la burbuja bancaria

El Estado inyectó en Bankia casi el doble de lo que el BdE estimaba que costaría su rescate

El exdirector de Supervisión, Jerónimo Martínez, asegura ante el juez que la entidad podía sanearse con 13.000 millones. Goirigolzarri reclamó 19.000 pero la aportación pública fue de 24.000

Foto: Sede de Bankia. (Efe)
Sede de Bankia. (Efe)

Los 24.000 millones de dinero público de todos los españoles que inyectó el Estado en Bankia para sanear su desastrosa situación en 2012 fueron excesivos. También los 19.000 que había solicitado previamente el nuevo presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, el que sustituyó al exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato. Así lo ha asegurado el exdirector de supervisión del Banco de España, Jerónimo Martínez Tello, que esta mañana ha declarado como testigo ante Fernando Andreu, el juez instructor del caso Bankia. El exdirectivo ha afirmado que el supervisor estimaba la cantidad necesaria para el rescate en 13.000 euros a los que a lo sumo podrían sumarse otros 3.000, es decir, algo más de la mitad de lo que finalmente se abonó.

Martínez Tello ha sido el primero en declarar esta mañana, en la que también estaba citado en la Audiencia Nacional el actual director de estabilidad y regulación financiera, Julio Durán. Ha sido el primero el que, según fuentes de la acusación popular de la Confederación Intesindical de Crédito (CIC) ha manifestado que el rescate fue excesivo y que el Banco de España no se sentía cómodo con la petición de Gorigolzarri. El exdirectivo ha afirmado además que la petición del nuevo presidente no estaba sustentada en ningún informe, aseguran esas mismas fuentes. La cantidad final desembolsada ascendió a 24.000 millones "para no generar alarma social".

El director general de supervisión del Banco de España, Jerónimo Martínez Tello
El director general de supervisión del Banco de España, Jerónimo Martínez Tello

El letrado de la CIC, Andrés Herzog, ha asegurado que ambas declaraciones han tenido como objetivo fundamental defender las tesis de los imputados para refutar las tesis de los dos peritos judiciales (ambos inspectores del Banco de España) reclutados por el juez y que consideraron fraudulenta las primeras cuentas de 2011, que dieron beneficios, la posterior salida a Bolsa de Bankia y las cuentas reformuladas que recogieron al poco tiempo enormes pérdidas. "El Banco de España, la CNMV y el FROB están actuando para manipular el informe de esos peritos", ha asegurado Herzog. Asi, según el letrado de la CIC, Martínez Tello ha declarado que el supervisor conocía perfectamente la evolución de la entidad y que todo lo que se hizo fue legal. 

Por su parte, Julio Durán, ha asegurado que Bankia contaba con provisiones suficientes para hacer frente a la situación. Esas provisiones, denominadas "específicas pendientes de asignación", no existen en la normativa contable, según Herzog. "Están diciendo que Bankia tenía colcohones que no estaban en las cuentas pero que existían", ha asegurado el letrado de la acusación. "Lo presentan como la solución mágica al tema de Bankia", ha añadido el representante de la CIC. Sin embargo, Herzog ha asegurado que, según el informe de los dos inspectores del Banco de España designados por el juez, esas provisiones no aparecían en la contabilidad. "Nadie ha sido capaz de explicar cuando se dotaron, para qué...", ha afirmado Herzog.

Julio Durán tras declarar. (Efe)
Julio Durán tras declarar. (Efe)

El informe definitivo de los peritos nombrados por el juez (ambos inspectores del Banco de España que actuaban bajo la única dirección del instructor y fuera de la jerarquía del supervisor) asegura que en el folleto de salida a Bolsa de Bankia se indicaba que existían unas provisiones de 6.900 millones de euros, pero ambos expertos consideraron falsas e inexistentes esas provisiones. Ese fue uno de los motivos que los llevó a considerar que la oferta de suscripción fue fraudulenta.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios