trasvase tajo-segura

Un fin de año seco en la cabecera del Tajo reabre ‘la guerra del agua’

Las reservas de los embalses de Entrepeñas y Buendía se encuentran al 13% de su capacidad, mientras que El Talave, en la cuenca del Segura, cierra 2015 en un estado de "normalidad"

Foto: El viaducto de Durón (Guadalajara) el 22 de diciembre de 2015. (Foto: Movimiento Río Tajo Vivo)
El viaducto de Durón (Guadalajara) el 22 de diciembre de 2015. (Foto: Movimiento Río Tajo Vivo)

Castilla silenció a Rafael Alberti cuando este recitaba: “Castilla tiene castillos, pero no tiene una mar”. Un siglo después, los datos de reserva hidráulica, proporcionados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, dan la razón al gaditano de la Generación del 27. El Mar de Castilla, como se conoce a los embalses de la cabecera del Tajo, ya no es mar, y cierra 2015 con las provisiones más bajas del último lustro.

 

 

El embalse de Entrepeñas (Guadalajara) se encontraba, a fecha 29 de diciembre, al 12,46% de su capacidad máxima. Un mínimo nunca alcanzado en la última década durante este periodo del año. De hecho, la media de reservas de agua en la última semana del año suele situarse en torno al 30% de capacidad. Las casi inexistentes precipitaciones y el descenso de los niveles de agua en el embalse han provocado que hoy quede solo un hilo de ese agua en Sacedón, extierra de recreo náutico que lucha porque el sistema de abastecimiento local no se deteriore al haber quedado al descubierto. 

Francisco Torrecilla, alcalde del municipio, denuncia la tardanza por encontrar una solución a este problema y la prórroga de la obra que abastecería a la Mancomunidad de los Municipios Ribereños con agua del Alto Tajo (estaba prevista para 2014). Unos trabajos que, asegura, garantizarían la normalidad de los pueblos de la ribera del Tajo. Desde el Gobierno central se achaca a los recortes que "este cuento chino", como lo bautiza Torrecilla, tenga como nueva (y poco creíble, a juzgar por el estado de las obras) fecha el mes de marzo de 2016.

 

 

Buendía (Cuenca), el otro embalse de la cabecera del Tajo, cierra el año 2015 con un 13,12% de reservas, una cantidad que no era tan baja desde 2008. La media de agua almacenada de los 10 últimos años de este embalse se sitúa en 21,36%. A orillas del Tajo se preguntan por qué hablan de sequía en Levante.

“No es sequía, es saqueo”, comenta el alcalde de Sacedón a este diario tras conocer los últimos datos del estado de la cuenca del Segura y del embalse de El Talave, el receptor del agua del Trasvase Tajo-Segura. La última semana del año 2015, El Talave se encontraba al 54,29% de su capacidad, en torno a la cantidad media de los últimos 10 años. Miguel Ángel Ródenas, presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), lo define como un estado de "normalidad" y señala que la preocupación y la voz de alarma vienen cuando piensan en el futuro, en lo que pueda pasar el próximo verano.

En Sacedón la sequía ha dejado al descubierto el sistema de abastecimiento local.
En Sacedón la sequía ha dejado al descubierto el sistema de abastecimiento local.

En la Meseta viven el día a día. Su problema ya es real, lo lleva siendo meses, desde que este verano varios municipios, como Chillarón del Rey, tuvieron que subsistir gracias a camiones cisterna que llegaban desde pueblos vecinos de mayor extensión. Ante este panorama, el alcalde del municipio, Julián Palomar, denuncia a este diario los millones de euros invertidos por parte del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente en la cuenca del Segura y la falta de recursos destinados al Tajo.

La promulgación del Decreto de Sequía en la cuenca de este río el 8 mayo avala las 21 actuaciones de emergencia llevadas ya a cabo. La cuantía total que destina el Ministerio a estas acciones en las cuencas del Segura y el Júcar es de 50 millones de euros, de los cuales 29,2 se quedan en tierras del Segura.

La pasada semana se aprobó un nuevo trasvase para el mes de diciembre, 6hm3 que viajarán desde Entrepeñas y Buendía a El Talave, y que, según el Ministerio de Agricultura, "garantizan todos los suministros de la cuenca cedente". Una cuenca que, a día de hoy, teme que este año los camiones cisterna, en vez de en mayo, tengan que llegar antes.

Breve historia del polémico trasvase

Los inicios del Trasvase Tajo-Segura datan de 1902, aunque no es hasta 1979 cuando se produce el traslado de las primeras aguas. El objetivo de llevar agua desde la Cuenca del Tajo a la del Segura era aliviar los períodos de sequía en el sur de la Península.

La polémica arrancó en junio de 1995, cuando se trasvasaron 55hm3 a pesar de que los embalses cedentes del Tajo sufrían un período de sequía. El Gobierno de Castilla-La Mancha llegó hasta el Tribunal Supremo, el cual le dió la razón, pero para entonces el agua ya estaba en Levante.

Desde ese año se suceden varias leyes, decretos y planes para solucionar el conflicto entre ambas cuencas, disputa que permanece en 'standby' hasta que deja de llover. En 2016 la polémica está servida. 

 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios