LA INVESTIDURA, SOBRE LA MESA DE NUEVO

Ciudadanos urge a un "acuerdo de mínimos" entre PP y PSOE tras la marcha de Sánchez

El número dos de Albert Rivera compareció tras la dimisión de Sánchez este domingo y devolvió al debate político la futura investidura que podría evitar terceras elecciones. "Hay tiempo"

Foto: El vicesecretario de Ciudadanos, José Manuel Villegas, durante una rueda de prensa. (EFE)
El vicesecretario de Ciudadanos, José Manuel Villegas, durante una rueda de prensa. (EFE)

La dimisión de Pedro Sánchez como secretario general del Partido Socialista tras una votación a mano alzada en el comité federal de este sábado en la sede de Ferraz pone encima de la mesa, inevitablemente, la futura investidura de Mariano Rajoy. Cuando apenas faltan cuatro semanas para que se disuelvan las Cortes Generales en caso de que no haya un acuerdo, la gestora que pilotará el PSOE hasta que se elija al nuevo líder socialista deberá encarar una de las decisiones más difíciles para el partido: si se abstiene o no para que el candidato del PP vuelva a ser presidente de España cuatro años más. 

Ciudadanos insiste en “respetar” las decisiones internas de otros partidos y, aunque no hay una valoración específica sobre la marcha de Sánchez al frente de los socialistas, el partido dirigido por Albert Rivera tiene una posición clara: espera que ahora PP y PSOE sean capaces de llegar a un “acuerdo de mínimos” que permita “poner en marcha el país”. El vicesecretario general de la formación naranja compareció este domingo y volvió a recordar que lo urgente es “que haya gobierno” e instó a los dos grandes partidos a iniciar negociaciones ya que permitan desbloquear la situación. "Vamos tarde, pero hay tiempo”, aseguró el número dos de Rivera. 

Villegas reconoció que espera que la solución a esta crisis vivida en el seno del PSOE “sea para bien” e insistió en que “en estas cuatro semanas hay que tomar decisiones y buscar soluciones” que eviten las terceras elecciones. El dirigente de centro sí lanzó algún reproche a la linea marcada hasta ahora por Sánchez al frente del partido, “que estaba en tres noes”, dijo en referencia a “no sentarse a hablar, no a un Gobierno del PP en minoría y no a terceras elecciones”. Ciudadanos está convencido de haber hecho todo lo que estaba en su mano, y aunque asegura que seguirá trabajando por que los españoles no acudan a las urnas por tercera vez en un año, reconoce que la situación en estos momentos “está en manos del PSOE” y su dirección actual que encabeza Javier Fernández según la composición de la gestora.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (i) saluda al candidato a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy (c) en presencia del portavoz del Rafael Hernando (d). (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (i) saluda al candidato a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy (c) en presencia del portavoz del Rafael Hernando (d). (EFE)

El dirigente naranja recordó que para empezar a dialogar sobre el techo de gasto, los presupuestos generales -y los de las comunidades- y hacer frente al reto independentista que siguió avanzando esta semana de la mano de Carles Puigdemont en el Parlament catalán “hace falta tener Gobierno lo primero”. En todo caso, el partido de centro confía en la premisa de que “mejor tarde que nunca” y presionó a PP y PSOE para “desbloquear y negociar la salida a la parálisis existente” sólo un día después de que Sánchez abandonara la secretaría general.

Acuerdo de investidura

Aunque el acuerdo de investidura firmado entre PP y Ciudadanos caducaba el mismo viernes en el que Rajoy no consiguió salir investido el pasado agosto, dirigentes del partido de centro reconocen que el documento de las 150 reformas podría seguir vigente si el PSOE garantiza con su abstención que el debate del conservador sea exitoso. El presidente en funciones acudió a la Cámara Baja con 170 apoyos parlamentarios -137 de su partido, 32 de C’s y el escaño de Coalición Canaria- y sólo le faltan seis para lograr la mayoría absoluta.

La formación naranja aseguran que las reformas y exigencias pactadas en materia de regeneración, lucha contra la corrupción, modelo económico-laboral y políticas sociales siguen siendo la moneda de cambio de Ciudadanos para volver a dar el sí a Rajoy, evitar los terceros comicios y favorecer la formación de un Gobierno en España. Eso sí, Rivera ya reconoció que su partido no volverá a apoyar un debate de investidura en el que el candidato no tenga asegurados todos los votos necesarios.

Sobre los plazos, como afirma el número dos de Ciudadanos, "hay tiempo todavía". En realidad, lo más importante es que los socialistas fijen una postura definitiva para el escenario de otra investidura de Rajoy. A partir de ahí, el Rey abriría una nueva ronda de contactos en el que los representantes de todas las fuerzas parlamentarias explicarían sus posiciones y el monarca debería acreditar que el presidente popular cuenta con los apoyos necesarios para someterse nuevamente a la confianza del Congreso. Si es así, Felipe VI le designaría una vez más como candidato sin temor a otra investidura fallida y el debate sería convocado de inmediato.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios