El Barça se defiende: el contrato no bloqueaba a Neymar, él quería jugar en el Nou Camp
  1. España
audiencia nacional

El Barça se defiende: el contrato no bloqueaba a Neymar, él quería jugar en el Nou Camp

El representante legal del club, Ignacio Mestre, asegura que el jugador del Fútbol Club Barcelona no estaba bloqueado por el contrato, sino que eligió jugar libremente

Foto: Neymar (c), el día de su presentación con el FC Barcelona. (EFE)
Neymar (c), el día de su presentación con el FC Barcelona. (EFE)

La declaración del director general y representante legal del Fútbol Club Barcelona, Ignacio Mestre, ayer ante la Audiencia Nacional, sirvió para que el club defendiera que el contrato de Neymar Jr se hizo limpiamente. En concreto, según fuentes jurídicas, Mestre explicó que el contrato que la entidad deportiva firmó con Neymar obligaba a ambas partes a abonar 40 millones de euros en caso de que alguna de las dos decidiera que el jugador finalmente no iba a ir al Barça. El acuerdo, señaló Mestre, no bloqueaba al futbolista, sino que era una forma de que tanto el equipo como el brasileño se protegieran.

Neymar, añadió el director general del club, quiso ir a jugar al Barça y rechazó la oferta del Real Madrid, que alcanzaba los cien millones de euros. El club catalán había firmado el primer contrato con Neymar en 2011, acuerdo que señalaba que cuando el jugador cumpliera su ficha con el Santos en 2014 podría ser fichado por el conjunto blaugrana. El Barça, sin embargo, decidió adelantar la contratación por necesidades deportivas, según defendió el propio Mestre en su comparecencia, por lo que tuvo que pagar 17 millones al Santos.

El jugador, explicó Mestre, no fue al Madrid porque estuviera bloqueado, sino porque quiso jugar en el Camp Nou a pesar de que la oferta era menor. "El jugador acepta una oferta inferior", aseguró el representante legal de la entidad azulgrana.

Mestre rechazó que los contratos de dos amistosos acordados con el Santos fueran falsos. Argumentó, por un lado, que uno de ellos se jugó en un trofeo Gamper y que el otro no se logró cerrar por culpa del Santos, que el Barça envió "varios" burofaxes al conjunto de Sao Paulo para que éste señalara una fecha que le viniera bien, pero que el club brasileño nunca respondió. Todavía se puede jugar, de hecho, añadió el director general del Barcelona, que razonó que lo acordado era hacerlo mientras dure la vigencia del contrato de Neymar.

En relación con el derecho de tanteo sobre tres jugadores del Santos a los que el Barça había echado el ojo -adquirido cuando el club fichó a Neymar-, Mestre indicó que ninguno se cerró por razones del mercado, a pesar de haber informes favorables de ellos. Dos no interesaron porque finalmente no cumplían con el perfil del equipo y el tercero no se ha fraguado finalmente debido a que el París Saint Germain puso una oferta de 40 millones sobre la mesa que el conjunto catalán no estaba dispuesto a mejorar.

El expresidente Sandro Rosell y Josep María Bartomeu -aconsejados por sus abogados Ignacio Ayala y José Ángel González Franco- prestaron una brevísima declaración en la que se limitaron a señalar que en relación con la llegada del futbolista a España el club "ha hecho todo bien". Tras estas palabras, ambos se remitieron a la declaración que prestaron cuando fueron imputados por delito fiscal en 2014, porque entendieron que se trataba de los mismos hechos y que, por lo tanto, lo que dijeron entonces valdría también para hoy.

Ayer también declararon los dos últimos presidentes del Santos y su representante legal. Hoy desfilará por la Audiencia Nacional el propio Neymar, su padre y su madre, quienes previsiblemente asegurarán que el jugador decidió optar por Barcelona libremente, sin sentirse coaccionado por el contrato que obligaba a ambas partes.

FC Barcelona Fútbol Audiencia Nacional Neymar Sandro Rosell Josep Maria Bartomeu