y no con los padres de acogida

El TS rechaza todos los recursos: el niño de Sueca se queda con su madre biológica

El alto tribunal, que no entra en el fondo del asunto, asegura que no es competente para estudiar impugnaciones sobre resoluciones de acogimiento y adopción

Foto: Maria José, madre biológica del menor. (Efe)
Maria José, madre biológica del menor. (Efe)

Juan Francisco, el niño que pasó cuatro años con una familia de Sueca (Valencia) en situación de acogimiento preadoptivo, seguirá con su madre biológica, como estableció la Audiencia de Asturias, por no haber aceptado su progenitora, la española de origen ecuatoguineano María José Abeng, su entrega. La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha inadmitido a trámite los recursos presentados por el fiscal, la consejería asturiana de Servicios Sociales y los padres de acogida, Alberto Bordes y Noelia Asunción Estornell. ¿La razón?: Las resoluciones sobre acogimiento y adopción no son materia de recurso ante el Tribunal Supremo.

La decisión de la Sala de lo Civil se ha adoptado esta mañana y, hasta el momento, solo ha trascendido su fallo, es decir, la inadmisión a trámite de los recursos. Pero fuentes del alto tribunal aseguran que el auto, cuando esté redactado, no se pronunciará sobre el fondo del asunto, solo sobre un aspecto formal. Esas mismas fuentes recuerdan que es doctrina de alto tribunal que contra las resoluciones en materia de adopción "no caben recursos extraordinarios", como es el de casación ante el Tribunal Supremo. La última palabra la tienen las audiencias provicinciales, y en este caso, la de Asturias, cuya resolución de entregar el menor a su madre biológica es firme.

El auto de la Audiencia de Asturias, dictado el pasado marzo, estimó un recurso de apelación de María José Abeng (de 19 años), la madre biológica de Juan Francisco, y consideró que no se encontraba en ninguna causa de privación de la patria potestad sobre el menor, por lo que para darlo en adopción, era necesario su consentimiento, consentimiento que ella jamás prestó. Ha sido la ejecución de esa resolución la que ha obligado a los padres de acogida a entregárselo.

Los padres adoptivos. (Efe)
Los padres adoptivos. (Efe)

Tras la campaña mediática protagonizada por los padres de acogida para tratar de retener al menor, Abeng publicó una dramática carta en la que contó como quedó embarazada del niño con 14 años mientras se encontraba en un centro de acogida de menores de Asturias. En su mensaje aseguraba que los servicios sociales del Principado le arrebataron al menor sin su consentimiento e incluso le prohibieron visitarlo. También reiteraba que ella nunca aceptó que su hijo fuera adoptado por otra familia y negó las acusaciones de alcoholismo de los padres de acogida.

Como consecuencia de la decisión de la Audiencia de Asturias, los padres de acogida entregaron el pasado 4 de septiembre al niño en el cuartel de la Guardia Civil de Patraix (Valencia) al que también acudió Abeng. Solo lo hicieron después de que se les adviertiera de que, en caso de no hacerlo, serían detenidos. Tanto a la entrada como a la salida de los padres de acogida se vivieron momentos de tensión, con una crisis nerviosa de Noelia Estornell y el desmayo de una de sus acompañantes.

Según Abeng, la madre biológica, cuando dio a luz a su hijo no le dejaron verle y se le comunicó que iba a ser dado en adopción. Después comenzaron las visitas programadas que, según la joven, empezaron a reducirse en tiempo y frecuencia sin que ella pudiera hacer nada por evitarlo. “Fueron años de peleas en tribunales, de cerrarme la puerta en las narices, de incomprensión, de crueldad despiadada. Y les digo: No. Nunca he bebido, como se ha atrevido a decir el Sr. Vila [el abogado de los padres de acogida], nunca he fumado, nunca me he drogado, ni nunca me han maltratado. Aquí está mi cuerpo para hacerme las pruebas que consideren. No me quitaron a mi hijo por tener mala vida”, se lee en la carta de Abeng.

 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios