En una entrevista en cope

Rajoy: "No veo otra salida que volver a celebrar nuevas elecciones en Cataluña"

El líder del Partido Popular ha insistido en su intención de formar Gobierno de cara a la próxima legislatura y deja la puerta abierta a una posible reforma de la Constitución

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante un momento de la entrevista. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante un momento de la entrevista. (EFE)

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha criticado la situación de bloqueo que vive Cataluña y ha abogado por la celebración de nuevas elecciones para desencallar el Gobierno regional, como así ha confirmado horas más tarde el 'president' Artur Mas. Desde que se celebrasen los últimos comicios el pasado 27 de septiembre, los principales partidos catalanes han sido incapaces de alcanzar un acuerdo. “No veo otra salida que volver a celebrar elecciones en Cataluña", ha señalado en una entrevista en la Cope. El pasado domingo, los radicales de la CUP dieron el portazo definitivo a Artur Mas y desde Junts Pel Sí no se plantean, al menos de momento, proponer un nuevo candidato. Las elecciones del próximo marzo serán las cuartas elecciones autonómicas en cinco años.

Rajoy instó de nuevo al líder catalán a abandonar sus "planteamientos independentistas" a cuatro días de que acabe el plazo para poder investir a Mas. De no llegar a un acuerdo 'in extremis', las nuevas elecciones se celebrarán previsiblemente el 6 de marzo. Sea como fuere, ha aprovechado para recalcar que el Gobierno, mientras él esté al frente y luego quien le pueda suceder, no permitirá la secesión de Cataluña "porque lo que sea España lo deciden todos los españoles".

A nivel nacional, señaló los tres escenarios posibles para un futuro próximo: "Un Gobierno liderado por el PP, un pacto PSOE-Podemos-IU y los nacionalistas o bien nuevas elecciones". El dirigente popular recordó varias veces que su formación ha sido la más votada y que por tanto es a ellos a quienes les corresponde intentar formar Gobierno para "garantizar la estabilidad". Durante la entrevista, Rajoy eludió criticar a Pedro Sánchez tras llamarle "indecente" en el debate electoral de las generales e incluso hizo un guiño al resto de grandes partidos con excepción de Podemos: "Al PP, PSOE y Ciudadanos nos unen cuestiones como la unidad y la soberanía nacional, la pertenecencia a la Unión Europea...". El presidente en funciones insistió en pedir un gran acuerdo con PSOE y Ciudadanos y recordó que él no tiene "líneas rojas" para negociar.

El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas. (EFE)
El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas. (EFE)

"Gobiernos de coalición hay en toda Europa, nosotros tenemos que acostumbrarnos", ha dicho Mariano Rajoy en defensa de su oferta de entendimiento al PSOE para arrancar la legislatura con una alianza de partidos constitucionalistas que dé apoyo a un nuevo Ejecutivo del PP. El presidente del Gobierno en funciones ha insistido en que hay base para ese acuerdo en "lo fundamental", como es la unidad de España, la defensa de la soberanía nacional, el principio de igualdad entre españoles y los compromisos con Europa.

El jefe del Ejecutivo ha reiterado todas las posiciones de inicio de su partido ante el arranque de la legislatura: su propuesta de Gobierno de unidad constitucionalista, su defensa de que el próximo presidente del Congreso debe ser del PP como partido ganador de las elecciones, como siempre ha sido desde 1977, y su invitación a los socialistas a pactar las reformas institucionales -no constitucionales- que sean necesarias y para que duren mucho tiempo.

Rajoy: "No veo otra salida que volver a celebrar nuevas elecciones en Cataluña"

Rajoy ha insistido en que frente a ese plan de Gobierno de unidad nacional, solo queda como alternativa el proyecto que tienen "algunos" de formar una coalición entre el PSOE, Podemos, Izquierda Unida y algún otro grupo de izquierda o extrema izquierda independentista como ERC, que sería "muy malo para España". Y además de esa suerte de Frente Popular estaría una tercera vía en la convocatoria de nuevas elecciones, opción también negativa según la opinión del jefe del Ejecutivo.

El presidente del PP ha recordado que se tiene que presentar a la sesión de investidura de cualquier forma (en caso contrario, no empezarían a correr los plazos de la legislatura), que es su obligación y responsabilidad como candidato del partido que ganó las elecciones. También repitió que se presentará después en el congreso de su partido para optar a mantener la presidencia del mismo, siga al frente del Gobierno o no.

Rajoy instó de nuevo al líder catalán a abandonar sus “planteamientos independentistas“ a cuatro días de que acabe el plazo para poder investir a Mas

Como suele ser habitual en el discurso popular, el presidente aprovechó para salpicar su intervención con datos macroeconómicos y sacó pecho de los datos del paro y la Seguridad Social. "Estoy satisfecho con el cambio de tendencia, aunque hay que seguir trabajando", explicó. El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo se situó al finalizar diciembre en casi 4,1 millones de personas tras bajar en 354.203 desempleados en el conjunto del año.

Rajoy afirma que lo que toca es "perseverar" y mantener la misma línea en cuanto a política económica se refiere. "Si las cosas se hacen bien, podemos crear esos dos millones de empleos", ha explicado.

Respecto al manido debate sobre la reforma de la Constitución, los populares han relajado su discurso en los últimos meses y Rajoy ha afirmado que no se cierra ante una posible reforma: "Lo más importante es que exista un gran consenso", afirmó. Abrir el melón de la Carta Magna es uno de los grandes caballos de batalla de los emergentes y el PP puede utilizarlo para intentar ganarse su apoyo. Tras las generales, cualquier reforma constitucional que se tercie requerirá del apoyo indispensable de los populares.

Ruido de sables en el PSOE

El líder popular eludió comentar el terremoto interno que vive la formación socialista tras las generales. "No debo entrar en las diferentes formas de plantear las cosas dentro del PSOE". Los resultados de los últimos comicios se saldaron con un resultado mínimo histórico para los socialistas al que siguió el cuestionamiento del liderazgo de Pedro Sánchez.

Rajoy no quiere escuchar el ruido interno de los socialistas y menos aún la posibilidad de que Susana Díaz sea la nueva 'lideresa': "No he hablado con Susana Díaz. Con la única persona del PSOE con la que he hablado ha sido con Pedro Sánchez", afirmó para zanjar el asunto. El presidente dejó claro que no 'puentea' al secretario general con Díaz y tampoco con Felipe González, que su único interlocutor en el PSOE es su actual líder, con quien seguirá hablando mientras esté en el cargo. "Lo contrario sería una falta de respeto", ha comentado.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios