el líder de la trama colocó al donante del pp

Granados metió a López Madrid en Bankia porque el cargo "no se lo regalaba su suegro"

Las conversaciones intervenidas al presunto cerebro de Púnica revelan que maniobró para colocar en Caja Madrid al directivo de OHL que le entregó 1,6 millones de euros para el PP

Foto:  El exconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados. (EFE)
El exconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados. (EFE)

La relación entre Francisco Granados y el directivo de OHL Javier López Madrid es aún más intensa de lo que había trascendido hasta ahora. En una conversación intervenida por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil sólo unos días antes de que estallara la operación Púnica, el exdirigente del PP reconoció a una persona de su confianza que había utilizado su peso en el partido y en el Gobierno de Esperanza Aguirre para colocar en el Consejo de Administración de Caja Madrid al empresario, yerno del presidente del Grupo Villar Mir, Juan Miguel Villar Mir.

Este nuevo vínculo añade otra variable a la pieza separada número 14 de Púnica, en la que el instructor de la causa, el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, investiga en secreto la presunta financiación ilegal del PP tras encontrar en una agenda de Granados anotaciones que reflejarían la existencia de una caja B de los populares madrileños en la que habrían entrado 1.460.000 euros entre 2011 y 2014. La UCO investiga los contratos que recibió OHL de los últimos ejecutivos madrileños del PP tras comprobar que la mayor parte del dinero registrado en la libreta de Granados fue entregada por López Madrid.

Nombrado a propuesta de CEIM

Sin embargo, el directivo de OHL y también consejero delegado de Grupo Villar Mir pudo tener otras motivaciones para realizar esos pagos al presunto cerebro de Púnica. En teoría, el empresario fue nombrado consejero de Caja Madrid en 2008 a propuesta de la Confederación de Empresarios de Madrid (CEIM), que tenía representación en los órganos directivos de la entidad. Pero Granados reconoció el 3 de octubre a un interlocutor que, en realidad, López Madrid entró en el consejo de la caja de ahorros gracias a las gestiones que él había hecho para colocarlo en ese puesto.

Javier López Madrid. (EFE)
Javier López Madrid. (EFE)

La conversación se produjo sólo unos días después de que saltara el escándalo de las tarjetas black de Caja Madrid, la entidad que en 2011 se integró en Bankia. En medio de un diálogo sobre ese tema, los agentes de la UCO que escucharon a Granados explicando a la persona que estaba al otro lado del teléfono cómo fueron las negociaciones que mantuvo con otras fuerzas políticas y entidades sociales para repartirse los puestos directivos de la entidad. “Francisco [Granados] dice que sólo negoció con los nombres que le dieron [en el Partido Popular, se entiende], pero que al único que sí tuvo interés por meter fue a Javier López Madrid, pero que él [Granados] no habló con nadie, no le vendió el favor a nadie, nada más que interés por Javier”, recoge uno de los informes de la UCO incorporados al sumario.

Granados añadió a continuación que López Madrid no tenía interés en ser consejero de Caja Madrid “por lo que cobraba” en ese puesto. “Lo quería porque así tenía algo que no le había regalado su suegro”, Juan Miguel Villar Mir. La mención al episodio es breve. El supuesto cabecilla de Púnica regresó posteriormente al asunto de las tarjetas black, en el que también está implicado el directivo de OHL por haber gastado 34.807 euros entre 2010 y 2011 que ya ha devuelto, aunque tendrá que sentarse en el banquillo.

Favor personal antes de los donativos

De esa conversación no se desprende ningún otro dato sobre el aterrizaje de López Madrid en la caja pero las palabras de Granados revelan que, cuando el directivo de OHL comenzó presuntamente en 2011 a entregarle el dinero anotado en la agenda, le debía al exdirigente del PP al menos un favor personal que no estaba directamente relacionado con las 31 adjudicaciones que la constructora del Grupo Villar Mir consiguió de la Comunidad de Madrid entre 2004 y 2014 por valor de 584 millones de euros y que ahora están siendo investigados por la UCO.

Los investigadores incorporaron al sumario un informe que confirma que Granados y Marjaliza utilizaron un yate del directivo de OHL para reuniones

Sólo 24 días después de la llamada intervenida, el 27 de octubre de 2014, estalló la primera fase de Púnica. Granados fue detenido y enviado por el juez Velasco a la cárcel de Estremera, donde se encuentra en momentos en régimen de prisión provisional. Desde entonces han aflorado otros vínculos entre el exconsejero de Presidencia de Aguirre y López Madrid. Como reveló este diario, una semana antes de que estallara el caso, Granados y el otro presunto cabecilla de la trama, el promotor inmobiliario David Marjaliza, se reunieron con López Madrid en su oficina de la calle de Núñez de Balboa de la capital para avisarle de que estaban siendo investigados por la Guardia Civil.

Los investigadores incorporaron hace un mes al sumario un informe que confirma que Granados y Marjaliza utilizaron repetidamente un yate del directivo de OHL para reuniones de negocios y viajes en familia. Los tres se repartían los gastos de mantenimiento pero el exconsejero de la Comunidad de Madrid nunca llegó a pagar la parte que le correspondía. Su dinero lo puso siempre Marjaliza. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios