Es noticia
Menú
Oriol Mestre, el 'blanqueador' cercado por la operación Emperador y la trama del 3%
  1. España
utilizaba empresas en panamá

Oriol Mestre, el 'blanqueador' cercado por la operación Emperador y la trama del 3%

Anticorrupción vuelve a detener al empresario catalán, encarcelado en 2012 tras entender el juez que el blanqueo era "su medio ordinario de vida". Salió apenas un año después

Foto: La Guardia Civil detuvo ayer a 11 personas vinculadas con el amaño de contratos públicos. En la imagen, los agentes introducen documentación del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz. (EFE)
La Guardia Civil detuvo ayer a 11 personas vinculadas con el amaño de contratos públicos. En la imagen, los agentes introducen documentación del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz. (EFE)

La Fiscalía Anticorrupción mantiene cercado al empresario catalán Oriol Mestre Risse (Barcelona, 1970) por dos frentes. Ayer, la Guardia Civil le detuvo en el marco de la operación Térmyca tras solicitarlo el Ministerio Público, que sospecha que el arrestado ha estado blanqueando dinero junto a otros implicados en la trama de amaño de contratos públicos que instruye el Juzgado número 1 de El Vendrell. Era la segunda vez que ocurría. Hace cuatro años, la misma Fiscalía provocó que el titular del Juzgado número 4 de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, ordenara a la Policía la detención de Mestre Risse tras vincularlo con el caso Emperador.

En las dos investigaciones, el empresario ha jugado un papel similar, el de blanqueador de dinero. Así al menos lo entienden desde Anticorrupción, donde le consideran uno de los 11 actores principales de la trama de adjudicación de contratos de forma amañada, cuya instrucción permanece aún bajo secreto de sumario y que dirige el Juzgado de El Vendrell, que ha aglutinado los procedimientos que en paralelo se seguían hasta ahora en otros juzgados de Tortosa, Gandesa y Reus.

Una función similar realizaba Mestre Risse en la trama Emperador, desmantelada en 2012 por la Audiencia Nacional, que detectó una compleja trama de evasión de impuestos por parte de ciudadanos chinos que operaban en el polígono industrial Cobo Calleja de Fuenlabrada, de prestamistas que recurrían a la violencia para cobrar deudas, de inmigración ilegal, de tráfico de seres humanos y de sustancias estupefacientes, de contrabando, contra la propiedad industrial y de blanqueo de capitales, entre otros asuntos. El empresario era uno de los colaboradores de otro de los imputados en esta red, Rafael Pallardo Calatrava -encargado de buscar empresarios que se prestaran a blanquear-, y realizaba pagos semanales de 90.000 euros al Bank of China.

El grupo de blanqueadores utilizaba varios 'modus operandi'. Algunos sacaban físicamente el dinero de España a través de furgonetas, camuflándolo entre ropa, a Italia y posteriormente a Hungría, donde los fondos eran remitidos a China entre remesas de emigrantes, a través de gestoras de transferencia o por medio de sucursales bancarias. Otros lo escondían directamente desde España en las remesas que enviaban falsos inmigrantes a China, para lo cual utilizaban identidades ficticias y procuraban no superar los 3.000 euros trimestrales para evitar hacer saltar las alarmas del Sepblac. Un tercer grupo generaba facturas falsas procedentes de sociedades simuladas con el fin de justificar la emisión de transferencias a China.

Y también había empresarios que se prestaban al blanqueo de dinero procedente de la trama a través de sus propios entramados, situados en ocasiones en paraísos fiscales. Entre estos últimos se encontraba Mestre Risse, según la Fiscalía Anticorrupción, que le consideró autor de los delitos de colaboración con organización criminal, blanqueo de capitales, falsificación documental y contra la Hacienda Pública. "De las diligencias practicadas, se desprenden indicios de que Oriol Mestre habría colaborado con la organización investigada de forma y manera que semanalmente, y a través de la mercantil CPA Consultors y Asociats, con sede en Barcelona, habría estado realizando envíos de dinero a China por valor de 90.000 euros semanales fuera de los cauces legalmente establecidos", reza el auto por el que el juez Andreu ordenó su ingreso en prisión en octubre de 2012.

Según el juez de la Audiencia Nacional, Mestre estaría facilitando "dinero a la organización criminal investigada para que fuera remitido a las cuentas bancarias que esta tiene en China y paraísos fiscales". "El inculpado contaría con sociedades mercantiles en paraísos fiscales que utilizaría para encubrir los beneficios obtenidos por la organización por medio de sus actividades ilícitas", subrayó el auto, que concretó que los fondos procedían "principalmente del fraude fiscal y el contrabando, si bien en menor medida también de delitos contra la propiedad intelectual e industrial, tráfico de seres humanos y de estupefacientes".

El empresario, según otro auto de Andreu que reclamó a las autoridades andorranas la extradición del empresario vía comisión rogatoria, "forma parte del entramado creado por la organización investigada para la evasión fiscal y de capitales y finalmente el blanqueo de capitales desde al menos el año 2011, cuando se tiene conocimiento de las actividades de la organización criminal relacionadas con el Principado de Andorra".

Como refleja el sumario de la operación Emperador, Mestre -administrador de la sociedad Housing Invest, que puso a disposición de la trama- habría estado enviando cada semana 90.000 euros desde su cuenta corriente en la entidad financiera Banca Privada de Andorra -a través de las mercantiles ubicadas en Panamá Lambda World Corporation y Laurum Business- hasta diversos depósitos del Bank of China, utilizando al alemán Deutsche Bank como intermediario. Según Anticorrupción, el acusado habría ayudado a blanquear más de cuatro millones de euros.

Según la Fiscalía, el empresario catalán recibía dinero en metálico de la organización y emitía facturas por servicios ficticios a cambio de realizar las mencionadas transferencias periódicas. Estas prácticas provocaron que el juez Andreu le embargara las cuentas dos años después de su detención, le prohibiera vender su moto BMW R100S y ordenara su ingreso en prisión ,al entender que existía riesgo de que tratara de "ocultarse de la acción de la justicia", dado que la pena que se le podía imponer era muy alta, tenía nacionalidad andorrana y podía seguir delinquiendo, ya que había hecho "de las actividades por las que había sido imputado su medio ordinario de vida".

A pesar de estos argumentos, el imputado salió de la cárcel apenas un año después y, si se confirman las acusaciones de la Fiscalía Anticorrupción, podría haber seguido delinquiendo como se temió el juez Andreu en su argumentario. El papel de Mestre en la trama desmantelada ayer por la Guardia Civil en relación con el amaño de contratos públicos también sería el de blanqueador, según explican desde el Ministerio Público, aunque aún está por determinar el 'modus operandi' utilizado por el empresario durante estos tres años que habrían pasado desde que abandonó la cárcel.

La Fiscalía Anticorrupción mantiene cercado al empresario catalán Oriol Mestre Risse (Barcelona, 1970) por dos frentes. Ayer, la Guardia Civil le detuvo en el marco de la operación Térmyca tras solicitarlo el Ministerio Público, que sospecha que el arrestado ha estado blanqueando dinero junto a otros implicados en la trama de amaño de contratos públicos que instruye el Juzgado número 1 de El Vendrell. Era la segunda vez que ocurría. Hace cuatro años, la misma Fiscalía provocó que el titular del Juzgado número 4 de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, ordenara a la Policía la detención de Mestre Risse tras vincularlo con el caso Emperador.

Fiscalía Anticorrupción
El redactor recomienda