la formación debate su futuro

Iglesias y Errejón discrepan en público visualizando los dos modelos de Podemos

El líder de la formación criticó en un mitin de En Marea el 'Podemos amable' con el que se identifica la candidatura errejonista. El número dos no tardó en replicar sus argumentos

Foto: El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (d), y el portavoz del Grupo Podemos-En Comú-En Marea, Íñigo Errejón, durante la sesión constitutiva de las Cortes. (EFE)
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (d), y el portavoz del Grupo Podemos-En Comú-En Marea, Íñigo Errejón, durante la sesión constitutiva de las Cortes. (EFE)

El 'nuevo Podemos' que saldrá del próximo congreso extraordinario del partido, todavía sin fecha, se debate entre dos modelos de partido, que enarbolan Pablo Iglesias, por un lado, e Íñigo Errejón, por otro. Hoy ambos dirigentes han mostrado sus discrepancias en público sobre la estrategia a seguir, después de que el secretario general utilizase un mitin de En Marea para enviar un recado en clara clave interna.

El líder de la formación criticó el 'Podemos amable' con el que se identifica la candidatura errejonista, el Podemos que pretende "no dar miedo", dejándose absorber en la política institucional como un partido más. "Mientras yo esté aquí no vamos a ser como ellos", aseguró sobre el estrado dejando claro la incompatibilidad entre su proyecto y el liderado por el número dos, quien reacción pocos minutos después en Twitter: "A los poderosos ya les damos miedo, ese no es el reto. Lo es seducir a la parte de nuestro pueblo que sufre pero aún no confía en nosotros".

La respuesta del secretario político, que más allá de no dudar en darse por aludido decidió visibilizar un debate interno que hasta ahora se había limitado a cargos intermedios y circunscrito al ámbito madrileño, tuvo también una pronta contrarréplica. "Sí compañero Errejón, pero en junio dejamos de seducir a un millón de personas. Hablando claro y siendo diferentes seducimos más", defendió Iglesias. Instantes después, numerosos dirigentes, afines a uno u otro sector, seguían la estela de ambos líderes reforzando sus argumentos. Irene Montero, Ramón Espinar, Jorge Moruno o Juan Carlos Monedero fueron solo algunos de ellos.

 Desde el sector afín a Pablo Iglesias, su jefa de gabinete Irene Montero contestaba que "seducir es ternura con los de abajo y dientes afilados con los de arriba. Ayudar a los más a sacudirse el miedo", mientras que el portavoz en el Senado y cara visible de la candidatura pablista para las primarias en Madrid, Ramón Espinar, añadía que "no les da miedo un partido, les da miedo la gente. La clave es no ser partido, sino herramienta de la gente".

El responsable de discurso Jorge Moruno, muy cercano al número dos, tambien intervino en el debate: "Ya sabemos que no somos como ellos. El debate está en ver qué somos nosotros para conseguir que ellos sean menos y nosotros más". El primer asalto público entre pablistas y errejonistas protagonizado por sus máximos exponentes acaparó los focos, tras visualizarse una coyuntura interna que siempre se había intentado negar, y fue el propio Iglesias quien trató de zanjar la discusión y barnizar el enfrentamiento: "Mientras otros se mandan recados subliminales, en Podemos estamos orgullosos de debatir con las puertas abiertas. Ser diferentes es eso". Errejón se brindó a apacigar la situación, aunque aprovechando para aportar un último matiz: "Sin duda. Llegamos lejos pensando con categorías propias. Debemos seguir haciéndolo para recuperar nuestro país. Seguimos".

Iglesias y Errejón discrepan en público visualizando los dos modelos de Podemos

La batalla por el control de Podemos, cuyo epicentro es Madrid, se ha extendido a otras dos comunidades -Extremadura y Andalucía- y a una docena de ciudades con más de cien mil habitantes. Estas asambleas autonómicas y muncipales rematarán el próximo 9 de noviembre con la renovación de las estrategias políticas y el modelo organizativo, así como con la elección de nuevas direcciones mediante primarias abiertas. Unos procesos que servirán para medir las fuerzas de los principales sectores enfrentados cuya batalla final se dará en la asamblea estatal, una suerte de Vistalegre II para cuya celebración se baraja el próximo mes de febrero.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios