El 'número dos' de Gürtel no logra su objetivo: De Prada seguirá en el tribunal
  1. España
caso Gürtel

El 'número dos' de Gürtel no logra su objetivo: De Prada seguirá en el tribunal

El instructor del expediente, el magistrado Javier Martínez Lázaro, rechaza la recusación de el único juez progresista del tribunal por extemporánea y dilatoria. Mañana arranca la vista

Foto: El 'número dos' de Gürtel no logra su objetivo: De Prada seguirá en el tribunal
El 'número dos' de Gürtel no logra su objetivo: De Prada seguirá en el tribunal

El último obstáculo procesal para el comienzo del juicio de la Época I del caso Gürtel ya ha sido superado. El magistrado Javier Martínez Lázaro, instructor de la recusación planteada por Pablo Crespo -el número dos de la organización de Francisco Correa- contra el único miembro progresista del tribunal, José Ricardo de Prada, ha rechazado de plano la petición. El instructor de expediente considera que el intento de apartar a De Prada del caso -por su relación con el primer instructor del caso Gürtel, Baltasar Garzón, y por la participación de su hija en un libro editado por Gonzalo Boye, uno de los abogados de la acusación en futuros juicios de la misma trama, pero no en el de la Época I- es extemporáneo y sólo busca dlitatar y suspender el inicio del juicio. Mañana a las 10 de la mañana arranca la vista con las cuestiones previas -nuevas pruebas, nulidades, prescripciones...- que planteen las partes personadas en el proceso.

La Ley Orgánica del Poder Judicial establece un plazo de 10 días desde que las partes conozcan la composición del tribunal para recursar a cualquiera de sus miembros. En el juicio de la Época I del caso Gürtel-los delitos cometidos por la trama y varios dirigentes del PP entre 1999 y 2005-los miembros del tribunal, entre ellos el recusado, José Ricardo de Prada,se dieron a conocer a los diferentes abogados el 15 de septiembre de 2015. Es desde esa fecha, según Martínez Lázaro, desde la que empezó a contar ese plazo. Pablo Crespo, sin embargo,presentó su escrito contra el único magistrado progresista del tribunal el pasado 22 de septiembre, más de un año después.

La recusación, según Martínez Lázaro, se presentó fuera de tiempo, una vez vencido ese plazo. Porque uno de los motivos argumentados por Crespo, la colaboración de la hija de De Prada en un libro de varios autores -Contrapoder-editado por Boye es anterior a la designación del tribunal de la Gürtel y a que las partes conocieran a sus tres componentes. Lo mismo que las colaboraciones de esta en el diario.es, cuyo secretario del consejo de administración es también Boye.

El abogado de Crespo, Miguel Durán, alegaba en su escrito que había conocido esos hechos gracias a una noticia de OkDiario publicada el pasado 16 de septiembre, pero el instructor del expediente de recusación considera que, en realidad,se trata de una manipulación tendente "a actualizar un hecho antiguo y así propiciar la recusación, no para asegurar la imparcialidad de los magistrados encargados del enjuiciamiento, sino para, fraudulentamente, seleccionar la composición del órgano de enjuiciar", es decir, de la Sala, escribe Martínez Lázaro.

Admitir la recusación basándose en una información periodística muy posterior, según el magistrado de la Audiencia, permitiría a quienes les caducase el plazo de 10 días abrirlo nuevamente si consiguieran la publicación del hecho en cualquier medio."O, por qué no, alegar que había tenido conocimiento delos hechos por informaciones facilitadas por redes sociales, amigos o cualquier otro medio de conocimiento", añade Martínez Lázaro.

Lo mismo ocurre con los actos organizados por Garzón a los que De Prada acudió como ponente. Todos ellos se celebraron en los años 2014 y 2015, así que, para basar una recusación en ellos, ésta debió presentarse a más tardar el 25 de septiembre de 2015 -es decir, 10 días después de que Crespo conociera que De Prada formaba parte del tribunal-y no un año después, a escasos días de que comience el juicio.

La extemporaneidad de la recusación bastaría para inadmitir de plano la petición del 'número dos' de Correa, pero el instructor explica, además, que las causas alegadas por Crespo para intentar apartar a su compañero "carecen de toda entidad para justificar la reclamación" y que el único objetivo que perseguía esta jugada era diltar el proceso y tratar de suspender el juicio que comienza mañana.

Martínez Lázaro también rechaza que la relación de De Prada por Garzón pueda suponer su salida del tribunal, ya que esa relación es "profesional"

Así, la supuesta relación de la hija de De Prada con Boye "no encuentra acomodo en ninguan de las causas de recusación" contempladas por la ley. En primer lugar, porque Boye no actúa como abogado en el juicio que comienza mañana, "por más que que actúe profesionalmente en defensa de las acusaciones en otras piezas separadas" del caso Gürtel. Pero además, como señala el instructor citando sentencias, si segúnel Supremo, la afinidad ideológica de un magistrado no es causa de recusación, "menos aún puede serlo la afinidad ideológica de su hija".

Martínez Lázaro también rechaza que la relación de De Prada por Garzón pueda suponer su salida del tribunal, ya que esa relación es estríctamente "profesional" y "de compañerismo", después de haber coincidido ambos en la Audiencia Nacional durante 20 años. La participación de De Prada en simposios y actos organizados por el primer instructor de Gürtel, se debió a que versaban sobre asuntos en los que el magistrado recusado es experto, como la jurisdicción universal y la justicia transaccional.

"Que se valore el trabajo profesional de un compañero", es decir, de Garzón, "e incluso que se le considere merecedor de un homenaje o que produzca tristeza su condena es normal en relación con quien has trabajado durante más de 20 años", relata Martínez Lázaro en su resolución, en la que, además, recuerda que la causa de recusación alegada -amistad íntima o enemistad manifiesta- debe darse con una de las partes y no con el juez que investigó en un primer momento el caso.

Por último, según el instructor de la recusación, alegar enemistad manifiesta contra Crespo por parte de De Prada al haber sido el primero uno de los querellantes que lograron condenar a Garzón y expulsarlo de la judicatura, es "una mera especulación". "No se alega ningún hecho realizado por el señor De Prada del que pudiese desprenderse enemistad con el recusante. Ni siquiera se indica que el magistrado recusado conociese al recusante o tuviese algún tipo de relación personal con él".

A la recusación presentada por Crespo se había adherido el PP -considerado por el fiscal partícipe a título lucrativo de los delitos de Correa- y otros 14 de los 37 acusados que, a partir de mañana, se sentarán en el banquillo.

Caso Gürtel Despachos Abogados Francisco Correa Partido Popular (PP) Audiencia Nacional Baltasar Garzón Tribunal Supremo Relaciones personales Ley Orgánica del Poder Judicial
El redactor recomienda