Extorsión judicial

El fiscal pide prisión incondicional para los líderes de Manos Limpias y Ausbanc

El Ministerio Público les imputa los delitos de organización criminal, fraude en las subvenciones, estafa y administración desleal

Foto: El presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc), Luis Pineda. (EFE)
El presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc), Luis Pineda. (EFE)

La fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado prisión incondicional y sin fianza para el secretario general del sindicato Manos Limpias, Miguel Bernard, y el presidente de Ausbanc, Luis Pineda. El juez Santiago Pedraz ha tomado declaración a ambos dirigentes así como al tesorero de Ausbanc, Alfonso Gil Solé, al adjunto a la presidencia de esta supuesta asociación en defensa de los consumidores, Ángel Garay, y a Francisco Castro Villacañas, tesorero de esa misma organización. Según la investigación, ambas organizaciones solicitaban dinero a entidades bancarias a cambio de retirar las acusaciones o dar publicidad favorable sobre esos organismos.

Además de la prisión incondicional contra Bernard y Pineda, el fiscal Daniel Campos ha solicitado la libertad con entrega de pasaporte para Garay. Tras los dos dirgentes, la petición más grave ha sido la de Gil Solé, para el que el Ministerio Público reclama prisión eludible con fianza de 10.000 euros. Para Francisco Castro, el jefe de comunicación de Manos Limpias, ha pedido la libertad con comparecencias cada 15 días así como la retirada de pasaporte y la prohibición de salir de España; lo mismo que para Ángel Garay.

La investigación ha lanzado una sombra de duda sobre el papel de Manos Limpias en la acusación de la infanta Cristina en el caso Nóos como supuesta cooperadora necesaria de los dos delitos fiscales cometidos por su marido. Los investigadores han confirmado que los imputados solicitaron al Banco Sabadell y a CaixaBank, la entidad en la que trabaja la Infanta, tres millones de euros a cambio de retirar los cargos contra ella, lo que hubiera significado su inmediata absolución, ya que ni el fiscal ni la Abogacía del Estado la acusan.

El secretario general del sindicato Manos Limpias, Miguel Bernard. (EFE)
El secretario general del sindicato Manos Limpias, Miguel Bernard. (EFE)

Los cinco imputados han sido conducidos a la Audiencia Nacional desde el complejo policial de Moratalaz, en el que han estado arrestados todo el fin de semana, a las seis y media de la mañana, dado que a esas horas vencía el plazo de detención, y desde entonces han aguardado su turno de declarar ante el juez en los calabozos del tribunal, informa EFE. La operación Nelson se saldó el pasado viernes con la detención de 11 personas a las que se sumaron otras tres el sábado -María Manuel Mateo, María Isabel Medrano y Hermenegildo García-, que quedaron en libertad tras prestar declaración ante los agentes.

De los 11 detenidos el viernes, otros seis también fueron liberados antes de declarar ante el juez. Se trata de la esposa de Pineda, María Teresa Cuadrado, el delegado de Ausbanc en Sevilla, José Marín, el abogado de Manos Limpias José María Gómez de León, el director de Publicaciones de Ausbanc, Luis Suárez, la directora del gabinete de presidencia y responsable de eventos de esta asociación, Rosa Isabel Aparicio Fernández, y Ramón Perfecto Rodríguez Martínez. El Ministerio Público imputa a todos ellos los delitos de extorsión, organización criminal, fraude en las subvenciones, estafa y administración desleal.
 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios