Un error informático paraliza en el juzgado la querella de Escañuela contra Cardenal
  1. España
dos juzgados abren sendas causas en paralelo

Un error informático paraliza en el juzgado la querella de Escañuela contra Cardenal

El escrito fue remitido a dos tribunales diferentes, que han tramitado el caso de forma distinta; tras entenderse, el expresidente del tenis español ha recusado al juez

placeholder Foto: José Luis Escañuela y Gala León, durante la rueda de prensa que ofrecieron hace un año tras el acuerdo del Tribunal Administrativo del Deporte de suspenderle de sus funciones por un mes. (EFE)
José Luis Escañuela y Gala León, durante la rueda de prensa que ofrecieron hace un año tras el acuerdo del Tribunal Administrativo del Deporte de suspenderle de sus funciones por un mes. (EFE)

La lentitud de la Justicia no solo tiene su raíz en el ínfimo número de jueces o en la escasez de medios de los tribunales españoles. También viene provocada por las decisiones de los propios demandantes e incluso por errores informáticos. Es el caso de la querella que interpuso el expresidente de la Real Federación Española de TenisJosé Luis Escañuela, el pasado mayo, contra el presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal.

El Registro de plaza de Castilla -sede de los juzgados de instrucción de Madrid-remitió el asuntoa dos magistrados diferentes. Los titulares delos juzgados 31, Antonio Serrano-Arnal, y 36, Juan Antonio Toro, recibieron la causa a la vez, y el sistema informático no detectó el fallo. Ambos jueces, por lo tanto, comenzaron a tramitar la causa en paralelo. El primero abrió diligencias, mientras el segundo ordenó requerir a la parte demandante más documentación, ya que lo que llegó a sudespacho fue la copia de la querella sin los informes adjuntos que Escañuela habíapresentado junto al original.

Al percatarse ambos juzgados de que la causa se estaba tramitando en paralelo, el Juzgado 36 requiere al 31 las actuaciones. Serrano-Arnal remite toda la documentación a su compañero, al tiempo que el querellante presenta un escrito en el que solicita que sea el 31 el juzgado que se haga cargo de la investigación, recurso que aún está pendiente de resolución por parte del magistrado titular. En paralelo a esta petición, Escañuela entregó otro escrito ante el Juzgado 36 que reclamaba la recusación del juez Toro.

El exresponsable del tenis español argumentó que el magistrado mantenía una relación de amistad con el presidente del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD),Enrique Arnaldo, nombrado por Cardenal y contra quien meses atrás Escañuela había interpuesto una querella. El Juzgado número 25 finalmente desimputó a Arnaldo, lo que permitió a este último seguir al frente del organismo, que por aquel entonces barajaba el modo de abrir un expediente al presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, próximo a su homólogo en el tenis.

Además de pedir la recusación del juez por el asunto de Arnaldo -quien por otra parte nada tiene que ver con la querella de Escañuela contra Cardenal-, el expresidente de la Federación de Tenis reclamó que el Juzgado 36 archivara el procedimiento. Pretendía así que devolviera la causa al 31 con el fin de que fuera este el único juzgado que investigara, yaque el demandante entiende que ahí tiene más posibilidades de prosperar su querella. Ante la petición de archivo, el magistrado Toro, sin embargo, dio por desistido al denunciante.

Sin estar admitida a trámite aún la querella en el 36, por lo tanto, la decisión del juez parecía abocar la causaal archivo. Pero Escañuela se dio cuenta de su error y recurrió la resolución de Toro con el argumento de que él nunca había hablado de desestimiento. El magistrado citó al exresponsable del tenis español para que se ratifique en su marcha atrás, con lo que el querellante seguiría adelante únicamente con la solicitud de recusación, que sería derivada a la Audiencia Provincial, que determinaría si es o no razonable.

En el caso de que el alto tribunal madrileño aceptara la recusación, también debería decidir qué juzgado se queda con la competencia de la causa, que podría caer en el 31, que entendió del asunto en paralelo al 36, aunque también existe la posibilidad de que el procedimiento pasara a manos del Juzgado número 9, que es el que sustituye por normativa a la sala del juez Toro. Esto último, según fuentes jurídicas consultadas, sería lo más lógico.

Escañuela se querelló contra Cardenal en el marco de la polémica que surgió tras el nombramiento de Gala León como capitana del equipo de la Copa Davis de tenis. Argumentó que un alto directivo del CSD había reconocido que las auditorías a las que se sometieron Villar y él habían sido instigadas por el presidente del Consejo Superior de Deportes. Acusó a este último, con esa base, de prevaricación, revelación de secretos y falsedad documental, delitos que el auto inicial dictado por el juez Serrano-Arnal recogió en el auto que admitió a trámite la querella en su juzgado el pasado 13 de mayo, antes de que toda la causa pasara al 36.

El escrito de Escañuela contra Cardenal fue valorado por Cardenal como una querella más de las varias que le ha puesto el exresponsable del tenis español "en estos cuatro años". "Saben que no sirven para nada", aseguró el presidente del CSD una semana después de que se presentara la denuncia. "Si lo que pretenden es que no cumplamos con nuestra obligación de luchar contra las prácticas ilegales, continuarán fracasando", añadió en referencia al escrito de Escañuela y a las otras acciones judiciales emprendidas contra él por Villar.

José Luis Escañuela Miguel Cardenal Tenis Real Federación Española de Tenis Ángel María Villar Real Federación Española de Fútbol Gala León
El redactor recomienda