EL 30% ESTÁ EN MANOS EXTRANJERAS

Madrid: Caixabank reemplaza a Bankia como principal acreedor de la deuda municipal

La entidad con sede en Cataluña lidera el 'ranking' de acreedores del Ayuntamiento de Madrid, en cuya primera posición se situaba Bankia, tras aumentar la cantidad adeudada en un 68,8%

Foto: La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante un encuentro con los medios este viernes. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante un encuentro con los medios este viernes. (EFE)

La entidad líder en Cataluña lidera también el 'ranking' de tenedores de deuda financiera del ayuntamiento madrileño. Caixabank se sitúa en el primer puesto de la lista, con un capital vivo al cierre de 2015 cercano a los 480 millones de euros. Una cantidad que supera incluso a la deuda en manos del Instituto de Crédito Oficial (ICO), cifrada en 454 millones, y a los 414 en el haber de Bankia. Esta última entidad había sido siempre la principal acreedora de deuda municipal, excluyendo al ICO, pero las cosas cambiaron a finales del mandato de Ana Botella.

El anterior Ejecutivo eligió a La Caixa para solicitar un elevado préstamo de cara a amortizar deuda con otras entidades, según fuentes del actual Gobierno municipal. El resultado fue que la deuda con la entidad con sede en Cataluña aumentó un 68,8%, hasta los 556,6 millones. En el caso de Bankia, por el contrario, descendió más de un 29%. El mencionado crédito también sirvió para saldar la deuda de 51 millones con NovaCaixaGalicia (Abanca), otra de las entidades rescatadas. A principios del presente año, y según los datos a los que ha tenido acceso El Confidencial a través de la Ley de Transparencia, el número de instituciones financieras tenedoras de deuda municipal a largo plazo se eleva a 26.

La deuda municipal con los bancos entre 2011 y 2015 se redujo el 20%, en parte gracias al mencionado préstamo, pasando de los 5.187 a los 4.137 millones de euros a junio de 2015. O lo que es lo mismo: cada madrileño mantenía una deuda superior a los 1.300 euros con las entidades financieras. El Gobierno municipal ha llevado a cabo amortizaciones por un valor próximo a los 547 millones, de los cuales 365 responden a una amortización anticipada aprobada en el ejercicio anterior. Sin embargo, la línea política de Ahora Madrid con respecto a la deuda será la de ceñirse únicamente a las amortizaciones ordinarias, destinando los remanentes de tesorería a cubrir necesidades sociales prioritarias.

El área de Economía que dirige el concejal Carlos Sánchez-Mato está finalizando un detallado informe de endeudamiento de este último ejercicio que se presentará en los próximos días. Durante este periodo, no se ha solicitado ningún préstamo, y la intención a futuro pasa igualmente por no emitir más deuda, manteniendo como eje fundamental financiar las políticas públicas de gasto con recursos propios sin necesidad de contraer nuevos créditos.

El pago de la deuda rondará el 15% del Presupuesto municipal en 2016, cuando hasta ahora suponía un 27% del Presupuesto. A pesar de la drástica reducción, desde el ayuntamiento defienden que se respetarán las obligaciones contraídas. Esto es porque de acuerdo a la Ley de Haciendas Locales, los ayuntamientos que tengan superávit o remanente de tesorería positivo, y que no hayan sobrepasado los límites de deuda que tengan autorizados, podrán destinar sus excedentes presupuestarios a inversiones que tengan que ver con actuaciones sostenibles. En total, más de 266 millones de euros se destinarán en el año 2016 a actuaciones en todos los distritos de Madrid por medio de las Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS), frente a los cerca de 46 millones de euros de 2015.

En manos extranjeras

Cerca del 31% del monto total de la deuda del ayuntamiento está gestionado por entidades extranjeras. Todo ello, después de que en la anterior legislatura se saldasen deudas con cuatro de estas entidades. Una circunstancia que se debe al ánimo de distribuir la deuda entre un número razonable de entidades para no concentrarla en unas pocas manos.

Para los actuales responsables del área de Economía y Hacienda, algunos de estos créditos se contrajeron con condiciones razonables respecto a los tipos de interés, pero otras no. Desde su punto de vista, añaden, “no se siguieron criterios de oportunidad de precio” a la hora de contraer deudas con entidades extranjeras.

Carmena y las agencias de calificación

El Ayuntamiento de Madrid no renovó los contratos que mantenía hasta ahora con las agencias de calificación Standard & Poor’s y Fitch, y que vencieron el pasado 31 de diciembre. Las calificaciones de agencias privadas son, por lo general, un requisito a la hora de recibir créditos y, en ocasiones, para negociar las condiciones de pago de los mismos. Sin embargo, el actual Gobierno municipal insiste en que no tiene intención de contraer nuevos créditos. El margen para negociar el pago de intereses y devolución de crédito, aseguran, “es además muy limitado con las condiciones impuestas”.

Los contratos con ambas agencias, cuya relación comercial con el ayuntamiento comenzó en 2002, han supuesto un desembolso para las arcas municipales de más de 100.000 euros en 2015. Fitch ha recibido 50.469,12 euros por sus servicios de este año, mientras que Standard & Poor’s ha cobrado 56.481,55 euros. El gasto total desde 2002 supera el millón de euros.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios