El hombre del Barça en Brasil responsabiliza a Sandro Rosell del precontrato con Neymar
  1. España
fraude en el fichaje de la estrella azulgrana

El hombre del Barça en Brasil responsabiliza a Sandro Rosell del precontrato con Neymar

André Cury desvincula a Bartomeu de la operación y asegura que los pagos al jugador previos a su fichaje fueron legales. El fondo Dis-Esportes les acusa de estafa y corrupción entre particulares

El representante del FC Barcelona en Brasil, André Cury, responsabilizó ayer al expresidente del club, Sandro Rosell, de los precontratos firmados con Neymar durante su etapa en el Santos por los que se le investiga en la Audiencia Nacional por estafa y corrupción entre particulares. Cury, que declaró en la tarde de ayer como testigo ante el juez José de la Mata, negó también que se hubiera cometido alguna ilegalidad. El fondo de inversión Dis-Esportes, entonces propietario del 40% de los derechos del jugador asegura que esos acuerdos le perjudicaron económicamente al alterar las reglas del mercado e impedir que otros clubes pujaran por él. Además de Neymar y Rosell, están imputados en la causa el padre del jugador, el actual presidente, Josep Maria Bartomeu, el Barça y el Santos como instituciones, y dos directivos del equipo brasileño.

Cury señaló a Rosell como el director de la negociación con el Santos, según fuentes jurídicas. Además, desvinculó de la gestion de toda la operación ahora investigada en la Audiencia al actual presidente del Barça, Josep María Bartomeu, según fuentes jurídicas. Sin embargo, el hombre del club catalán en Brasil, rechazó que con esos pagos al jugador previos al fichaje el expresidente hubiera podido vulnerar la ley. Cury explicó que esos tratos son usuales entre clubes y quitó importancia a lo abultado de la cantidad desembolsada, 40 millones de euros. El representante azulgrana en Brasil se sumó a la versión del Barcelona, Neymar y todos los directivos que han declarado hasta ahora al asegurar que el único objetivo de esos pagos era garantizar que el delantero brasileño fichara años después por el Barcelona.

De la Mata admitió a trámite el pasado junio una querella presentada contra ambos por la empresa Dis-Esportes y Organizaçao de Eventos, que tenía el 40% de los derechos federativos del jugador. Esa empresa asegura que sufrió un quebranto económico por el contrato que firmaron el jugador y su padre con el Santos brasileño y el Barcelona antes de su fichaje por este club.En su auto de admisión a trámite, el juez reclamó las ofertas que otros equipos europeos presentaron al Santos para fichar al jugador. Se trata del Real Madrid, el Chelsea, el Bayern de Munich y el Manchester City, los clubes que, junto al Barcelona, pujaron por el delantero azulgrana.

La querella de Dis mantiene que si Neymar aceptó del Barcelona 40 millones de euros para fichar por el club, podría haber alterado el libre mercado de fichaje de futbolistas. Con ello se habría producido un perjuicio económico importante al fondo de inversión, la empresa que presentó la querella y que tenía el 40% de los derechos del jugador, ya que esta "se vio privada de la posibilidad de que el jugador entrase en el mercado conforme a las reglas de la libre competencia y pudiera obtener una mayor cantidad económica por el traspaso".

Según Dis-Esportes, los contratos entre Neymar, el Barcelona y el Santos para fichar al jugador fueron simulados. "Pretendían disfrazar lo que en realidad era un pago por la transmisión de los derechos federativos con otros conceptos que no obedecían a la realidad", relata la querella, que les imputa por esa razón un delito de estafa. De la Mata admitió esa tesis al afirmar que esos contratos en teoría simulados tenían como finalidad hacerse con el futbolista a un precio inferior al de mercado. El instructor considera que otros clubes, como el Chelsea o el Real Madrid, podrían estar dispuestos a pagar cantidades superiores por él.

El próximo 16 de marzo declarará ante De la Mata -como imputado y por videoconferencia desde Brasil- el actual vicepresidente del Santos, Odilio Rodrigues.

Brasil Neymar Santos Sandro Rosell Josep Maria Bartomeu Audiencia Nacional