sicav de 15 millones y un avión a 3.500 € la hora

La juez decreta prisión incondicional para el presidente de Vitaldent y otros 3 directivos

El 'imperio' de Ernesto Colman estaba situado en la práctica totalidad de los sectores empresariales: financiero, inmobiliario, construcción, transporte, servicios

Foto: Fachada de la sede de Vitaldent en Las Rozas. (EFE)
Fachada de la sede de Vitaldent en Las Rozas. (EFE)

La titular del Juzgado de Instrucción número dos de Majadahonda ha decretado la prisión incondicional para el presidente Vitaldent, Ernesto Colman, así como para el vicepresidente, Bartolo Conte y otros miembros de la 'cúpula', Javier Arteaga y Nicolás Sissini, que han pasado este miércoles a disposición del juzgado de Instrucción número 2 de Majadahonda (Madrid) tras ser arrestados en el marco de la 'operación Topolino' contra el fraude fiscal y el blanqueo de capitales.

El presidente de Vitaldent, Ernesto Colman (Montevideo, 1961), es propietario de un entramado empresarial que supera el centenar de sociedades, y no solo relativas al negocio dental. Sus mercantiles, distribuidas por todo el territorio nacional, se dedican a servicios públicos y financieros, al negocio inmobiliario, a la construcción, al transporte, a la publicidad o a las telecomunicaciones, entre otros sectores. En el plano financiero, según ha podido conocer El Confidencial, el investigado por la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional posee una sicav que a finales de 2015 contaba con cerca de 15 millones de euros de patrimonio.

En concreto, se trata de la sociedad General de Inversiones Financieras, propiedad en un 99,9% de la mercantil Panuco Invers, sociedad a su vez perteneciente por completo a Etno Investment, que tiene a Colman como único accionista. Según el informe presentado por esta sicav ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la sociedad contaba con 14,5 millones de euros en diciembre del pasado año.

La juez decreta prisión incondicional para el presidente de Vitaldent y otros 3 directivos

El Juzgado número 2 de Majadahonda ha acordado el bloqueo de cuentas corrientes, activos financieros de la sicav y diversas fincas que eran propiedad de Colman, quien también poseía algunos de los 36 vehículos de lujo de los que se ha incautado la Policía y un avión que prestaba servicios de jet privado al prohibitivo precio de 3.500 euros la hora.

Desde que Colman abrió su primera clínica Vitaldent en Madrid en 1990, basada en un modelo 'low cost', el empresario no ha dejado de crecer, y no solo en el sector dental, sino en todos los planos mencionados. Casi 20 años después de esa inauguración, el presidente del conglomerado llegó a acumular una fortuna de 600 millones de euros, según contó entonces la revista 'Forbes'. Un centenar de fincas, viviendas de lujo en las mejores urbanizaciones de Madrid, Málaga, Baqueira, Asturias o Nueva York.

[Vitaldent, en cifras: ofrece 'tickets restaurante' y conciliación laboral]

Los intereses de Colman llegaban incluso al mundo de los caballos. El presidente de Vitaldent compite por la Federación Uruguaya de Deportes Ecuestres en la modalidad de carruajes. Es el mejor del país. De hecho, es el único uruguayo que compite en esa disciplina, según explican fuentes de la Federación, con la que comenzó a participar hace 10 años. Y no solo cría purasangre en Villacastín (Segovia), sino que ha llegado a entrar, aunque sin éxito, en el hipódromo de La Zarzuela. En noviembre de 2004, montó la cuadra Moflit, en la que agrupó los siete caballos que fue comprando ese año: So lonely, Milenium blue, Dharmakaya, Marmaria, Siete Leguas, Tíbet y Asubio. "En esa época llegaba gente con dinero al hipódromo y le vendían los pencos si no entendían; este pudo ser un caso de esos", explica un conocedor de La Zarzuela. En mayo de 2006, menos de dos años después, los vendió todos, harto de no ganar nada. Algunos fueron a cortijos y dejaron de competir.

La Policía les detuvo ayer a él, al vicepresidente de su empresa, Bartolomé Conte, y a una decena de directivos de la compañía. La Fiscalía Anticorrupción, que dirige las pesquisas, les atribuye delitos contra la Hacienda Pública, fraude fiscal y blanqueo de capitales. Según los primeros indicios, Colman habría obligado a sus franquiciados (247 entre España e Italia) a abonar el 10% del canon que están obligados a pagar por el uso de la marca en metálico. El montante acumulado habría sido derivado a cuentas en Suiza y Luxemburgo por el presidente de la firma, que también habría destinado los fondos a la compra de parte de los bienes mencionados y a la inversión en nuevos negocios como los también citados.

La investigación desarrollada por la Brigada de Blanqueo de la UDEF comenzó tras las denuncias de varios franquiciados, que están siendo considerados como víctimas del entramado por el Juzgado número 2 de Majadahonda y colaboran activamente en las pesquisas desde hace meses. Por el momento, todas las clínicas -tanto las franquiciadas por agentes externos como las que son propiedad de Colman- funcionan con normalidad, dado que en principio al menos las externas se sitúan al margen de la presunta trama delictiva.

[Soy paciente de Vitaldent, ¿qué va a pasar si tengo cita o un tratamiento pagado?] 

Vitaldent, de hecho, ha querido transmitir "tranquilidad" a los clientes de la compañía, dado que -según argumenta la mercantil- la investigación se centra en las prácticas presuntamente delictivas de la cúpula y no en la calidad del servicio, que a su juicio ha mantenido un alto nivel en todo momento. Las clínicas, por lo tanto, continuarán prestando servicio a pesar de la investigación abierta y del vacío que existe en la propiedad.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios