Díaz Ferrán carga sobre su socio muerto la responsabilidad sobre el fraude de Marsans
  1. España
a juicio por apropiarse 4,4 millones

Díaz Ferrán carga sobre su socio muerto la responsabilidad sobre el fraude de Marsans

El exlíder de la CEOE, para el que piden cuatro años de cárcel, niega que él o el coadministrador de la compañía se quedaran con el dinero pagado por los clientes por viajes que no disfrutaron

Foto: Díaz Ferrán carga sobre su socio muerto la responsabilidad sobre el fraude de Marsans
Díaz Ferrán carga sobre su socio muerto la responsabilidad sobre el fraude de Marsans

El expresidente de la CEOEGerardo Díaz Ferránera copropietario y administrador solidario de Viajes Marsans, pero, a pesar de ello, desconocía el funcionamiento de la compañía y su día a día. Ese ha sido el principal argumento de Díaz Ferrán en el juicio en el que se le acusa de apropiarse de 4,4 millones de euros de los clientes de la compañía por viajes pagados por ellos que nunca llegaron a disfrutar. El expresidente de la patronal, como hizo en la instrucción, ha vuelto a descargar responsabilidades sobre su socio, Gonzalo Pascual, fallecido en 2012. "Era él quien llevaba el día a día de la compañía", ha declarado.

A preguntas del fiscal, Díaz Ferrán ha asegurado que se convirtió en administrador solidario de Marsans junto a su socio, Gonzalo Pascual, a principios de 2010. Pero ambos acordaron que sería este último el que llevaría la gestión de la agencia de viajes, como había venido haciendo hasta entonces. "La administración de Marsans la llevaba Gonzalo Pascual, como él mismo reconoció en su declaración ante el juez", ha afirmado el exlíder de la patronal. "De los hechos de los que se me acusa me he enterado cuando he leído el sumario", ha añadido.

El fiscal, Daniel Campos, le ha preguntado si, a pesar de haber dejado la gestión en manos de su socio, como coadministrador de la agencia desconocía la grave situación económica en la que se encontraba Marsans. Díaz Ferrán ha contestado que conocía que esos problemas financieros existían porque se lo contaba su socio. "Sabía que teníamos problemas para obtener créditos", ha recordado. "La situación era mala por la nacionalización de Aerolíneas Argentinas", decretada por el Gobierno argentino en 2009.

Interrupción de unos minutos en el juicio contra Díaz Ferrán por sus "problemas de próstata"

"Marsans tenía graves problemas en otoño de 2009, porque mi socio, Gonzalo Pascual, me pidió que hipotecara bienes míos para dotar de dinero a la compañía. Tanto él como yo hipotecamos fincas y casas para poder obtener 15 millones de euros", ha añadido.

Sin embargo, el exlíder de la patronal ha reiterado una y otra vez que él no se ocupaba de la empresa, por lo que no se considera responsable del delito que se le imputa. "Nunca llevé la gestión ni el día a día de Viajes Marsans", ha dicho. Tampoco cuando en enero de 2010 se disolvió el consejo de administración de la compañía, que quedó en manos de él y Gonzalo Pascual como administradores solidarios. "Mi socio asumió las funciones de director general, como comunicó en su momento a todos los trabajadores de la empresa", ha añadido.

Después ha puntualizado queni él ni Gonzalo Pascual cogieron "un solo euro" de la compañía. "Estoy seguro de que mi socio no hizo nada malo ni cometió apropiación indebida. Solo puso todos sus bienes a disposición de Viajes Marsans".

Fuertes críticas a IATA

Díaz Ferrán ha cargado contra IATA (Asociación Internacional del Transporte Aéreo) al considerar que condenó a Marsans al concurso al retirarle la licencia para vender billetes de avión el 20 de abril de 2010. IATA justificó esa decisión por el impago de deudas por parte de Marsans, pero Díaz Ferrán lo ha negado. El expresidente de la patronal ha asegurado que Marsans estaba al corriente de pago y que IATA cortó la venta de billetes sin que se le debiera nada. "Ustedes se cargaron Viajes Marsans", ha lanzado al abogado de IATA. "Ustedes son los culpables de que los clientes se quedaran sin su dinero".

El expresidente de la patronal ha señalado que de no haber sido por esa decisión de IATA, Marsans habría salido adelante. Díaz Ferrán ha asegurado que, en esas fechas, la compañía había obtenido un crédito por parte de varios bancos de 33 millones de euros que le hubiera permitido hacer frente a los pagos. Pero, según su versión, el corte de la venta de billetes por parte de IATA hizo que la empresa perdiera de un día para otro el 50% de su facturación, lo que la llevó a declarar el concurso de acreedores el 9 de junio de 2010.

La Fiscalía acusa a Díaz Ferrán de un delito continuado de apropiación indebida y pide para él cuatro años de prisión. Lo mismo que para el último director general de la empresa turística, Iván Losada, que se hizo cargo de ella tras su venta a Possibilitum Business, empresa del fondo buitre del liquidador Ángel de Cabo. El Ministerio Público solicita además que ambos sean condenados a una multa de 12.000 euros cada uno, a razón de una cuota diaria de 50 euros durante ocho meses.

4.706 depósitos no devueltos

En su escrito de acusación, el fiscal defiende que ambos se apropiaron indebidamente de las cantidades entregadas por los clientes para la adquisición de billetes, y que los usuarios de Viajes Marsans y sus filiales Tiempo Libre, Rural Tours y Viajes Crisol perdieron las cantidades depositadas por sus reservas de viajes cancelados, informa EFE.

Según el fiscal, entre el 1 de marzo y el 31 de julio de 2010, el grupo Marsans formalizó reservas que dieron lugar a 7.560 depósitos de clientes, de los que 4.706 no han sido devueltos y se destinaron a fines ajenos a la actividad del grupo. Los consumidores pagaron cantidades que oscilan entre los 130 y los 5.834 euros.

Gerardo Díaz Ferrán Viajes Marsans Gonzalo Pascual CEOE Aerolíneas Argentinas Embargos
El redactor recomienda