LOS nuevos CASOS SE ESTUDIARÁN INDIVIDUALMENTE

Un aluvión de denuncias abre la vía a revisar las causas de Manos Limpias y Ausbanc

La Policía Nacional está recibiendo decenas de denuncias de particulares y empresas que aseguran haber sido víctimas de la organización criminal desarticulada hace dos semanas

Foto: El secretario general de la organización Manos Limpias, Miguel Bernad (i), y el presidente de Ausbanc, Luis Pineda. (EFE)
El secretario general de la organización Manos Limpias, Miguel Bernad (i), y el presidente de Ausbanc, Luis Pineda. (EFE)

La operación Nelson de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, que acabó hace dos semanas con las presuntas prácticas delictivas de Manos Limpias y Ausbanc, va camino de desembocar en una segunda fase del caso. Fuentes cercanas a las pesquisas aseguran que, desde que se produjo el operativo, los agentes están recibiendo decenas de llamadas y correos electrónicos que relatan supuestas nuevas extorsiones y amenazas de ambas asociaciones que no habían sido detectadas y permitirán ampliar el foco del procedimiento.

La información, que está siendo aportada por todo tipo de particulares, organizaciones y empresas, ha sorprendido a los expertos en delitos económicos de la Policía por el valor de los testimonios y su enorme volumen. Los datos están siendo registrados y clasificados y, posteriormente, se seleccionarán los más significativos para tratar de localizar nuevas víctimas y elevar la carga acusatoria contra los responsables de la trama. Hasta ahora, las pesquisas se habían centrado en extorsiones cometidas durante los últimos seis meses, pero los investigadores disponen ya de declaraciones que sitúan el origen de estas técnicas mafiosas al menos en 1999, con el caso de las cesiones de crédito del Banco Santander, como adelantó este diario.

Un aluvión de denuncias abre la vía a revisar las causas de Manos Limpias y Ausbanc

En su mayoría, los hechos descritos por las denuncias que están llegando en los últimos días se refieren a supuestos pagos exigidos por Manos Limpias y Ausbanc para no ser objeto de campañas difamatorias en sus medios de comunicación o de acciones judiciales de sus abogados. Pero los agentes también están recibiendo testimonios de supuestas víctimas que aseguran que, por haberse negado a ceder a los chantajes de estas asociaciones, fueron blanco de procedimientos judiciales que se saldaron con una sentencia firme en contra.

Revisión de los casos

Fuentes jurídicas están convencidas de que la información que está llegando será valiosa para la instrucción judicial y adelantan que las denuncias serán analizadas individualmente. Sin embargo, advierten de que será casi imposible revisar contenciosos sobre los que ya se haya pronunciado un tribunal. Apuntan que, en principio, solo podría reabrirse un caso si se demostrara que la denuncia que inició el procedimiento o alguno de los testigos que declararon en la causa eran falsos. Si la acción judicial de Manos Limpias o Ausbanc fue admitida a trámite, habrá poco margen de maniobra, aunque se acabe demostrando que el objetivo último de esas asociaciones era utilizar la causa para obtener una recompensa económica.

Con todo, las fuentes jurídicas consultadas matizan que será necesario estudiar cada denuncia en detalle. El trabajo no será sencillo. Solo en la Comunidad de Madrid, Manos Limpias está personada en estos momentos en más de 60 causas, y el escenario que ha desencadenado la operación Nelson carece de precedentes en la historia de España. De hecho, el caso práctico más relevante se va a escribir en tiempo real.

Un aluvión de denuncias abre la vía a revisar las causas de Manos Limpias y Ausbanc

La investigación dirigida por el juez Santiago Pedraz ha conseguido acreditar que el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, y el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, se pusieron en contacto con Caixabank y Sabadell para ofrecerles la retirada de la acusación que ha sentado a la infanta Cristina en el banquillo del caso Nóos a cambio de tres millones de euros. Un aluvión de pruebas confirma la existencia de esas negociaciones. Sin embargo, la Audiencia Provincial de Palma ha considerado por ahora que no existe base legal para expulsar a Manos Limpias en esta fase del proceso. Su personación ya fue autorizada en su día y tiene plenos efectos. Habrá que esperar a la sentencia para descubrir si los datos revelados por la UDEF han tenido algún efecto inesperado sobre Cristina de Borbón.

Solo una denuncia de 2007

Las denuncias que están llegando ahora servirán para completar las pruebas que existen contra Bernad, Pineda y el resto de implicados en la trama por sus negociaciones en el caso Nóos y otros procedimientos en los que estaban personados. Los investigadores también comprobaron que Manos Limpias y Ausbanc retiraron la acusación contra el presidente de Unicaja, Braulio Medel, en el escándalo de los ERE después de recibir un último pago de la entidad financiera de 470.000 euros. La organización de consumidores Facua habría sido victima igualmente de las amenazas y extorsiones de esta presunta organización criminal.

Todos estos casos fueron descubiertos en el transcurso de las pesquisas, pero hasta ese momento solo existía una denuncia contra Ausbanc de 2007. Además, su autor, el presidente de CreditServices, Javier López, no solo no pudo demostrar que Pineda le había extorsionado, sino que además fue condenado por el Tribunal Supremo por atentar contra el derecho al honor del presunto cabecilla de la trama. La operación Nelson ha transformado el miedo en decenas de nuevas denuncias. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios