Interrogan a media docena de conocidos de Diana Quer vinculados con la delincuencia
  1. España
la guardia civil investiga en sus redes sociales

Interrogan a media docena de conocidos de Diana Quer vinculados con la delincuencia

Los agentes encauzan una línea de investigación que se centra en un grupo de personas con las que la chica se juntaba y que el padre desconocía, según el propio Juan Carlos Quer

placeholder Foto: Diana Quer, a la izquierda, y su hermana Valeria. (Facebook)
Diana Quer, a la izquierda, y su hermana Valeria. (Facebook)

La Guardia Civil lleva dos días interrogando a un grupo de conocidos de Diana Quer López-Pinel con los que la chica se juntaba y que estarían vinculados con el mundo de la delincuencia. La toma de declaraciones comenzó el domingo, y se centra en el entorno de la joven tanto en A Pobra do Caramiñal (A Coruña) como en Pozuelo de Alarcón y Boadilla del Monte (Madrid), donde la familia pasaba el verano y el curso escolar respectivamente. Los interpelados continuaron declarando durante este lunes y proseguirán prestando testimonio durante los próximos días.

[Lea aquí: Diana Quer, retrato de una familia]

El padre de Diana, Juan Carlos Quer, admitió ayer en el programa 'Espejo público' su sorpresa al conocer el tipo de personas con las que iban sus hijas. "Me sorprende encontrar que tuvieran entre sus amigos a determinadas personas, nunca lo imaginé; hablo de personas que pueden estar bordeando la ley; se me antoja difícil, pero desafortunadamente ciertas de esas amistades estaban en el entorno", aseguró el padre de la chica, que lleva desaparecida desde el pasado 22 de agosto, cuando volvía de las fiestas del pueblo pasadas las dos de la madrugada.

Se amplía la búsqueda de Diana Quer fuera de España

Tras varios días de investigación, la Guardia Civil por fin ha centrado sus pesquisas en una línea que parece encajar con otros indicios que han llegado a la Comandancia de A Coruña. La toma de declaración del círculo de personas "poco recomendables", como las denomina Juan Carlos Quer, llevará días, pues cada testimonio requiere tiempo, paciencia y análisis posterior. Así lo explican las fuentes del instituto armado consultadas por El Confidencial, que aventuran aún varias jornadas de intenso trabajo para tratar de encajar el puzle que arroje luz sobre las causas de la desaparición de la joven madrileña de 18 años.

Los interrogatorios están teniendo lugar tanto en Galicia como en la Comunidad de Madrid, donde Diana también tenía contacto con este tipo de gente. Conforme vayan desarrollándose las entrevistas de los investigadores, estas previsiblemente irán arrojando más información útil para los responsables de las pesquisas, que tratarán de ir contrastando todo con las declaraciones de los testigos y los datos aportados por los ciudadanos.

También será útil para confrontar las conclusiones que provengan de los interrogatorios la información que la Guardia Civil obtenga de los dispositivos electrónicos utilizados por Diana. Desde su teléfono móvil hasta su ordenador, pasando por cualquier otro aparato que la chica utilizara. Las redes sociales que usaba, los 'emails' que enviaba o los archivos que guardaba están siendo objeto de rastreo detallado por parte de los agentes responsables de las pesquisas que instruye el Juzgado número 1 de Ribeira, que decretó el secreto de las actuaciones con fin de preservar la buena marcha de la investigación.

La Guardia Civil, de hecho, está tratando de evitar cualquier filtración con el fin de no entorpecer el trabajo del departamento de desaparecidos, ya que, como dijo el propio jefe de la Comandancia de A Coruña, Francisco Javier Jambrina Rodríguez, es necesario evitar que trascienda cualquier dato que pueda poner en peligro la investigación. Además, añadió el coronel, "detrás hay una familia que está sufriendo y cualquier cosa podría crearle falsas expectativas".

La chica, de 18 años, desapareció el pasado 22 de agosto. Tras pasar la noche en las fiestas del pueblo con sus amigas, regresó a casa poco después de las dos de la madrugada. De camino, intercambió mensajes telefónicos con un amigo de Madrid a eso de las 2:40. Casi una hora después, recibió un audio de otra amiga que le decía que la quería mucho. En algún momento entre esos dos contactos o después del segundo, entró en su casa y se cambió de ropa. Luego, abandonó la que era su vivienda de vacaciones.

La Guardia Civil trata de reconstruir lo que ocurrió en toda esa noche para intentar sacar conclusiones que permitan esclarecer dónde y con quién se fue Diana. Los investigadores trabajan con firmeza y sin prisa, con el fin de no dar ningún paso en falso, sobre todo después de que las pistas iniciales no apuntaran al camino más adecuado. Conocer con exactitud las 48 horas previas a la desaparición resulta fundamental para saber lo que ocurrió, explican desde la Guardia Civil, que prefieren no aventurar nada de lo que pueda ocurrir y hacia dónde apuntan las declaraciones que se están tomando estos días.

En paralelo a la investigación, el instituto armado continúa peinando la zona con el fin de tratar de localizar algún rastro de la joven desaparecida. Los responsables de la Comandancia de A Coruña han decidido interrumpir las batidas masivas y sustituirlas por búsquedas de expertos de la Guardia Civil, como de hecho explicó ayer el propio Juan Carlos Quer en la mencionada entrevista televisiva.

Guardia Civil Desaparecidos Caso Diana Quer Delincuencia Pozuelo de Alarcón Galicia
El redactor recomienda