdirector comercial de Alejandro de Pedro señala ante el juez a un asistente de Pedro Antonio Sánchez como la persona que dio el OK a los servicios para mejorar su reputación 'online'

placeholder Foto: El presidente de la Comunidad de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, en una rueda de prensa. (EFE)
El presidente de la Comunidad de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, en una rueda de prensa. (EFE)

El cerco judicial a Pedro Antonio Sánchez se estrecha. La investigación contra el exconsejero de Educación y actual presidente de Murcia por su supuesta implicación en el caso Púnica ha dado un paso más. El exdirector comercial de Madiva Editorial y Publicidad SL, una de las empresas del conseguidor Alejandro de Pedro, ha identificado con nombres y apellidos ante el juez de la Audiencia Nacional que investiga el caso, Eloy Velasco, a la persona que transmitió a De Pedro el OK del consejero a la trama para que esta mejorara su reputación 'online'. Se trata de David Conesa, la persona a la que el excolaborador de De Pedro consideraba el exjefe de gabinete de Sánchez. Conesa lo niega y dice que él no tenía ese cargo sino que era solo un asistente con “escasa experiencia”, por lo que, asegura, no podía abordar asuntos de tanta relevancia.

Pero el informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil sobre la colaboración entre las empresas de De Pedro y Sánchez es tozudo. En él se recoge parte de la declaración que Javier Bueno, exdirector comercial de la empresa de reputación 'online', prestó ante los agentes del instituto armado el pasado abril. En ella relató cómo el 24 de octubre de 2014 mantuvo una reunión a la que asistieron De Pedro y “el jefe de gabinete de Pedro Antonio Sánchez”. Según Bueno, a lo largo de ese encuentro, que se produjo en la sede de la Consejería de Educación, el colaborador del entonces consejero les transmitió el OK de este “al trabajo de reputación y todo lo que conllevaba, como la contratación de un periodista”.

Foto: El actual alcalde de Majadahonda, Narciso de Foxá, con Francisco Granados. (EFE)

El informe policial apunta en todo momento a que la persona a la que Bueno se refiere como “jefe de gabinete” de Sánchez era David Conesa. Pero faltaba que esa información proporcionada por los investigadores fuera corroborada por alguno de los asistentes a la reunión. La confirmación llegó el pasado 5 de octubre, cuando Bueno volvió a declarar en la Audiencia Nacional ante el juez Velasco como imputado por malversación de caudales públicos, pertenencia a organización criminal, aprovechamiento de información reservada y fraude a la Administración Pública. Durante su comparecencia, el exdirector comercial de Madiva identificó a David Conesa como la persona que acudió al encuentro para dar el sí del exconsejero y actual presidente murciano a los manejos de la trama Púnica.

Se trata de un indicio más contra Conesa y el actual presidente de la comunidad. Porque el documento policial recoge otros muchos. Como un cruce de correos electrónicos intervenidos en los registros, en que el representante de Sánchez trata de conseguir que De Pedro lo reciba para tratar sobre los servicios que este iba a prestar al entonces consejero de Educación. En uno de ellos le dice al empresario textualmente: “El consejero tiene mucho interés en que nos veamos para empezar”. “Mañana acompaño al consejero a Madrid y me preguntaba si tendrías un hueco para vernos y hablar del tema que llevamos”, le transmite en otro 'email' a De Pedro.

El informe delata a Sánchez

Además, el mismo día en que se produjo el encuentro entre De Pedro y Conesa al que asistió también Bueno, y en que, según este último, se les transmitió el acuerdo de Pedro Antonio Sánchez para encargarles los trabajos de reputación 'online', Madiva redacta el llamado 'informe preventa', en el que se identifica como cliente a la Consejería de Educación y se explica que el objetivo de la visita a Conesa era el “cierre de las negociaciones para la reputación 'online' de Pedro A. Sánchez”. En el apartado denominado 'concepto', aparece la palabra 'formación'. En él se explica también que el servicio iba a comenzar a prestarse el 1 de noviembre de 2014, pero lo frustraron las detenciones y los registros ordenados por Velasco, que se produjeron el 27 de octubre.

Ese informe, según dijo Javier Bueno a la Guardia Civil, “pone de manifiesto que se ha ofrecido un servicio y se ha aceptado por parte del cliente, que se iba a realizar el servicio de reputación a Pedro Antonio Sánchez y que se iba a facturar a la Consejería de Educación con un concepto distinto y relacionado con la formación". Además del informe preventa, en el ordenador de Bueno también apareció una 'hoja de pedido de servicios' en la que se recogen las prestaciones concretas que se iban a desarrollar para Sánchez —estrategia SEO, 'linkbuilding', creación de identidad digital, dinamización de contenidos en blogs y 'sites'…— y el precio, que era de 4.600 euros al mes y 32.200 al año.

Conesa presenta un escrito en el juzgado de Velasco pidiendo que se archive su causa y negando haber sido jefe de gabinete de Pedro Antonio Sánchez

Todos esos indicios no casan muy bien con lo manifestado por Conesa a los agentes. En su declaración, aseguró que el interés de encontrarse no era del consejero y actual presidente, sino de De Pedro, del que dijo que “era muy pesado” y que la respuesta que se le daba desde la consejería era siempre “negativa”. En cuanto a la reunión en la consejería con De Pedro y Bueno, en la que, según este último, Conesa les dio el OK para contratar sus servicios, el colaborador del presidente murciano aseguró que no la recordaba, pero que siempre se les dijo que no a sus propuestas. “Se les contestaba que se estudiaría la propuesta, pero como una respuesta negativa amable”, dijo a la Guardia Civil.

Tras la última ronda de declaraciones en la Audiencia Nacional, celebrada el 4 y 5 de octubre, Conesa ha presentado un escrito en el juzgado de Velasco en el que, ahora sí, reconoce que esa reunión se produjo, pero afirma que De Pedro y Bueno le presentaron sus propuestas para el consejero y él no les mostró “un claro desinterés” para que no quedaran “descontentos”, aunque dio el tema por zanjado. En ese documento, en el que reclama al juez que se archive la causa contra él —está imputado por fraude, malversación y revelación de información reservada—, asegura que nunca fue “jefe de gabinete” de Pedro Antonio Sánchez, sino que solo formaba parte del “personal eventual como asesor de comunicación”.

En el escrito se presenta como alguien joven e inexperto y sin competencia para tratar asuntos tan importantes. “Precisamente por su juventud y escasa experiencia”, dice el documento, Conesa “se ocupaba, como es lógico, de asuntos de menor interés, atendiendo a cuantos ciudadanos se dirigían a la consejería, cuyas consultas para el caso de pasar a mayor, siempre debía derivar a sus superiores, dado que carecía de capacidad de decisión alguna”. Es decir, que era imposible que, a pesar de los correos y las reuniones con el personal de De Pedro detectadas por la Guardia Civil, él pudiera ocuparse de la reputación 'online' del entonces futuro presidente de Murcia.

Operación Púnica Reputación online Audiencia Nacional Guardia Civil Murcia Pedro Antonio Sánchez
El redactor recomienda