caso Nóos

Torres, que en 2013 dijo que la Infanta estaba al corriente, declara ahora que lo desconoce

El exsocio de Urdangarin rompe su promesa de responder las preguntas de todas las partes y se niega a contestar a Manos Limpias sobre la implicación de Cristina de Borbón

Foto: El exsocio de Urdangarin, Diego Torres. (EFE)
El exsocio de Urdangarin, Diego Torres. (EFE)

Diego Torres manifestó durante la instrucción del caso Nóos, en 2013, que la infanta estaba al corriente de todas las actividades del Instituto Nóos y de su esposo. Sin embargo, hoy, durante su declaración a preguntas de Manos Limpias en el juicio, ha cambiado su versión y ha asegurado que no lo puede saber "a ciencia cierta". La abogada de esa asociación le ha preguntado por qué cambia ahora su declaración. "No voy a entrar en ese juego", ha respondido el exsocio de Urdangarin. Entonces, ha sido la presidenta del tribunal, Samantha Romero, la que le ha cortado tajante. "Esto no es un juego, es una declaración judicial". Después, le ha recordado que cuando se se le preguntó si Cristina de Borbón conocía los negocios de la asociación hace tres años dijo sin ningún género de duda: "Por supuesto". El ex número dos de Nóos, cuyo abogado aseguró que respondería a todas las cuestiones que se le formularan, se ha negado a contestar ninguna más.

Torres, que en 2013 dijo que la Infanta estaba al corriente, declara ahora que lo desconoce

La abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, ha iniciado su interrogatorio preguntado por la implicación de cada una de las personas relacionadas con la Casa Real. Pero la tensión se ha disparado cuando la letrada le ha planteado si Cristina de Borbón y el Rey estaban al corriente de que todas las actividades del Instituto Nóos -del que la infanta era vocal de la junta directiva- estaban supervisadas por el abogado del rey Juan Carlos, José Manuel Romero, Conde de Fontao. "Lo desconozco", ha respondido Torres.

Pero la tensión se ha disparado cuando la letrada le ha preguntado si Cristina de Borbón y el Rey estaban al corriente de que todas las actividades del Instituto

López Negrete ha pedido entonces que se le muestre su declaración del 16 de febrero de 2013 ante el juez José Castro. Cuando le ha vuelto a preguntar sobre esa contradicción, Torres ha respondido: "La verdad, no puedo saber a ciencia cierta lo que conoce o no otra persona. No voy a elucubrar". "¿Ha pactado con alguien?", le ha replicado la letrada de Manos Limpias. Es entonces cuando el exsocio de Urdangarin ha contestado: "No le voy a contestar a esa pregunta. No voy a entrar en ese juego".

Esa respuesta ha hecho saltar como un resorte a la presidenta del tribunal, Samantha Romero. "Esto no es un juego señor Torres, esto es una declaración judicial. La acusación está en su derecho de preguntar y usted en el de no responder", ha advertido Romero. Después ha añadido: "Ustedes no van a dirigir el debate, este tribunal va a blindar su independencia y va a actuar conforme le permiten la Constitución y las normas". Acto seguido ha defendido la pregunta de Manos Limpias, ha reiterado que existe una contradicción entre sus dos declaraciones y le ha recordado que durante la instrucción no mostró ninguna duda. "Cuando se le preguntó al respecto usted contestó: 'por supuesto".

Torres, que en 2013 dijo que la Infanta estaba al corriente, declara ahora que lo desconoce

López Negrete ha seguido su interrogatorio preguntando si, al fundarse el Instituto Nóos, estaban presentes todos los vocales, incluída la infanta. Pero Torres ha rechazado contestar esa pregunta, ni ninguna pregunta más de la letrada. Entre las que se quedaron sin respuesta que López Negrete leyó al tribunal estaban las siguientes: "¿Sabía la infanta  Cristina lo que firmaba?" o ¿ha llegado usted a un pacto con el señor Urdangarin para depositar la responsabilidad en Marco Antonio Tejeiro?. Este último era el contable de Nóos.

La salida a escena de la infanta ha vuelto a unir en su defensa a su abogado y al fiscal anticorrupción Pedro Horrach. Ambos han protestado al considerar que las preguntas de López Negrete no tenían nada que ver con los dos delitos fiscales de los que Manos Limpias acusa a la infanta. Sin embargo, la presidenta del tribunal ha desestimado sus pretensiones y ha permitido a la letrada actuar con total libertad. El abogado de Cristina de Borbón, Pau Molins, ha formulado su protesta.

Previamente, Torres había vuelto a desvincular a Cristina de Borbón de las actividades del instituto. Ha insistido en que su única función era la de una vocal de la junta directiva de esa entidad, "no tenía mayores funciones; no recuerdo una actuación directa que no sea la de ser vocal", ha añadido. Y ha opuesto su papel al de Carlos García Revenga, el secretario personal de las infantas. "Él sí colaboró en los proyectos", ha dicho. También ha negado que la entrada de Cristina en la dirección tuviera como finalidad utilizarla como gancho para lograr contratos. Y lo mismo ha dicho de Urdangarín. "Era mucho más importante para nosotros que fuera miembro de la junta directiva del Comité Olímpico Español".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios