efectos del atentado en turquía

El millón y medio de magrebíes que cruzarán el Estrecho 'blinda' a España del ISIS

El Ministerio del Interior, que ya reforzó el control de fronteras a primeros de junio, mantiene en nivel 4 de alerta antiterrorista tras el último atentado de Turquía

La inminente cercanía de la operación Paso del Estrecho -que cada año pone en marcha el Ministerio del Interior para velar por la seguridad en el tránsito de casi un millón y medio de personas de Marruecos y Argelia que regresan a sus casas provenientes de Europa- dejará previsiblemente a España fuera de los objetivos principales del ISIS durante este verano. Así lo entienden fuentes policiales de la lucha antiterrorista, que argumentan que un hipotético cierre de las fronteras provocaría un colapso de tal magnitud en los países africanos que en absoluto interesa al Estado Islámico.

Interior no descarta totalmente que España sufra un atentado, dado que eso es algo imposible de prevenir, sobre todo después del reciente ataque a Turquía. Entiende, por ejemplo, que un lobo solitario puede surgir en cualquier momento y provocar un estropicio, o que siempre pueden cambiar las circunstancias políticas y que el país se convierta en objetivo prioritario. Por lo tanto, aunque actualmente es altamente improbable que España sea atacada por el mencionado motivo del Paso del Estrecho, el Ministerio del Interior mantiene el nivel 4 de alerta antiterrorista porque toda prudencia es poca en este ámbito.

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz. (EFE)
El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz. (EFE)

Las mismas fuentes consultadas aseguran que el control de fronteras en España y el resto de Europa ya fue reforzado a primeros de mes, con motivo del plan antiterrorista que pusieron en marcha las fuerzas de seguridad a consecuencia de la celebración de la Eurocopa de fútbol y de la llegada de la época estival al continente. Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Bélgica y Austria son los países europeos que el ISIS ha puesto entre sus objetivos por diversas razones, de ahí que todos ellos hayan intensificado la presencia policial en puntos estratégicos como los destinos turísticos.

En España, esto último también será objeto de especial protección durante el verano. En el marco de la protección antiterrorista prevista por la alerta 4, las fuerzas de seguridad dependientes del Ministerio del Interior ponen cada año en marcha un plan de información y control de zonas turísticas, que en esta ocasión será especialmente relevante, tanto desde el punto de vista de la seguridad ciudadana como de la lucha antiterrorista.

La razón estriba precisamente en el reciente atentado de Turquía, que ha vuelto a sacudir Estambul y que probablemente suponga un fuerte varapalo para el sector turístico del país de cara a este verano. La previsible caída de los viajes con destino a Turquía provocará necesariamente un efecto inversamente proporcional en países como España o Italia, que pasarán a ser la alternativa de los turistas que inicialmente estaban pensando en el país otomano como lugar donde pasar sus vacaciones.

Un policía turco vigila el aeropuerto de Estambul tras el atentado del pasado martes.
Un policía turco vigila el aeropuerto de Estambul tras el atentado del pasado martes.

Esto provocará un trabajo añadido para las fuerzas de seguridad españolas dedicadas a la seguridad ciudadana, que tendrán más turistas que atender y más delincuentes sobre los que estar atentos. También motivará la necesidad de reforzar por parte del Ministerio del Interior la labor de los servicios de información dedicados a la lucha antiterrorista, dado que las zonas masificadas siempre son objetivo de los grupos terroristas.

La operación Paso del Estrecho se la plantea la Policía y la Guardia Civil del mismo modo que otros años, sin más refuerzo de personal que el mencionado de principios de este mes a nivel europeo. Los agentes comprobarán las personas que salen del territorio y posteriormente, a la vuelta, confirmarán que los que entran son justo aquellos que se fueron y no otros.

El atentado de Turquía del pasado martes, que ha provocado 41 muertos por el momento, es el tercer ataque que hace el ISIS a Estambul en lo que va de año. En esta ocasión, según explican las fuentes consultadas, tanto las características como el procedimiento muestran que ha sido ejecutado por un grupo organizado, que además ha elegido un momento concreto, ya que estos días Turquía juzga a 36 componentes del Estado Islámico y está llevando a cabo acciones encaminadas a recuperar las buenas relaciones con Rusia e Israel, países ambos situados en las antípodas del ISIS.

Fuentes de la inteligencia policial aseguran que los tres autores de la masacre de Estambul son de Kirguistán, Rusia y Uzbekistán. Además, el 90% de los muertos en el atentado eran originarios de Turquía. Estos últimos datos hacen pensar a las fuerzas de seguridad que el ataque no tenía la intención de dañar intereses occidentales, sino que tenía el objetivo de avisar a Turquía por las decisiones políticas de los últimos meses.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios