por incurrir en una "extralimitación intolerable"

La Fiscalía pide retirar al comisario Martín Blas y a su investigador del caso Nicolás

Argumenta que ambos incurren en una "extralimitación intolerable" de sus funciones y tacha de "grave" que uno de ellos prometiera un trato de favor al acusado a cambio de confesar

Foto: Francisco Nicolás atiende a los medios a su salida de los Juzgados de Plaza de Castilla. (EFE)
Francisco Nicolás atiende a los medios a su salida de los Juzgados de Plaza de Castilla. (EFE)

La Fiscalía no está satisfecha con el trabajo realizado por la comisión judicial nombrada por el titular del Juzgado número 2 de Madrid, Arturo Zamarriego, en el caso que investiga al joven Francisco Nicolás Gómez Iglesias. Asegura que los policías que conforman esa comisión -el comisario Marcelino Martín Blas y el inspector Rubén López- han incurrido en una "extralimitación intolerable" de sus funciones al prometer un trato de favor al acusado a cambio de confesar ser autor de los hechos.

En concreto, el representante del Ministerio Público, Alfonso San Román, califica de "grave" la conversación que mantuvo el inspector López, quien dirige las pesquisas, con Gómez Iglesias en los pasillos de los juzgados de plaza de Castilla. En ella, el funcionario le garantizó al chico un trato preferente a cambio de que éste admitiera su culpabilidad y desvelara quién estaba detrás de la grabación del encuentro que mantuvieron el propio López y su jefe, Martín Blas, con dos agentes del Centro Nacional de Inteligencia el 20 de octubre de 2014, cuestión que centra el cogollo de la pieza separada del caso Nicolás que trata de esclarecer el juez.

El escrito del fiscal que solicita apartar a ambos policías se conoce dos días después de que Gómez Iglesias contara al magistrado Zamarriego esta presión a la que le sometió supuestamente López y de que este último también declarara en el Juzgado que fue el joven quien se le acercó y no el inspector quien tuvo la iniciativa. La decisión del representante del Ministerio Público se produce después de que la defensa de Gómez Iglesias solicitara apartar a López de las diligencias, reclamación que el fiscal no solo hace suya el fiscal, sino que incluso lleva más allá al pedir que se aparte también Martín Blas.

El comisario José Manuel Villarejo. (EFE)
El comisario José Manuel Villarejo. (EFE)

"Estos hechos deben considerarse graves por cuanto atentan contra derechos de todo investigado como el de la presunción de inocencia o el derecho a no declarar contra sí mismo y a no confesarse culpable; además, los hechos suponen una extralimitación intolerable de las funciones del policía referido", argumenta el escrito del fiscal San Román, fechado el pasado 29 de junio, una semana antes de la declaración de López, Gómez Iglesias y el comisario José Manuel Villarejo, quien admitió por primera vez la existencia de una operación Cataluña conformada por un grupo de policías enviados por el Ministerio del Interior a investigar delitos de varios partidos políticos independentistas.

El fiscal reclama también al juez Zamarriego que disuelva la comisión judicial formada por Martín Blas y López hace un año por orden del magistrado debido a que ambos son testigos de los acontecimientos que se indagan además de investigadores. "No parece que deban seguir investigando", argumenta el representante del Ministerio Público, quien explica que ambos "asistieron a esa reunión (la del 20 de octubre de 2014)" y por lo tanto "tienen la condición de testigos presenciales de varios hechos relevantes de esta causa".

Ambos funcionarios, que acudieron al encuentro junto a otro policía y dos agentes del CNI -incide San Román-, "después de una exhaustiva investigación" aún no han averiguado nada en claro. "No se conoce todavía, con certeza, el método empleado para la grabación de la reunión", por lo que "no parece que deban seguir" al frente de las pesquisas.

El fiscal, sin embargo, se muestra en desacuerdo con la petición de la defensa de Nicolás de anular todo el procedimiento, extremo que también reclamaba el mismo escrtito presentado por los abogados del acusado. "La investigación ha consistido en la recopilación de datos, documentos y testimonios que tienen valor por sí mismos, sin que con carácter general la sola intervención del funcionario (López) pueda significar su anulación o contaminación", arguye San Román.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios