asesinada y violada en 1997

El presunto asesino de Eva Blanco reitera que le obligaron a eyacular sobre ella

La jueza pide a los vigilantes de seguridad extremar las medidas mientras un grupo de agentes de la Guardia Civil custodiará el furgón que lo trasladará hasta el Juzgado número 4 de Torrejón

Foto: El presunto autor del asesinato de Eva Blanco es trasladado por un agente de la Guardia Civil. (EFE)
El presunto autor del asesinato de Eva Blanco es trasladado por un agente de la Guardia Civil. (EFE)

El presunto asesino de Eva Blanco, Ahmed Chelh, ha declarado este viernes ante la titular del Juzgado número 4 de Torrejón de Ardoz en medio de un dispositivo de seguridad más intensificado de lo habitual. La expectación que generaron en la opinión pública tanto el avance en la investigación como la posterior detención del sospechoso y la psicosis que provocó en Algete (Madrid) el asesinato hacen que los agentes estén atentos en todo momento.

Chelh ha trasladado en un furgón de la Guardia Civil desde los calabozos hasta el Juzgado número 4, y un despliegue de miembros del instituto armado le acompañaron tanto vestidos de uniforme como de paisano. La jueza que instruye el caso, además, pidió a los vigilantes de seguridad que controlan el edificio que extremaran las medidas para evitar aglomeraciones. 

El presunto autor de crimen ha vuelto a negar ante el juez que matara a Eva Blanco y ha asegurado que dos personas le obligaron, a punta de navaja, a subir a un coche y eyacular sobre ella, aunque no ha sabido dar respuesta a por qué se halló ADN suyo en el cuerpo de la mujer. La magistrada considera por terminada la instrucción y trabaja ya en la transformación de la causa en sumario.

El presunto asesino de Eva Blanco reitera que le obligaron a eyacular sobre ella

El investigado ha respondido ante la instructora y la Fiscalía del crimen que presuntamente cometió en 1997, por el que está acusado de asesinato, agresión sexual y detención ilegal. La niña fue violada y apuñalada cuando regresaba la noche del 20 de abril a su domicilio. Su cuerpo fue luego arrojado a una cuneta. La Guardia Civil centró las primeras pesquisas sobre el entorno familiar sin encontrar pruebas que apuntaran a nadie en concreto. Chelh abandonó España dos años después de acabar presuntamente con la vida de Eva Blanco y se estableció en Francia, donde creó una nueva familia.

Desde entonces, los miembros del Grupo de Homicidios de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid han seguido investigando cada pequeño indicio que aparecía, pero sin éxito. Los agentes nunca desistieron a pesar de que en todo momento se encontraban en un callejón sin salida. Uno de los guardias incluso llegó a dedicar sus días libres a seguir investigando por su cuenta. Hasta que el caso dio un vuelco a raíz de los análisis genéticos realizados por la Universidad de Santiago de Compostela.

El presunto asesino de Eva Blanco reitera que le obligaron a eyacular sobre ella

El Instituto de Ciencias Forenses de la Facultad de Medicina del mencionado centro elaboró un detallado análisis de las muestras de ADN extraídas del cuerpo de la joven. En concreto, de los restos de semen que el violador introdujo en la niña. El estudio, en el que colaboraron activamente miembros del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil (la policía científica del cuerpo), arrojó como resultado un perfil genético del asesino que ayudó a impulsar la investigación y detener, junto a las fuerzas de seguridad francesas, al español de origen marroquí Ahmed Chelh, que accedió a hacerse la prueba de ADN.

En el curso de una hora, el acusado se ha ratificado en la declaración que prestó ante el fiscal francés. La instrucción, después de que la jueza, tras aceptar la comparecencia de declaración del acusado y rechazar la solicitud de varias testificales, queda a la espera de su conclusión  en transformación a sumario.

 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios