Tráfico: Control de radares: cuándo, dónde y cómo cazan a los conductores que corren de más. Noticias de España
ley de transparencia

Control de radares: cuándo, dónde y cómo 'cazan' a los conductores que corren de más

El análisis de las casi ocho millones de multas por exceso de velocidad notificadas entre 2013 y 2015 permite conocer cómo la DGT sanciona una de las infracciones más comunes

Foto: Los radares móviles pusieron más de 3,34 millones de multas entre 2013 y 2015.
Los radares móviles pusieron más de 3,34 millones de multas entre 2013 y 2015.

Como cada operación de salida en verano empieza un fin de semana marcado en rojo por muchas familias. La mitad regresa con tristeza a casa y al trabajo tras las vacaciones. La otra mitad ocupa los puestos abandonados por sus compañeros en la playa y los chiringuitos. Ambos grupos se encontrarán en las carreteras en la época del año con más circulación. Sin ir más lejos, la Dirección -General de Tráfico (DGT) estima que este mes de agosto habrá unos 43 millones de desplazamientos.

Agosto no es sólo uno de los meses con mayor tráfico por las carreteras españoles sino también cuando se ponen más multas por exceso de velocidad. Así se desprende del análisis realizado por El Confidencial de las cerca de ocho millones de sanciones (una media de 7.233 al día) impuestas por la DGT por este motivo en 2013, 2014 y 2015 (las infracciones ocurridas en las provincias catalanas y vascas no están incluidas al tener transferidas las competencias en materia de tráfico). El detalle de cada uno de estos 7,9 millones de registros, a las que este medio ha tenido acceso a través de la Ley de Transparencia, permite conocer mejor cómo se sanciona una de las infracciones más comunes por parte de los conductores.

Índice

  1. ¿Cuándo se ponen las multas de velocidad?
  2. ¿Qué radares ‘cazan’ a más conductores?
  3. ¿Dónde se localizan las infracciones?
  4. ¿Qué vehículos reciben más multas?
  5. ¿Cuánto dinero recaudan los radares?
  6. Los 50 radares que más multas ponen
  7. Consulta los radares de tu provincia

1. ¿Cuándo se ponen las multas de velocidad?

Como se ha mencionado anteriormente, agosto ha sido el mes que más multas por exceso de velocidad ha registrado tradicionalmente en los tres años analizados. La explicación a este fenómeno hay que buscarla en el aumento de desplazamientos por las vacaciones. O lo que es lo mismo: a mayor circulación, más multas por superar el límite de velocidad.

Sin embargo, el pasado año hubo una excepción al pico de agosto. Los meses de marzo, abril y mayo superaron el umbral de las 300.000 sanciones por correr más de la cuenta, un límite que sólo había sido sobrepasado en agosto de 2014. El récord de abril de 2015, con casi 379.000 multas notificadas, puede deberse a la coincidencia de varios festivos y puentes en un mismo mes: Semana Santa, la festividad del 23 de abril en Cataluña, Aragón y Castilla y León y el puente de Mayo. El Confidencial se ha puesto en contacto con la DGT para buscar respuestas a esta y otras cuestiones surgidas a partir del análisis de los datos, pero el gabinete de prensa ha declinado hacer ninguna valoración de "datos estadísticos proporcionados a través de Transparencia".

Fruto de este repunte, 2015 fue el año con más sanciones por exceder la velocidad permitida, con cerca de 3,29 millones de multas. En 2014 hubo 2,46 millones y en 2013, 2,17 millones.

El aumento del tráfico también influye en qué días de la semana se ponen más multas de velocidad. Los jueves se inicia el repunte de este tipo de sanciones, un factor pico que se acentúa los fines de semana, sobre todo los viernes. De nuevo, la causa que explica este patrón es la salida masiva de conductores de las grandes ciudades aprovechando los fines de semana y puentes festivos. [volver arriba]

2. ¿Qué radares 'cazan' a más conductores?

Los radares señalizados -fijos y de tramo- notificaron casi seis de cada diez infracciones recogidas entre 2013 y 2015 por superar la velocidad permitida. En concreto, los aparatos fijos sumaron cuatro millones de sanciones, por el medio millón de los radares de tramo. Por su parte, los sistemas que dependen de la actividad de los agentes de tráfico -móviles y helicópteros- registraron más de 3,3 millones de multas. Los helicópteros Pegasus denunciaron a casi 14.000 conductores desde su puesta en marcha en marzo de 2013 hasta diciembre del pasado año.

Los datos proporcionados a El Confidencial por la DGT muestran comportamientos diferentes de los detectores automáticos y los radares ‘humanos’. En primer lugar, la evolución de las multas notificadas por los sistemas fijos y de tramo muestra una curva similar a la total. De ello se puede deducir que la actividad de los aparatos automáticos tiene una correlación directa con la cantidad de desplazamientos.

En cambio, la curva de las multas notificadas por los radares móviles apenas tiene similitudes con la evolución total. Lo más destacable de las infracciones detectadas por los sistemas colocados por los agentes de tráfico son los valles que se producen en diciembre y enero, coincidiendo con las navidades y la época en la que se agotan los días de vacaciones no disfrutados durante el año.

El segundo punto que difiere radicalmente los detectores automáticos de los radares ‘humanos’ es la gravedad de las sanciones impuestas por cada sistema. El 95% de las multas de los radares fijos y de tramo no supusieron pérdida de puntos para los conductores, es decir, fueron infracciones que rebasaron ligeramente el límite de velocidad establecido.

Todo lo contrario sucede con las infracciones detectadas por los sistemas controlados por los agentes de tráfico. Una de cada cuatro sanciones impuestas por los radares móviles restó puntos a los conductores, una proporción que aumenta en las multas notificadas por helicóptero. O lo que es lo mismo: los excesos de velocidad detectados por estos sistemas son más graves, con velocidades muy por encima de lo permitido, lo que evidencia que los radares ‘humanos’ pillan por sorpresa a los conductores que intentan aprovechar la ausencia de sistemas fijos para correr más de la cuenta. [volver arriba]

3. ¿Dónde se localizan las infracciones?

Nueve provincias superaron las 100.000 multas de velocidad notificadas en 2015, por las cuatro de un año antes y las dos de 2013. Madrid lidera la clasificación con cerca de 400.000 infracciones sancionadas, algo lógico si se tiene en cuenta su elevada densidad de tráfico. La ausencia de datos globales de densidad de tráfico por provincias no permite comparar estos datos absolutos. La posible relación de estas cifras con el parque de vehículos o el número de conductores llevaría a error, ya que una persona o un automóvil empadronados en una provincia podrían ser multados en otra diferente.

Tan solo once provincias han visto reducir el número de multas respecto a 2014: Huelva, Toledo, Castellón, Teruel, Valencia, Zamora, Guadalajara, Almería, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas y Albacete. Por su parte, cinco han duplicado los guarismos en este mismo periodo: Cantabria, Asturias, Murcia, Huesca y Pontevedra. La provincia gallega ha pasado en un año de ser la novena a la cuarta región que más infracciones notifica por superar los límites de velocidad.

Pontevedra es también una de las provincias con mayor porcentaje de sanciones que acarrearon pérdida de puntos del carné de conducir entre 2013 y 2015. Solo le superan Cantabria, Las Palmas, A Coruña y Almería. En el lado opuesto de la balanza se sitúan Madrid y Baleares, donde el 92% de las infracciones por superar la velocidad permitida no restó ningún punto a los conductores.

Por último, Salamanca es la provincia donde los radares móviles han tenido mayor actividad sancionadora: el 92% de las infracciones detectadas en la provincia charra entre 2013 y 2015 se notificaron por este método. La antítesis a este aspecto se encuentra en Málaga y Sevilla, donde más del 80% de las multas fueron impuestas por sistemas fijos y de tramo.

[volver arriba]

4. ¿Qué vehículos reciben más multas?

Los turismos copan las multas por exceso de velocidad, algo normal teniendo en cuenta que dos de cada tres vehículos registrados en España son coches. 6,6 de los 7,9 millones (84%) de las sanciones impuestas entre 2013 y 2015 tuvieron como destinatarios conductores de turismos. Muy alejados de estas cifras se sitúan otros dos tipos de coches: los monovolúmenes o vehículos mixtos adoptables (369.000 multas) y los todoterrenos (321.000). A continuación se sitúan las furgonetas (204.000) y los camiones (154.000).

Entre los datos facilitados por la DGT a El Confidencial también figuran multas por exceso de velocidad a vehículos tan inesperados como autobuses (14.270 sanciones entre 2013 y 2015), ambulancias (6.600), coches fúnebres (1.143) o tractores (987).

Con gran diferencia, los conductores de motocicletas son los que recibieron las sanciones más graves: tres de cada diez multas llevaron aparejadas la pérdida de algún punto del carné de conducir. Muy lejos de este porcentaje se sitúan las furgonetas, las siguientes en la lista. En el lado opuesto, más del 90% de las multas notificadas a autobuses y tractocamiones no ocasionaron la pérdida de ningún punto a los denunciados.

La gravedad de las multas de estos vehículos está íntimamente relacionada con la forma de detección. Las motos son los vehículos más ‘cazados’ por los radares móviles en términos porcentuales: seis de cada diez multas a motociclistas por superar la velocidad permitida fueron notificadas por sistemas ‘humanos’. Camiones y furgonetas también superan el 50% de detección por parte de radares móviles. Y como se ha visto anteriormente, la gravedad de las infracciones aumenta considerablemente en los sistemas manejados por los agentes de tráfico. [volver arriba]

5. ¿Cuánto dinero recaudan los radares?

La DGT recaudó 165 millones de euros por multas de velocidad en cada uno de los dos últimos años, por los 161 millones que ingresó en 2013. Sin embargo, el organismo dependiente del Ministerio del Interior hubiera podido ingresar hasta 410 millones de euros en 2015 por este concepto.

¿Cómo se explica este contraste? La respuesta se encuentra en el pronto pago, una opción voluntaria que permite a los conductores ahorrarse el 50% de la multa si la abonan en los 20 días naturales siguientes a su notificación. No es de extrañar por tanto que la recaudación efectiva de la DGT se sitúe ligeramente por debajo del 50%. Este porcentaje se sitúa en el 40% en 2015, circunstancia que se explica además por que muchas de las multas impuestas a final de año todavía podían pagarse a lo largo de 2016.

Los radares móviles logran mayor porcentaje de recaudación que los fijos. Además, los detectores controlados por agentes de circulación -móviles y helicópteros- imponen de media multas de mayor cuantía que los sistemas automáticos, una circunstancia íntimamente relacionada de nuevo con la mayor gravedad de las infracciones detectadas por los radares móviles. [volver arriba]

6. Los 50 radares que más multas ponen

El radar fijo de la A-6 a su paso por Las Rozas (Madrid) ha desbancado del trono al de tramo de la A-45 (Málaga) -que ha desaparecido de la lista- como el que más multas puso en 2015. En tan solo un año, el radar de Las Rozas ha pasado de notificar 61.300 infracciones a casi 68.600, la cifra más elevada de los cinco últimos años. El pódium lo completa un segundo radar de tramo de la A-45 (Málaga) y el del túnel de Guadarrama, también de tramo. La cuarta posición es para el radar de la A-55 a la altura de Mos (Pontevedra), que ha debutado en esta lista con más de 49.000 infracciones notificadas el pasado año.

En cuanto a los radares móviles, el kilómetro 161 de la A-1, cerca de Aranda de Duero (Burgos), es el punto que más conductores ha ‘cazado’ en 2015, con 7.200 multas, una cifra considerablemente inferior a las 9.600 de un año antes y las 10.500 de 2013. A más distancia se sitúan los puntos kilométricos 211 de la AP-68 (Navarra) y 184 de la A-92 (Granada), con 4.800 infracciones notificadas cada uno.

[volver arriba]

7. Consulta los radares de tu provincia

El buscador interactivo que aparece a continuación permite buscar al lector los radares fijos, de tramo y móviles más sancionadores -se han excluido las infracciones detectadas por helicóptero debido a su escaso número y su amplia variedad de localizaciones- por provincia, año y forma de detección. La aplicación muestra los 447 radares fijos y de tramo que han notificado al menos una infracción por exceso de velocidad entre 2013 y 2015 y aquellos sistemas móviles que han puesto al menos 100 multas en el mismo periodo de tiempo. [volver arriba]

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios