José María Castellano COMPARECIÓ ANTE PEDRAZ

El expresidente de Novagalicia: "Algunos pagaban a Ausbanc desde hacía 20 años"

José María Castellano afirmó tras declarar en la Audiencia Nacional por el caso Ausbanc que no cedieron ante las presiones, aunque sabe de otras empresas que sí lo hicieron

Foto: El expresidente de NovaGalicia, José María Castellano (Efe).
El expresidente de NovaGalicia, José María Castellano (Efe).

El expresidente de Novagalicia, José María Castellano, afirmó tras declarar en la Audiencia Nacional por el caso Ausbanc que había entidades que cedían a las extorsiones de la falsa asociación de consumidores y "pagaban desde hacía veinte años" para no sufrir críticas. Castellano compareció este jueves como testigo ante el juez Santiago Pedraz como uno de los directivos de banca que se negó a ceder a las extorsiones y sufrió una campaña de acoso a partir de ese momento.

Explicó que cuando llegó a la presidencia del banco, Ausbanc le mandó una carta con un artículo muy positivo sobre él y al preguntar de qué se trataba le dijeron que tuviera "cierto cuidado porque había muchos rumores de que cobraban dinero del sector bancario". A su banco, dijo, le pidieron 300.000 euros anuales "como chantaje", pero se negó a pagarlos, cuando se trataba además de un momento en el que la entidad tenía una situación financiera muy complicada "con los preferentistas y las cláusulas suelo".

"Dije que yo no pagaba y le cancelamos todas las cantidades anteriores que pagaban por hablar bien", apuntó en relación a las cajas gallegas que sí pagaban a Ausbanc y que luego se fusionaron en Novagalicia. A partir de ese momento, explicó, empezaron a "hablar muy mal" de él en Twitter, donde le llamaban "gangster" y le acusaban de robar al banco.

Castellano llevó entonces el problema a la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), que dijo que por sus estatutos "no podía hacer nada corporativamente" y que era un asunto que debía gestionar cada entidad. "Era clarísimo que había entidades que sí pagaban y cantidades muy importantes a estos señores", indicó. Y añadió que todas menos las cuatro que han denunciado pagaron a Ausbanc. "A mí me dijeron que había entidades que pagaban desde hacía veinte años", añadió.

Castellano ya declaró como testigo ante la Policía por estos chantajes y explicó, según consta en el sumario, que Ausbanc le exigió esos 300.000 euros anuales en concepto de convenios de publicidad, los cuales en realidad, según los investigadores, eran una especie de impuesto revolucionario a cambio de no ser víctima de publicidad negativa ni demandas judiciales.

La exabogado de Manos Limpias, Montserrat Suárez (Efe)
La exabogado de Manos Limpias, Montserrat Suárez (Efe)

Manos Limpias y Ausbanc eran "un matrimonio"

La exabogada de Ausbanc y exportavoz de Manos Limpias, Montserrat Suárez, afirmó que ambas organizaciones actuaban como un "matrimonio" y se retroalimentaban, y aportó en la Audiencia Nacional documentos que probarían esta relación. Tras declarar como testigo ante el juez, Suárez afirmó a los periodistas que la abogada de Manos Limpias Virginia López Negrete (que ha llevado la acusación a la infanta Cristina en el caso Nóos) actuaba en connivencia con el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, en prisión por este caso.

Ilustró esta supuesta colaboración entre ambos en que Negrete participó en la junta de accionistas del BBVA del 15 de marzo de 2003 y ejerció en ella presiones mencionando la petición de imputación en el caso Nóos que había hecho, solo un día antes, contra el directivo del banco Antonio Ballabriga. Negrete no pidió en un principio la imputación de Ballabriga, recordó, y admitió que el juez José Castro archivara la causa contra él, pero un día antes de la junta reclamó su imputación y justificó esta petición con artículos de una publicación de Ausbanc, lo que probaría "esa alimentación de las organizaciones de la mano de Virginia López Negrete".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios