dos detenidos

En libertad los dos detenidos por la agresión a los guardias civiles en Alsasua

"Las personas que presuntamente han hecho esta agresión podían estar vinculadas al movimiento denominado Ospa Eguna (día de la huida), de la izquierda radical 'abertzale"

Foto: El director general de la Guardia Civil visita la casa cuartel de Alsasua. (EFE)
El director general de la Guardia Civil visita la casa cuartel de Alsasua. (EFE)

Los hechos ocurrieron a las cinco de la madrugada de este sábado en un bar de Alsasua cuando, por causas sin concretar, un grupo de personas comenzó una pelea con dos guardias civiles fuera de servicio y sus parejas. Según Pilar, novia de uno de los agentes y víctima del ataque, la trifulca comenzó porque les "tiraron un chupito" y, "para evitar problemas", intentaron abandonar el local. "Fue entonces cuando comenzaron a increparnos, darnos patadas y puñetazos", y "con el teniente se cebaron de una manera muy importante", ha asegurado esta mañana a Onda Cero, pero "nadie nos defendió" porque "en Alsasua viven con miedo".

La Unión de Guardias Civiles afirmó este sábado que "las personas que presuntamente han hecho esta agresión podrían estar vinculadas al movimiento denominado Ospa Eguna (día de la huida), de la izquierda radical 'abertzale', que reclama la expulsión de las fuerzas de seguridad estatales de País Vasco y Navarra, una vieja reclamación de ETA". Según la propia Guardia Civil, fueron en torno a 50 las personas que participaron en la supuesta paliza a los agentes. 

La Policía Foral es la encargada de investigar el caso, y la madrugada del sábado detuvo a dos jóvenes, de 22 años, que supuestamente habrían agredido a los agentes y que este lunes han pasado a disposición judicial. Tras su declaración, ambos han sido puestos en libertad provisional, aunque serán investigados por un delito de atentado contra un agente de la autoridad y un delito por lesiones, razón por la que tendrán que comparecer ante el juzgado semanalmente, tal y como ha podido saber El Confidencial. Si se les condena por ambos delitos, los jóvenes se enfrentarían a una pena máxima de seis años, tres por cada uno de los mismos, aunque desde la organización Tu Abogado Defensor insisten en que podría ser mayor si se demuestra que utilizaron algún tipo de instrumento a la hora de golpear a los guardias civiles.

Fuentes de la Policía Foral también han confirmado a este periódico que identificaron a otras personas en el bar en el que tuvo lugar la pelea, pero que por el momento están tratando de esclarecer si tomaron partido o simplemente fueron testigos de la misma. En cuanto a las lesiones de los guardias civiles y sus novias, uno tiene el labio partido, el otro ha sido operado por rotura del tobillo, y los cuatro presentan magulladuras y moratones por todo el cuerpo. "Los acorralaron y empezaron a pegarles hasta que se cansaron", aseguró este domingo la madre de uno de los dos guardias civiles a Antena 3.

Tensión en Navarra tras lo ocurrido

La organización Vecinos de Paz ha convocado una concentración para condenar lo ocurrido este lunes en Pamplona bajo el lema 'No volvamos a mirar hacia otro lado'. Al mismo tiempo, el partido liderado por Arnaldo Otegi, Sortu, ha compartido en su cuenta de Twitter el anuncio de una manifestación que se ha celebrado a las 10:30 de este lunes en la capital navarra con el objetivo de denunciar el "montaje policial".

Las diferentes opiniones respecto al suceso también se han reflejado en las redes sociales. Cientos de personas han mostrado su apoyo a los dos agentes agredidos, incluido el presidente en funciones, Mariano Rajoy: "Un abrazo y todo nuestro ánimo a la @guardiacivil de Alsasua tras la brutal agresión sufrida por dos de sus miembros. No habrá impunidad", tuiteó este domingo. Otros políticos, como Cristina Cifuentes, Rosa DíezPablo Echenique, también han publicado mensajes en sus cuentas condenando lo ocurrido.

Sin embargo, frente a los mensajes de apoyo, varios usuarios han aprovechado la ocasión para insultar a los agentes e incluso desear su muerte: "Joder con los picolos... vaya puta lacra de gentuza. Por qué no os quedáis muertos con vuestro Franco", escribía OT Miguel en Facebook, un mensaje que poco después borraba ante la difusión que hacía del mismo la propia Guardia Civil.

"Montaje policial"

Arnaldo Otegi retuiteó este domingo el vídeo de los refuerzos de la Guardia Civil llegando al lugar en el que se había producido la agresión acompañado del mensaje "¡fuera de aquí!" en euskera. De esta manera, el secretario general de Sortu se sumaba a la opinión que ya había expresado su partido a lo largo del día: cuestionan "la veracidad de la versión difundida" porque "proviene de fuentes de la Guardia Civil y de la Delegación de Gobierno" y piden la liberación de los detenidos por este suceso.

Asimismo, Sortu ha criticado "la actuación de la Guardia Civil ante estos hechos y durante las últimas horas, que no ha hecho sino incrementar la crispación y la provocación en las calles de Alsasua, mediante controles y una presencia más que asfixiante para los ciudadanos y ciudadanas de la localidad". El partido ha mostrado su voluntad de "avanzar hacia la paz y la convivencia en Euskal Herria, en la que hechos como los ocurridos en Alsasua no sucedan nunca más". Para ello, considera necesario "dar pasos en la consecución definitiva de la paz y la resolución de las consecuencias latentes del conflicto político", lo que pasaría, en su opinión, por "una desmilitarización en Euskal Herria y que la Guardia Civil se marche del país".

Cabe señalar además que, al margen de los mensajes de apoyo en las redes sociales y la concentración convocada este lunes en Pamplona por los simpatizantes de la Guardia Civil, los primeros en manifestarse han sido precisamente los que piden la liberación de los dos detenidos, ya que la noche de este sábado un centenar de vecinos de Alsasua se reunió en la localidad con lemas en euskera defendiendo a los agresores y solicitando la retirada de la Guardia Civil de Navarra. Según su versión, publicada en el diario 'Naiz', la pelea comenzó porque se trataba de dos guardias civiles "borrachos y chulescos provocando y haciéndose eco de la impunidad con la que cuentan en nuestros lugares", que les amenazaron con frases como "te voy a matar" o "te voy a meter un tiro entre ceja y ceja".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
50 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios