Es noticia
Menú
Los votantes de PP, PSOE y C's no creen que un referéndum sea la solución territorial
  1. España
ENCUESTA DEL INSTITUTO DYM PARA EL CONFIDENCIAL

Los votantes de PP, PSOE y C's no creen que un referéndum sea la solución territorial

El barómetro de DYM es claro al respecto: la mayoría de sus votantes no ven en la celebración de una consulta la solución, mientras que los de Podemos defienden que sean esas autonomías las que voten

Foto: Una estelada gigante en la manifiestación de la Diada el pasado 11 de septiembre en Barcelona. (EFE)
Una estelada gigante en la manifiestación de la Diada el pasado 11 de septiembre en Barcelona. (EFE)

Mientras el desafío independentista catalán avanza y el PNV prepara un posible pacto con EH Bildu para avanzar en el derecho a decidir, las opiniones de la sociedad española acerca de la cuestión territorial en las distintas comunidades históricas están confrontadas. Así lo demuestra el último barómetro del Instituto DYM para El Confidencial realizado entre el 27 de septiembre y el 6 de octubre, con una muestra de 1.132 entrevistas que, sin embargo, pone negro sobre blanco que la mayoría de los encuestados no ve la celebración de un referéndum como solución. En concreto, el 34,3% tiene esa opinión, frente al 32,1% que apostaría por una consulta votada por todos los españoles. Menos fuerza tiene la postura de que el referéndum solo sea votado por los ciudadanos de esas autonomías (26,5%).

Los votantes de PP, PSOE y Ciudadanos coinciden en la afirmación de que la consulta no solucionaría el conflicto territorial. El 46,4% de los encuestados que depositaron la papeleta encabezada por Rajoy así lo piensa, como el 42,1% que confió en el PSOE el 26-J o el 46,2% que apostó por Albert Rivera. Son la mayor parte de los votantes de Unidos Podemos (57,4%) los que piensan que deben ser los ciudadanos de las comunidades específicas los que voten sobre la independencia de su territorio. Los electores de las llamadas fuerzas constitucionalistas también coinciden en que si se celebrara una consulta, deberían acudir a las urnas todos los españoles y no solo los de esas autonomías.

Precisamente, los encuestados que se autoposicionan en la derecha y el centro-derecha son los más contundentes en afirmar que una consulta no supondría ninguna solución (45,2% y 55,3%, respectivamente), mientras que aquellos que se sitúan en la izquierda y el centro-izquierda apuestan con firmeza por que los ciudadanos de las autonomías históricas fueran los que votaran en un hipotético referéndum (57,8% y 49,5%).

Los gallegos, vascos y catalanes quieren votar

Foto: Una mujer deposita su voto en la urna. (Efe)

El barómetro, realizado después de las elecciones gallegas y vascas, en que los nacionalistas vascos dirigidos por Iñigo Urkullu volvieron a ganar en Euskadi y EH Bildu se consolidó como segunda fuerza, y en pleno avance del 'procés' catalán —aunque antes de que el Parlament aprobara la resolución rupturista con España—, refleja claramente que los encuestados de Cataluña, País Vasco y Galicia son partidarios de que sus comunidades sean las que acudan a las urnas si hubiera un referéndum (48,4% de los preguntados frente al 18% del resto de autonomías españolas). Por contra, el 38,1% de encuestados fuera de esas tres CCAA son partidarios de que todos los españoles voten en la consulta y el 37,2% insiste en que por el referéndum no pasa la solución.

El avance del Parlament

El pasado 6 de octubre, el Parlament aprobó las resoluciones rupturistas con los votos de JxS y la CUP, pese a que el Tribunal Constitucional hubiera enviado a la Fiscalía horas antes la investigación sobre la presidenta de la Cámara catalana, Carme Forcadell, por desobediencia. Esas resoluciones lo que prevén es la celebración de un referéndum de independencia en 2017 y la convocatoria de elecciones constituyentes seis meses después como máximo de la consulta.

Además, la resolución prevé escoger un consejo asesor del proceso constituyente en el plazo de dos meses, crear una comisión de seguimiento del proceso constituyente en el Parlament antes de fin de año, tener lista la Ley de Transitoriedad Jurídica (el nudo gordiano en torno al cual quieren dotar de legalidad la ruptura con España) antes del 31 de diciembre y contemplar una partida dentro de los Presupuestos de 2017 para la campaña de las elecciones ‘constituyentes’. La resolución más polémica —que fija la fecha del referéndum— contó con los votos de JxS y la CUP. Votó en contra Catalunya Sí Que Es Pot y los demás grupos no votaron.

Ficha técnica

-Ámbito: nacional. 

-Universo: población española de 18 a 75 años. 

-Método de recogida de la información: entrevistas telefónicas asistidas por ordenador (CATI) realizadas a teléfonos fijos mediante la administración de un cuestionario estructurado. 

-Tamaño y distribución de la muestra: 1.132 entrevistas seleccionadas aleatoriamente. Se han aplicado cuotas de sexo y edad, actividad laboral, zona geográfica y tamaño de hábitat.

-Error de muestreo: partiendo de los criterios del muestreo aleatorio simple y para un nivel de confianza del 95,5% (dos sigmas) y en la hipótesis más desfavorable (p=q=50), el margen de error para los datos en el total de la muestra es del ±2,9%

-Equipo de trabajo de campo: equipo de entrevistadores del Instituto DYM

-Proceso de datos: departamento de Proceso de Datos del Instituto DYM

-Fechas del trabajo de campo: 27 de septiembre al 6 de octubre de 2016. 

Mientras el desafío independentista catalán avanza y el PNV prepara un posible pacto con EH Bildu para avanzar en el derecho a decidir, las opiniones de la sociedad española acerca de la cuestión territorial en las distintas comunidades históricas están confrontadas. Así lo demuestra el último barómetro del Instituto DYM para El Confidencial realizado entre el 27 de septiembre y el 6 de octubre, con una muestra de 1.132 entrevistas que, sin embargo, pone negro sobre blanco que la mayoría de los encuestados no ve la celebración de un referéndum como solución. En concreto, el 34,3% tiene esa opinión, frente al 32,1% que apostaría por una consulta votada por todos los españoles. Menos fuerza tiene la postura de que el referéndum solo sea votado por los ciudadanos de esas autonomías (26,5%).

Parlamento de Cataluña PNV Ciudadanos Nacionalismo Carles Puigdemont
El redactor recomienda