nueva extorsión de luis pineda y miguel bernad

Manos Limpias y Ausbanc urdieron otro 'pelotazo' con las emisiones de Volkswagen

Las intervenciones telefónicas revelan que Ausbanc y Manos Limpias ya habían iniciado acciones judiciales y campañas difamatorias para tratar de extorsionar al fabricante alemán

Foto: El presidente de Manos Limpias, Miguel Bernad (izq.), y el presidente de Ausbanc, Luis Pineda. (EFE)
El presidente de Manos Limpias, Miguel Bernad (izq.), y el presidente de Ausbanc, Luis Pineda. (EFE)

La operación de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional del pasado 15 del abril abortó el último gran pelotazo que habían urdido Manos Limpias y Ausbanc. Las intervenciones telefónicas incorporadas al sumario prueban que sus máximos responsables pusieron en marcha procesos judiciales y campañas difamatorias contra el grupo Volkswagen con el único objetivo de forzar al fabricante alemán a pagarles una gran suma de dinero a cambio de su silencio. El mismo procedimiento que utilizaron con Unicaja para salvar a su presidente, Braulio Medel, en el caso de los ERE y, también, con CaixaBank y Sabadell para desimputar a la infanta Cristina en el caso Nóos.

La extorsión al grupo Volkswagen se puso en marcha el pasado septiembre, seis meses antes de que se desencadenara la operación de la UDEF dirigida por la Audiencia Nacional. Solo unos días después de que el fabricante alemán reconociera que varios modelos vendidos en territorio nacional estaban afectados por el fraude de las emisiones, el sindicato de funcionarios Manos Limpias presentó una querella contra los máximos responsables de la marca en España. La Fiscalía apoyó la querella y fue admitida a trámite en la Audiencia Nacional.

 

Ausbanc comenzó a ofrecer a partir de ese momento los servicios de sus abogados para interponer acciones contra Volkswagen, pero el presidente de la falsa asociación de usuarios de banca, Luis Pineda, puso en marcha un plan más sofisticado. El 5 de enero, Ausbanc publicó en su revista 'Mercado de Dinero' una noticia en la que aseguraba que Manos Limpias había contado con su asesoramiento para presentar la querella contra Volkswagen. “Los tribunales deberán decidir si han existido o no responsabilidades civiles o penales en la comercialización inadecuada de un total de 128 modelos de vehículos”, aseguraba el artículo, titulado “Volkswagen, demandada por Ausbanc”. La información no solo prueba que Manos Limpias y Ausbanc actuaban de forma coordinada, sino que confirma que los medios de comunicación de la falsa asociación de usuarios formaban parte de la estrategia de presión con que Pineda extorsionaba a bancos, aseguradoras y todo tipo de grandes empresas.

Presión con una convocatoria de prensa

El presidente de Ausbanc no tardó en dar el siguiente paso. Las intervenciones telefónicas, a las que ha tenido acceso El Confidencial, prueban que el 2 de febrero, Luis Pineda pidió al director de Comunicación de Ausbanc, Hermenegildo García, que preparara una rueda de prensa para anunciar que habían ganado un juicio a Volkswagen sobre las emisiones de dióxido de nitrógeno. El problema es que el litigio no tenía nada que ver con ese asunto. Se centraba en una cuestión de publicidad engañosa. Pero Pineda ordenó a su empleado que jugara al equívoco.

Manos Limpias y Ausbanc urdieron otro 'pelotazo' con las emisiones de Volkswagen

Luis Pineda -¿Vale? Bueno, entonces la nota… La convocatoria sería algo así: "Primera sentencia del mundo en relación con la publicidad engañosa de Volkswagen en materia de emisiones de CO2”.

Hermenegildo García -Ajá.

LP -¿Eh? Ya está. Esa sería la convocatoria. Si va, lo petamos. Y la nota, la nota se basa en la sentencia. La sentencia no es por la emisión, es por publicidad.

(…)

Entonces, evidentemente… entonces, no quiero que se adjunte la sentencia más que al que lo pida y nos caiga bien. Lo que quiero es que se saquen entrecomillados relacionados con la falta de capacidad de lectura de lo de las emisiones de CO2.

(...)

HG -Vale, perfecto.

LP -Pero es la primera del mundo. Relacionada con la falta de transparencia y de correcta publicidad del CO2 en los anuncios.

HG -Vale, perfecto.

LP -Y eso va a ser mundial. Entonces, es muy importante que la convocatoria [llegue] a Reuters, al 'Frankfurter Allgemeine', ¿eh? A 'La Vanguardia', que están en Barcelona… ¿vale?

HG -Vale.

Pineda quería trasladar que ya habían ganado un juicio a Volkswagen por las emisiones y que ganaría nuevas querellas si el fabricante no pasaba por caja. El 5 de febrero, Pineda llamó de nuevo a Hermenegildo para interesarse por la convocatoria de prensa. “Hombre, lo único es que por lo menos te hagas cinco o seis llamadas mañana, ¿eh? O sea, Televisión Española, la uno, la dos, la tres… ¡Todo Dios! Porque el tema, eh… la convocatoria es "Primera condena al grupo Volkswagen por publicidad eh… ilegal, en la emisión de CO2", ¿vale?”, pidió el presidente de Ausbanc. Quería asegurarse de que la rueda de prensa tuviera la mayor repercusión posible.

​Influencia en América y Europa

Al día siguiente, el 6 de febrero, Hermenegildo García le anunció que había recibido un mensaje de la directora de Comunicación del grupo Volkswagen-Audi en España, Eva Vicente. Según Hermenegildo, debía de haberse enterado de que estaban preparando una rueda de prensa sobre el fraude de las emisiones. Pineda se alegró de que en Volkswagen estuvieran preocupados por su convocatoria y le dictó a Hermenegildo lo que tenía que responderle a Vicente: “Mira, pues es la primera sentencia, eh… del mundo relacionada con CO2, como tú sabes (…) nosotros lo que sí sabemos es que tenemos repercusión en Colombia, Venezuela, Miami, Reino Unido…". “Tú sé muy receptivo”, le insistió Pineda. “¿Eh? Cariñoso y acojonante, o sea, que les acojones”.

Un ciclista pasa por delante de la planta de Volkswagen en Wolfsburgo, Alemania. (EFE)
Un ciclista pasa por delante de la planta de Volkswagen en Wolfsburgo, Alemania. (EFE)

La estrategia de presión funcionó, al menos, parcialmente. Solo unos minutos después, Hermenegildo llamó a Pineda para contarle que la directora de Comunicación de Volkswagen estaba dispuesta a ponerles en contacto con los abogados del grupo automovilístico si no celebraban la rueda de prensa. Entre otros motivos, porque según la directiva de la marca alemana, querían mezclar una sentencia sobre publicidad engañosa con el fraude de las emisiones, dos asuntos que no tenían nada que ver.

La rueda de prensa iba a celebrarse al día siguiente, 7 de febrero, pero Pineda terminó reculando y desconvocó a los medios a última hora. Eva Vicente agradeció el gesto y, según figura en las intervenciones telefónicas, aseguró que se pondría en contacto de nuevo con Ausbanc para conseguirles una reunión con los abogados de la marca teutona.

El 16 de febrero, Ausbanc consiguió lo que buscaba: interlocutores para tratar de arrancar un acuerdo económico. Pero a Pineda no le convenció la primera oferta de Volkswagen. Le propusieron reunirse con los abogados de su agencia de publicidad. “Queremos hablar con el anunciante, no con la agencia”, replicó Pineda, en una conversación telefónica de ese día. “Me parece que no nos entendemos. Te pedí hablar con el director general y con el jefe de Asesoría Jurídica”, reclamó de nuevo el presidente de Ausbanc, exigiendo al fabricante alemán el nivel de interlocución que había logrado en CaixaBank y Sabadell para negociar la absolución de la Infanta en el caso Nóos.

Finalmente, al día siguiente, Ausbanc consiguió contactar con el abogado de Cuatrecasas que se estaba encargando de gestionar para Volkswagen el fraude de las emisiones, Rafael Monsalve. Fijaron una reunión para el 24 de febrero. Pero Pineda tenía prisa por rentabilizar las acciones judiciales que ya había emprendido junto a Manos Limpias. “Y de lo de la agencia, ¿qué? Lo de los anuncios”, se preguntó en otra conversación. Quería que la marca germana pusiera cuanto antes publicidad en los medios de Ausbanc.

​Reunión en Barcelona

De una nueva conversación de Pineda se desprende que la reunión con los abogados de Volkwagen se acabó produciendo el 3 de marzo. La encargada de acudir a la cita en representación de la falsa asociación de usuarios de banca fue la abogada María Mateo, una de las empleadas de Ausbanc imputadas en la investigación de la Audiencia Nacional. El encuentro se produjo en Barcelona, pero el sumario no recoge el resultado de esas gestiones.

De hecho, a partir de ese momento, los principales implicados en el escándalo dejan de tratar este asunto. Como ya ha trascendido, Pineda fue avisado por un empleado de Unicaja el 17 de marzo de que estaba siendo investigado por la Fiscalía de la Audiencia Nacional y la UDEF, y menos de un mes después, el 15 abril, se desencadenó la operación que terminó provocando su ingreso provisional en prisión junto al secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad.

Fuentes de Volkswagen aseguran a este diario que no hubo más reuniones de las que refleja el sumario y que nunca se alcanzó ningún tipo de acuerdo económico. Lo cierto es que el procedimiento judicial que inició Manos Limpias contra el fabricante en la Audiencia Nacional continúa abierto y será difícil que decaiga, aunque el sindicato de funcionarios termine por disolverse. Al contrario de lo que ocurre en el caso Nóos con la infanta Cristina, la Fiscalía apoya que la investigación judicial siga adelante. El caso Volkswagen avanza lentamente, pero las pesquisas continúan.

Con todo, estas conversaciones ilustran la técnica que utilizaron Ausbanc y Manos Limpias para extorsionar a todo tipo de empresas e instituciones. El sumario revela que, solo durante los últimos 10 años, Pineda consiguió con estas prácticas presuntamente delictivas que los grandes bancos españoles le pagaran casi 39 millones de euros.

 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios