14 aspirantes a una sola plaza

Interior busca un número dos que renueve una cúpula policial dañada por las polémicas

Se tiene la intención de esperar a la formación del Gobierno para nombrar al director adjunto operativo, al menos que este trámite se alargue demasiado

Foto: El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, junto al secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez. (EFE)
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, junto al secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez. (EFE)

El Ministerio del Interior afronta, en paralelo a las conversaciones políticas previas a la sesión de investidura de Mariano Rajoy, la búsqueda de un nuevo director adjunto de la Policía Nacional que ponga fin a las polémicas internas sufridas por la cúpula y que han dañado a la institución en los últimos meses. Tras la jubilación del anterior responsable, Eugenio Pino, el pasado junio, el departamento dirigido por Ignacio Cosidó ha sacado la plaza a concurso por primera vez en su historia, y en cumplimiento de lo que ordena la nueva Ley de Personal de la Policía, aprobada en esta legislatura.

A la ansiada plaza aspiran nada menos que 14 comisarios principales, máxima categoría profesional que existe en el cuerpo y exigida por la mencionada normativa para optar al cargo de director adjunto operativo, número dos de la corporación por debajo de Cosidó. Entre los 14 candidatos, se encuentra el que fuera responsable de Asuntos Internos, Marcelino Martín Blas, que en principio estaría descartado por no cumplir uno de los requisitos establecidos también en la citada ley, el de contar con titulación universitaria. Su propuesta, además, no parece la mejor, teniendo en cuenta que se jubila el próximo año y forma parte del grupo de comisarios enfrentados en la cúpula policial.

En concreto, Martín Blas ha sido señalado por los directivos de la Banca Privada de Andorra por ser quien, según ellos, les amenazó con hacer caer la entidad financiera si esta no se prestaba a aportar información económica sobre Artur Mas, Oriol Junqueras y Jordi Pujol. El exjefe de Asuntos Interiores también ha sido el responsable de la investigación del caso Nicolay, que ha conllevado un enfrentamiento personal entre él y el comisario José Villarejo, recién jubilado y protagonista de numerosas polémicas vinculadas a otros tantos procedimientos judiciales, como el caso de la doctora Elisa Pinto y el empresario Javier López Madrid o el ático de Ignacio González, a quien el mando policial grabó una conversación en un establecimiento hostelero de Madrid.

José Luis Olivera, comisario principal y director del Centro de Inteligencia del Terrorismo y el Crimen Organizado.
José Luis Olivera, comisario principal y director del Centro de Inteligencia del Terrorismo y el Crimen Organizado.

El aspirante con más opciones a ocupar la plaza de director adjunto operativo es, 'a priori', el comisario principal José Luis Olivera, hasta ahora máximo responsable del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) y creador de departamentos tan determinantes para la Policía en los últimos años como la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) y la Unidad contra la Delincuencia y el Crimen Organizado (UDYCO). Olivera también ha comandado la Unidad de Delitos Especializados y Violentos (UDEV).

Entre la docena de aspirantes que restan, destacan el actual director adjunto operativo en funciones y subdirector de Recursos Humanos de la corporación, Antonio Rodríguez, o el subdirector de Logística del cuerpo, Miguel Ángel Nogal. Ambos forman parte de lo que se conoce como cúpula policial y, por lo tanto, conocen lo que ha ocurrido estos años en la institución de primera mano. 

Además, también optan a encabezar la corporación el exjefe superior de Melilla y de Cantabria Ángel Riesco, actualmente destinado el Consejo Asesor de la Policía; el jefe superior de Ceuta, Alfonso María Sánchez Núñez; el jefe superior de Asturias, Ignacio José Díaz Salazar; el comisario general de Seguridad Ciudadana, Florentino Villabona; el jefe superior de Aragón, José Villar del Saz, y el jefe superior de Castilla y León, Manuel Javier Peña Echevarría.

José Manuel Villarejo, comisario de la Policía.
José Manuel Villarejo, comisario de la Policía.

Aunque la plaza salió publicada al tiempo que se jubilaba Pino, lo cierto es que Interior aún no ha tomado una decisión. Fuentes policiales aseguran que el departamento todavía dirigido por Jorge Fernández Díaz tiene la intención de esperar a que se forme el nuevo Gobierno para designar al director adjunto, pero la cosa podría adelantarse en el caso de que la sesión de investidura de Mariano Rajoy, prevista para finales de este mes, no sacara nada en claro y España se encaminara a unas terceras elecciones. En ese supuesto, las fuentes consultadas aseguran que posiblemente habría que elegir entonces al número dos del cuerpo. 

El nuevo jefe policial, en cualquier caso, tendrá que elegir una nueva cúpula alejada de las polémicas entre Villarejo y Martín Blas, que por otro lado -y al menos en parte- podrían solucionarse por sí mismas, dado que el primero ya se ha jubilado y el segundo está previsto que lo haga en 2017. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios