caso ausbanc

Pineda intentó ver a Sáenz de Santamaría para hablarle sobre el juicio a la Infanta

El presidente de Ausbanc llamó a Presidencia nueve días antes de que lo detuvieran, cuando ya conocía que lo estaban investigando. La UDEF lo considera una estrategia del presunto extorsionador

Foto: El presidente de Ausbanc, Luis Pineda (c). (EFE)
El presidente de Ausbanc, Luis Pineda (c). (EFE)

Luis Pineda redujo al máximo las llamadas desde su móvil cuando alguien le chivó que la Audiencia Nacional le estaba investigando. Sin embargo, el presidente de Ausbanc, acusado entre otros delitos de extorsión por el juez Santiago Pedraz, utilizó el teléfono fijo de su asociación para llamar a Moncloa y pedir un encuentro con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Uno de los temas que quería hablar con ella estaba relacionado con el juicio del caso Nóos que se seguía - y se sigue- en Palma de Mallorca. En concreto, sobre "el tema de la Infanta". Desde la secretaría de Estado de comunicación, tras la petición, le transmitieron que tomaban nota, según el informe de análisis de las llamadas elaborado por la UDEF.

La interlocutora de Pineda en esa llamada, registrada el 6 de abril de 2016, es la periodista Consuelo Sánchez Vicente, la directora de comunicación de la Secretaría de Estado, a la que el presidente de Ausbanc se dirige llamándola "guapísima". "Mira Consuelo, se me ha ocurrido utilizarte en el mejor de los sentidos porque quizá pueda ser últil que le trasmita una posibilidad a la vicepresidenta sobre dos temas...". Después continúa: "Uno relacionado con el caso Nóos en Palma de Mallorca y el tema de la infanta". "Me gustaría hacerle unos comentarios". "En segundo lugar, un procedimiento que se sigue en Luxemburgo el día 26 de abril en el que se va a verificar o no la nulidad absoluta de las cláusulas suelo".

Pineda sigue insistiendo con halagos continuos a la periodista. "Un tema es estructural financiero y el otro tema es estructural institucional", le dice. "Son delicados, claro, obviamente", añade. "Yo estoy en los dos en una situación singular y me gustaría poder contárselo", prosigue. "Porque una cosa es que estén en funciones y otra que no gobiernen". "Y me parece que mi Gobierno debería saberlo". Después se ofrece para regalarle un libro sobre El Quijote, con lo que la directora de comunicación comienza a sentirse incómoda y a contestar con evasivas.

Tras la exposición de la petición de Pineda, Sánchez Vicente responde con un escueto "bueno, pues yo tomo nota". "Pues yo me lo apunto, Luis...". Al final de la charla Consuelo le dice que dependiendo de cómo vayan las agendas ya hablarán. Pineda asegura que con 15 minutos de reloj lo tendría arreglado y que cree que es su deber que le cuente los dos temas. Tras analizar la llamada, los agentes de la UDEF concluyen que "dado que la referida conversación se produce en una fecha en la que Pineda ya sabía que estaba siendo investigado, puede tratarse de algún tipo de estrategia" elaborada por él. Nueve días después de esa conversación Pineda fue detenido y, dos días después, encarcelado.

La vicepresidenta del Gobierno también aparece en las conversaciones del secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad. En una llamada realizada el pasado 14 de abril se ve cómo Bernad la considera la gran confabuladora contra el pseudosindicato. "Aquí la hija de punta de la vicepresidenta Soraya, porque eso me lo dijeron los agentes del Sepblac (Servicio Ejecutivo de Prevención del Blanqueo de Capitales)". [Soraya es] la que dio orden de que había que cargarse al sindicato Manos Limpias y que todos los servicos del Estado, la Fiscalía de Delitos Económicos y el Sepblac, en una reunión que tuve con ellos y con Daniel Portero [secretario general de la asociación de víctimas de ETA Dignidad y Justicia] que me dijo 'vente, que te van a dar información".

Otra de las conversaciones que destacan los agentes es del director adjunto de Ausbanc, Ángel Garay, en el que manifiesta su preocupación por la investigación que tiene en marcha la Audiencia Nacional y que han chivado a Pineda. "Él [Pineda] es consciente de que le van a pillar", asegura en una conversación mantenida el 4 de abril. Luego añade: "Claro, proque hace un montón de marranadas". Garay comenta también que "Luis está metido en muchos frentes y tiene aquí en España un pequeño marroncito fiscal".

En cuanto a Bernad, la UDEF también subraya una conversación que los agentes interpretan como una especie de confesión de la supuesta extorsión a la Infanta. La charla, mantenida con el periodista Javier Castro-Villacañas, también imputado, el pasado 13 de abril, versa sobre el proceso que sospechan se les ha abierto en la Audiencia Nacional. "Estoy absolutamente tranquilo porque no tengo absolutamente...", sostiene el líder de Manos Limpias. "Ni he hablado con nadie ¿eh? y menos mal ¿eh? que aquel tema que quería hablar para arriba no salió". Castro-Villacañas le interrumpe para que no dé más detalles, por lo que los agentes interpretan que podría tratarse de la retirada de la acusación contra la infanta Cristina.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios