prostitución forzosa

El juez deja en libertad a los dos socios ucranianos de Torbe

Los vídeos pornográficos encargados a Torbe por Malynovskyi y organizados con la colaboración de Sova eran de una extrema crudeza

Foto: Natxo Allende, 'Torbe', durante el rodaje de 'Putero y yo'. Foto: PABLO LÓPEZ LEARTE
Natxo Allende, 'Torbe', durante el rodaje de 'Putero y yo'. Foto: PABLO LÓPEZ LEARTE

El titular del Juzgado de Instrucción número 29 de Madrid, el encargado de investigar el caso Torbe, la trama de trata de seres humanos, pornografía infantil, blanqueo y delitos fiscales que tiene como epicentro al productor de películas pornográficas Ignacio Allende, más conocido como Torbe, ha dejado en libertad a los dos socios ucranianos de este, según ha adelantado 'El Español' y han confirmado fuentes jurídicas. Se trata de Boris Malynovskyi, un empresario que aportaba el dinero para la producción de vídeos comercializados en Ucrania, y Liudmila Sova, la mujer que auxiliaba a Torbe en el rodaje de esos vídeos.

Torbe, junto a algunas de las chicas que trabajan en Villacerda. (Pablo López)
Torbe, junto a algunas de las chicas que trabajan en Villacerda. (Pablo López)

Malynovskyi era, según la investigación, el empresario ucraniano para el que se realizaban estos vídeos que debían comercializarse en Ucrania. El empresario era el que ponía el dinero para estas producciones que luego se llevaban a cabo con las instalaciones y el equipo audiovisual del productor español. Con ese dinero, la trama traía mujeres ucranianas para participar como actrices a las que se pagaba unos 3.000 euros. Malynovskyi ha salido de la cárcel, pero el instructor le ha prohibido abandonar el territorio nacional mientras siga imputado en el caso.

El instructor también ha puesto en libertad a Liudmila Sova en las mismas condiciones que al empresario, con la prohibición de salir de España. Si Malynobvskyi era quien ponía el dinero para producir esos vídeos eróticos, Sova era la que se encargaba supuestamente de organizar el rodaje de los vídeos pornográficos y dar las órdenes a las chicas -algunas también ucranianas- presuntamente explotadas por la trama, algunas de las cuales se negaban a participar. 

Torbe interpretando al padre Damián (Putalocura.com)
Torbe interpretando al padre Damián (Putalocura.com)

Los vídeos pornográficos encargados a Torbe por Malynovskyi y organizados con la colaboración de Sova eran de una extrema crudeza. Las grabaciones eran, según la investigación, bukakes, una modalidad en la que varios hombres eyaculan sobre la cara de una mujer y que muchas veces termina con ésta bebiéndose el semen. La investigación señala cómo algunas de las mujeres que participaron en estas grabaciones rompían a llorar y vomitaban al comprobar el papel que les ordenaban interpretar.

Con la salida de Malynovskyi y Sova, el único detenido que permanece en prisión incondicional es el propio Torbe que lleva ya casi tres meses encarcelado, desde el pasado 28 de abril. El juez investiga si el productor español habría forzado a dos menores españolas, de 17 años, a practicar sexo ante las cámaras para grabar el material, difundirlo y comercializarlo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios