HAN IMPUGNADO SU REGLAMENTO ANTE EL SUPREMO

Altos funcionarios denuncian que Turismo se ha convertido en un cortijo político

El exministro deja una herencia envenenada: un recurso al reglamento y otras seis demandas relacionadas con los nuevos nombramientos

Foto: (Imagen: Enrique Villarino)
(Imagen: Enrique Villarino)

Primero fue la Policía Nacional, después los diplomáticos y ahora son los funcionarios de Turespaña, la empresa pública que se dedica a la promoción turística del país en el extranjero, los que se han propuesto impugnar su nuevo reglamento profesional. Ha sido Acestur (Asociación de Administradores Civiles del Estado Especializados en Turismo) la que ha dado un paso adelante y ha llevado el texto legal al Supremo, que ha admitido a trámite la demanda y se prevé que emita sentencia antes del verano. 

La cosa no queda ahí; además de la demanda general, Acestur ha interpuesto otras dos, una por cada convocatoria de plazas desde la aprobación del reglamento, que se suman a otras cuatro demandas personales de consejeros devueltos de sus destinos antes de tiempo. En total, siete demandas que se irán ampliando a medida que se adjudiquen nuevas plazas o se perjudique la carrera de los funcionarios.

Turespaña depende del Ministerio de Industria y está formada por 450 personas. De ellas, al menos 70 son funcionarios de alto nivel, elegibles para ocupar las consejerías de Turismo en una de las 33 embajadas de España con esta plaza. Para los expertos en turismo del Estado, obtener este puesto, o el de consejero adjunto de embajada, es el cénit de su carrera laboral. Ahora se encuentran con que las reglas del juego, aprobadas en 2006 (PDF), han cambiado y se aplican con efecto retroactivo.

Extracto de la demanda presentada ante el Tribunal Supremo. (EC)
Ampliar
Extracto de la demanda presentada ante el Tribunal Supremo. (EC)

Precisamente este es uno de los puntos que sirven de base para la demanda contra Industria. "Hasta ahora, el máximo de estancia en el extranjero era de ocho años. Puede parecer mucho, pero se tarda un tiempo en acoplarse a la cultura de un nuevo país, crear contactos y empezar a obtener réditos. Pues bien, el nuevo reglamento fija el máximo en cinco años y, además, obliga a pasar tres en Madrid antes de pedir un nuevo destino", explican fuentes de Turespaña. Lo peor, prosiguen, es que se ha aplicado el reglamento, aprobado el pasado 23 de marzo, con carácter retroactivo, lo que ha producido "una cascada de ceses automáticos entre funcionarios destinados en el exterior".

Preocupa más en Turespaña la rebaja de los requisitos para acceder a las consejerías en el exterior, que interpretan como una puerta abierta a la libre designación y a que Turespaña se convierta en un cortijo para el gobernante de turno. Hasta el 23 de marzo, las consejerías turísticas de las embajadas eran consideradas "organismos sectoriales provistos con criterios de especialización profesional" en que se valoraban como méritos preferentes el conocimiento del idioma local y la experiencia en puestos de semejante responsabilidad. Sin embargo, el nuevo reglamento habilita a cualquier funcionario del subgrupo A1, el más alto, para ser consejero en misión diplomática, sin necesidad de demostrar conocimientos en materia de promoción turística.

Al eliminar la experiencia específica entre los méritos principales para obtener el puesto, los funcionarios argumentan ante el Supremo que esto permite "nombramientos al margen de la consideración concreta y específica de la preparación, la cualificación o la experiencia. Dicho de otra forma: el Real Decreto 217/2015 establece un sistema de provisión de libre designación desnaturalizada, que relega la idoneidad al marginar el mérito y la capacidad". Se quiere evitar casos como el de la Carrera Diplomática, cuyo acceso nunca ha estado a la altura del común de los mortales.

“Con este reglamento, la Administración se dota de herramientas para controlar mejor a Turespaña y, quizá, de otro Senado con el que premiar los servicios prestados. El principal mérito es haber ocupado puestos de poder en la Administración... ¿ha sido usted secretario de Estado? ¿Un alto directivo de empresa pública designado a dedonbsp;Muy bien, ya tiene el puesto en Turismo”, lamentan funcionarios de Industria.

Cuartro nombres señalados

Hay, incluso, cuatro nombramientos recurridos por falta de capacidad para el puesto designado. Otros, como los casos de N. J. y N. B., enviadas recientemente a Cantón (China) y Portugal, han sido denunciados por los que abandonan el puesto. Ambas tienen elementos en común: son figuras muy cercanas al Gobierno - N. J. fue asesora de la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas, mientras que N. B. asesoró a la Portavocía de Moncloa- y nunca han desempeñado funciones de promoción turística.

Se han recurrido cuatro nombramientos al considerarlos no aptos para el puesto

También ha sido recurrido el nombramiento de N. D. en Berlín, si bien los funcionarios lo reconocen como el caso menos gravoso, ya que lleva más dos años trabajando en el gabinete de la Secretaría de Estado de Turismo. Sin recurso, pero con muchos dedos apuntándola, está E. R., consejera en Singapur, que se libró de acabar en los tribunales porque el puesto estaba vacante y no hubo quien impugnase su designación. Ninguno de estos cargos, a excepción de N. D., podría haber sido nombrado con el reglamento de 2006.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios