Golpe policial a los piratas de la televisión de pago: 30 detenidos en diez provincias
  1. España
blanqueaban el dinero en bitcoins

Golpe policial a los piratas de la televisión de pago: 30 detenidos en diez provincias

Los agentes desmantelan una macrotrama empresarial con sociedades en España y Andorra que operaban en el mundo físico y virtual y blanqueaban sus ganancias a través de bitcoins

Foto: Descodificadores confiscados por la Guardia Civil.
Descodificadores confiscados por la Guardia Civil.

La Policía Nacional ha desmantelado una red de sociedades interpuestas creadas para ocultar una trama que comercializaba descodificadores pirata. Los dispositivos, vendidos a usuarios particulares de toda España, permitían ver en alta calidad todos los canales de pago que ofrecen plataformas como Movistar+, OrangeTV o VodafoneTV. En función del 'software' que posteriormente se instalaba en los descodificadores, estos facultaban para ver unas determinadas señales u otras.

Agentes de la Unidad de Delitos Especializados y Violentos (UDEV), la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) y la Unidad de Investigación Tecnológica (UIT), en colaboración con las brigadas de Policía Judicial de nueve provincias de España, han detenido, en concreto, a más de una treintena de personas vinculadas con la red de mercantiles, que sobrepasaba fronteras y se extendía hasta Andorra.

Durante toda la mañana de este miércoles, un amplio dispositivo policial ha coordinado -además de los arrestos- más de 30 registros tanto en domicilios como en sedes de sociedades, locales comerciales o naves en las provincias de Madrid, Barcelona, Málaga, Sevilla, Cádiz, Córdoba, Palma, Lugo y Pontevedra. El extenso operativo ha sido coordinado por el Juzgado de Instrucción número 2 de Redondela (Pontevedra).

La investigación apunta a que los detenidos se dedicaban a distribuir los descodificadores a través de la mencionada red societaria a usuarios interesados en acceder a los canales de pago (fútbol, cine, series, etc.) a un precio mucho más reducido del oficial que ponen las mencionadas plataformas televisivas. En concreto, en este mercado negro los aparatos suelen colocarse a los consumidores por alrededor de 100 euros, valor que permite acceder a un alto número de señales durante un año.

Esta práctica, conocida como 'card sharing', es actualmente la mayor amenaza para las plataformas de televisión de pago, que durante los últimos años han visto que se ha ido incrementando exponencialmente este tipo de pirateo, que ofrece más calidad de imagen y de sonido al usuario que otras alternativas como Roja Directa, que muestra enlaces a señales de otros países aunque con defectos visuales y sonoros.

La trama desmantelada, de hecho, llevaba más de cinco años operando en España. Por el momento, la Policía no ha podido determinar el número de descodificadores comercializados por los que manejaban la red de empresas y, por lo tanto, tampoco ha logrado aún establecer los ingresos que han logrado en todo este tiempo los estafadores, que serán acusados previsiblemente de un delito contra la propiedad intelectual.

La Unidad de Delitos Económicos (UDEF) ha estado implicada en la investigación debido a que los detenidos blanqueaban sus ganancias a través de bitcoins, moneda virtual utilizada para transacciones vía internet a la que acuden habitualmente los delincuentes que usan la red para llevar a cabo sus fechorías.

Movistar Andorra TV de pago Policía Nacional Televisión Derechos televisivos
El redactor recomienda