El fantasma de la disolución marca los nombramientos de Rajoy para las Cortes
  1. España
sale jesús posada, pero sigue celia villalobos

El fantasma de la disolución marca los nombramientos de Rajoy para las Cortes

El reparto de puestos en la Mesa del Congreso será inédito y, como los resultados electorales del 20-D, sin sumas claras a la hora de tejer mayorías, aunque PP y Ciudadanos tendrán 5 de los 9 puestos

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE)

La XI legislatura nace tan marcada por la provisionalidad, con las Cortes pendientes de una disolución en pocos meses, que Mariano Rajoy se ha decantado por la continuidad absoluta en sus equipos parlamentarios. Más que nombramientos, en el Partido Popular ha corrido el escalafón y se han cubierto bajas obligadas. El acuerdo con el PSOE para la Mesa del Congreso incluye la renuncia a presentar otra vez a Jesús Posada, pero seguirá Celia Villalobos de vicepresidenta, acompañada esta vez por Rosa Romero y Alicia Sánchez Camacho. Siguen los dos portavoces parlamentarios: Rafael Hernando en la Cámara Baja y José Manuel Barreiro en el Senado. Allí, como el PP tiene mayoría absoluta, repite Pío García-Escudero de presidente.

El propio Rajoy hizo el anuncio de su propuesta de nombramientos de candidatos ante la Junta Directiva Nacional de su formación con sorna y como cuestión de trámite: "Hago estas propuestas porque alguien tiene que hacerlo". La mayor sorpresa consistió en no dar un nombre para la Presidencia del Congreso después de reclamar en público días atrás el derecho del PP de aspirar a ese cargo como partido más votado en las elecciones.

El presidente del Gobierno en funciones sabía que en la segunda vuelta de la votación correspondiente, los socialistas se iban a hacer con el puesto para Patxi López porque el bloque de izquierdas, nacionalistas e independentistas le preferirían antes que a cualquiera que presentaran los populares, y evitó que Posada pasara por ese trance. El acuerdo o entendimiento con el PSOE alcanzado horas antes garantizaba al PP dos de las cuatro vicepresidencias de la Mesa y una de las cuatro secretarías.

El reparto de puestos en la Mesa del Congreso será inédito y, como los resultados electorales del 20-D, sin sumas claras a la hora de tejer mayorías. El PSOE, con 90 escaños en una Cámara de 350 y sin socios fijos para nada, tendrá la Presidencia, pero no el control del órgano de gobierno del Congreso porque solo contará con ese cargo más una secretaría: dos sobre nueve a la hora de votar.

PP y Ciudadanos pueden sumar una mayoría de bloqueo de cinco miembros de centro derecha frente al resto de la Mesa. Fuentes del Grupo Popular dan por hecho que los de Albert Rivera alternarán apoyos entre unos y otros para mantener su imagen ambivalente, aunque en cuestiones de política económica suponen que podrían dar su apoyo a la hora de retrasar las iniciativas de contrarreforma económica y laboral o de desestabilización presupuestaria que anuncian ya el PSOE y Podemos.

Rivera: "Hemos conseguido desbloquear una situación que parecía difícil"

Villalobos, combativa dirigente del PP y veterana en la Mesa, será la principal representante del Grupo Popular en el órgano de gobierno de la Cámara. Rosa Romero, próxima a María Dolores de Cospedal, y Alicia Sánchez Camacho cubrirán las bajas de los exdiputados Ignacio Gil Lázaro y Dolors Montserrat. Teófilo de Luis, aunque ha resultado reelegido, se queda sin secretaría.

Al frente del Grupo Popular en el Congreso, a la continuidad de Hernando se suma también la del actual secretario general, José Antonio Bermúdez de Castro.

En el Senado, la principal novedad consiste en que Javier Arenas será el nuevo secretario general del Grupo Popular, puesto que dejó vacante Antolín Sanz al renunciar a presentarse en las listas.

En la Mesa de la Cámara Alta, el expresidente de la Junta de Castilla y León Juan José Lucas dejará su puesto de vicepresidente a otro exjefe de Ejecutivo regional: Pedro Sanz.

El entendimiento con el PSOE y Ciudadanos para cerrar la composición de las Mesas del Parlamento es un paso positivo para mantener la esperanza en una negociación futura con el fin de buscar alguna fórmula de Gobierno constitucionalista estable, según fuentes del PP. Presumen de que al menos no se ha dado un pacto anti-PP y López será presidente con el respaldo (directo o vía voto en blanco) de las tres fuerzas que defienden el marco constitucional y la unidad de España.

Rajoy insistió ayer ante la Junta Directiva Nacional de su partido en que la única salida a la situación de incertidumbre política que han traído los resultados del 20-D es el entendimiento entre el PP y el PSOE. Para el presidente del Gobierno en funciones, el intento de Pedro Sánchez de pactar con todo el arco parlamentario en contra de los populares es "un disparate" movido por "las urgencias personales de algunos".

Aunque el presidente de los populares dijo que convocar nuevas elecciones "no interesa a nadie, sobre todo a España", también dejó entrever que se prepara ante esa eventualidad. Dio órdenes de que el partido se mantenga movilizado y se convoquen juntas directivas a todos los niveles para, de momento, defender sus opciones a formar Gobierno.

Mariano Rajoy Celia Villalobos Alicia Sánchez Camacho Rafael Hernando Patxi López
El redactor recomienda