comité federal socialista

El desembarco de Susana Díaz: el PSOE andaluz toca a rebato para tomar Ferraz

Los críticos solo aceptan someter a votación la creación de una gestora y exigen que si ganan el pulso Pedro Sánchez se vaya de forma inmediata

Foto: Susana Díaz en el comité director del PSOE en Sevilla. (EFE)
Susana Díaz en el comité director del PSOE en Sevilla. (EFE)

La tensión no cede y el reloj corre en contra. El comité federal de este sábado sigue siendo una bomba de relojería. La voluntad expresada por los críticos era buscar "un acuerdo político" que permita salir del atolladero. La oferta de Pedro Sánchez fue dimitir si el comité federal hace un debate político y decide dar paso al Partido Popular en el Gobierno. Los críticos entendieron que la propuesta de Sánchez no es más que "una trampa" e insistieron en que "ya está dimitido". Aseguran que lo único que procede en el cónclave convocado hoy en Ferraz es montar un gestora que administre el futuro inmediato del partido.

Más allá del intercambio de mensajes por la mañana en Twitter de Susana Díaz y Patxi López, ambos confesando que les duele el PSOE, no hubo ni diálogo abierto aún ni figuras pacificadoras para buscar una explosión controlada de un cónclave socialista que es una bomba de relojería. Al menos en eso insistían desde el sector crítico, acusando a Pedro Sánchez de falsear la realidad al mostrarse proclive a un acuerdo que ni siquiera había tratado de negociar.

En el PSOE andaluz tocaron a rebato en un momento clave. Los dirigentes han trasladado a sus miembros del comité federal, entre 50 y 60 de los casi 300 integrantes, que era preferible que estuvieran en Madrid la noche del viernes para presentarse el sábado en Ferraz a primera hora. De hecho Susana Díaz y su equipo de colaboradores, así como la mayoría de los secretarios provinciales, bajaron del AVE al mediodía y estuvieron ya reunidos y abriendo contactos con el resto de federaciones críticas. "La noche va a ser larga", señalaron fuentes del PSOE andaluz. Todos los barones contrarios a las tesis de Sánchez tenían convocada una cena.

De momento no hay salidas. La versión del sector crítico es que han trasladado la voluntad de alcanzar un acuerdo político, "siempre respetando los estatutos", según insisten, para dar una salida lo más digna posible a esta guerra. Eso sí, subrayan que Sánchez ya está dimitido, con la marcha de los 17 miembros de su ejecutiva, y que si quiere seguir liderando al PSOE deberá presentarse a un congreso en los próximos meses. El anuncio realizado por el líder socialista en Ferraz pasadas las ocho y media no había sido trasladado previamente a sus contrarios.

Desde el lado del aparato federal insistieron durante todo el día en que el debate había tomado una deriva jurídica que complicaba el acuerdo político. El secretario de Organización, César Luena, trasladó a sus fieles la idea de que todo esto va a terminar en los tribunales y se mostró totalmente convencido de que están amparados legalmente al cien por cien.

La presidenta del Comité Federal del PSOE, Verónica Pérez, rodeada de periodistas en la sede de la calle Ferraz. (EFE)
La presidenta del Comité Federal del PSOE, Verónica Pérez, rodeada de periodistas en la sede de la calle Ferraz. (EFE)

Los dirigentes socialistas están convocados hoy en Ferraz a las nueve de la mañana. Aún no se sabe cuál será el orden del día. Los críticos aseguran que se constituirá la mesa presidida por la sevillana Verónica Pérez, que se ha declarado la máxima autoridad del PSOE, y será ella la que ordene y dirija el debate. Desde esta facción no admiten el orden del día aprobado por una ejecutiva que consideran que ya estaba disuelta ni aceptan, de momento, votar la celebración de un congreso extraordinario en noviembre con primarias en octubre. Tampoco admiten el calendario previsto antes de las dimisiones de la ejecutiva, con congreso federal ordinario en diciembre.

La única decisión que quieren someter a votación es la creación de una gestora. Si ganan, dan por hecho que Pedro Sánchez tendrá que irse. Más después de lo dicho a 12 horas del comité federal. Los críticos se cuentan la mayoría de los votos y quieren doblarle el pulso al secretario general pero sin entrar a debatir en profundidad sobre el sí, el no o a la abstención a Rajoy. Creen que Sánchez insiste en su idea de identificar ante toda la militancia a los dirigentes territoriales que han pedido su dimisión como los que han dado paso a cuatro años más de Mariano Rajoy.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios