EL FUTURO DEL PARTIDO, A DEBATE

Errejón aparca “de momento” la lucha por el liderazgo de Podemos frente a Iglesias

La tregua en la lucha por el control del partido se reduce a los estamentos más altos, pero se mantiene entre sus afines en las direcciones autonómicas y municipales

Foto: El secretario político de Podemos, Íñigo Errejón (i), junto al secretario general, Pablo Iglesias (c), y el secretario de Organización, Pablo Echenique (2,i), al inicio del consejo ciudadano estatal. (EFE)
El secretario político de Podemos, Íñigo Errejón (i), junto al secretario general, Pablo Iglesias (c), y el secretario de Organización, Pablo Echenique (2,i), al inicio del consejo ciudadano estatal. (EFE)

Pablo Iglesias ya es el virtual candidato a la secretaría general de Podemos para revalidar su liderazgo en la próxima asamblea ciudadana estatal, y hasta la fecha no tiene ningún rival. Su principal oponente en el debate interno que se ha visibilizado públicamente durante las últimas semanas, Íñigo Errejón, ha optado por autodescartarse en esta batalla interna. Al menos, “de momento no se baraja”, según explican fuentes cercanas al secretario político. Tras la tensa confrontación estratégica, rebajada por la crisis socialista, y la toma de posiciones entre los sectores pablistas y errejonistas de cara a las primarias autonómicas de Podemos en Madrid, la lucha por el liderazgo del partido a nivel estatal vuelve a quedar aparcada.

La voluntad de rebajar la tensión interna, vinculando las disputas a un “debate sano y transparente” y demostrando unidad frente a la crisis que ha dividido a los socialistas, se visibilizó en el consejo ciudadano estatal que la formación celebró el pasado sábado. La cita del principal órgano de poder del partido entre asambleas se convirtió en una demostración unitaria y de debate cordial. A ello contribuyó que no se tuviese que debatir sobre el tipo de pacto con el PSOE (si exigir un gobierno de coalición, como exigían los pablistas, o ser más flexibles, como proponían los errejonistas), pero también la estrategia para dejar de visibilizar en público las diferencias. El consejo se convirtió así en un fructífero debate, según se resaltó desde la dirección, y ni siquiera hubo que someter resoluciones a votación.

Como trasladó el propio Errejón en el ecuador del encuentro, “en el consejo ciudadano de Podemos estamos teniendo una discusión muy fértil, fraterna y rica”. Una lectura que ponía en valor frente a “quienes querrían encerrarnos en sus etiquetas, que son derrota o derrota, o encapsularnos en discusiones identitarias hacia dentro, mirándonos el ombligo o definiéndonos por relación a otros”.

Errejón aparca “de momento” la lucha por el liderazgo de Podemos frente a Iglesias

No es tiempo para escenificar luchas internas. Menos aún de poder, etiqueta que ha colocado el fundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, a la confrontación entre Iglesias y Errejón, pero que se han encargado de negar públicamente tanto el primero como el segundo. Que el secretario político descarte liderar una candidatura alternativa a Iglesias para hacerse con el control del partido, aunque solo sea de momento, es el mejor ejemplo, pero también la compenetración de discursos a la hora de volver a agitar el fantasma de la 'gran coalición', asociar la crisis del PSOE a una crisis de régimen y, sobre todo, arrogarse el papel de principal fuerza de la oposición, 'de facto', si los socialistas acaban absteniéndose en la investidura de Mariano Rajoy.

Pablo Iglesias ya anticipaba el pasado viernes esta nueva estrategia, para evitar los daños asociados a la confrontación interna durante un mitin junto a los círculos de la organización en Madrid. "Unos dicen que hay que estar en la calle y otros en las instituciones. Unos somos los radicales y otros no", señaló el secretario general, para concluir: "Claro que hay diferencias estratégicas en Podemos, pero no hay que tener miedo a debatir con respeto. Todas las ideas tienen espacio".

El debate de ideas sigue fluyendo en la organización, principalmente entre los cuadros medios y a nivel territorial, dado que además de en Madrid están en marcha procesos de renovación orgánica en Extremadura, Andalucía y una docena de grandes ciudades. La tregua en la lucha por el control del partido se reduce, pues, a los estamentos más altos, a la confrontación directa entre Iglesias y Errejón, pero se mantiene entre sus afines en las direcciones autonómicas y municipales.

Prudencia en tiempo y formas

El líder de Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)

La confrontación entre sectores en las asambleas territoriales será un ensayo general para la asamblea estatal y servirá para medir fuerzas. Los sectores que se impongan en estos procesos saldrán reforzados de cara a la batalla a nivel estatal, por lo que se impone la prudencia a la hora de hacer públicas las candidaturas para la secretaría general. Al menos en el caso de Errejón, pues Iglesias ya anunció públicamente este domingo durante una entrevista en 'El objetivo' que se volverá a presentar. Al mismo tiempo, deslizó que el propio secretario político le había trasladado que no tenía intención de rivalizar con él, aunque subrayó que le parecería “legítimo” si finalmente decidiese dar este paso.

La falta de “prisas” para fijar una fecha a la asamblea ciudadana estatal es otro de los factores que han contribuido a apaciguar las tensiones internas, decretando una tregua temporal. El cónclave, cuya intención de celebrarlo de forma extraordinaria —según los estatutos, el tiempo límite sería otoño de 2017— fue anunciada por Iglesias el pasado mes de julio, no tiene visos de organizarse entre finales de este año y principios del próximo, como había asegurado entonces el secretario general.

Los planes han cambiado tras la precipitación de la crisis del PSOE, y la intención ahora pasa por celebrar dicha asamblea estatal después de que haga lo propio el PSOE en un congreso que los críticos con Pedro Sánchez denominaron de “refundación”. Los cálculos de la dirección de Podemos son que los socialistas celebrarán su congreso en los meses de febrero o marzo, por lo que el de la formación de Pablo Iglesias tendría lugar alrededor del mes de mayo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios