gürtel y bárcenas llegarán al banquillo

La reactivación de los casos Púnica y Rato golpeará al PP en plena búsqueda de alianzas

Los casos de corrupción que afectan al PP van a experimentar novedades en las próximas semanas, coincidiendo con las conversaciones de Génova para formar Gobierno

Foto: El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato. (Reuters)
El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato. (Reuters)

El Partido Popular había conseguido una tregua oficiosa en los casos de corrupción que le afectan hasta después de las generales, pero ese supuesto logro va a provocar que el frente que más le ha castigado en las urnas se reactive en medio de las negociaciones para tratar de formar Gobierno o incluso en plena campaña de unas segundas elecciones. Mariano Rajoy no sólo tendrá que gestionar el peor resultado de su formación desde 1989. Después de la Navidad llegará una nueva fase de la operación Púnica, avances en la investigación sobre los negocios ilegales del exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato y también el paso por los tribunales del caso Gürtel y la pieza separada sobre los papeles de Bárcenas.

Fuentes cercanas a la investigación de la operación Púnica aseguran que los expertos en delitos económicos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, encargados de las pesquisas, manejan nuevos indicios que les van a permitir dar un salto crucial en el caso y poner en marcha una nueva fase del procedimiento. Será la tercera, tras las primeras detenciones del 27 de octubre de 2014 y, la segunda oleada que tuvo lugar el pasado 9 de junio.

Hasta ahora, el grueso de las actuaciones se ha centrado en los contratos que gobiernos locales y autonómicos controlados en su mayoría por el PP adjudicaron a las empresas de reputación en internet Eico Online Reputation Management y Madiva Editorial y Publicidad y a la multinacional eléctrica Cofely. Pero, según fuentes cercanas al caso, los agentes de la UCO disponen ahora de datos que amplían las irregularidades de Cofely a otros ayuntamientos y también afectan a nuevos negocios de esta trama especializada en el saqueo de recursos públicos.

Los 'pelotazos' urbanísticos

Por un lado, los agentes han detectado que los cabecillas de la red, el exdirigente popular Francisco Granados y su socio y amigo David Marjaliza, se concertaron para adjudicar suelo de la Comunidad de Madrid en condiciones ventajosas, manipular los concursos del plan regional de inversiones en municipios y encargar la promoción de vivienda protegida a cooperativas de su entorno. Granados y Marjaliza también habrían intervenido para conseguir contratos públicos para la empresa de eventos y celebraciones Waiter Music. Las actuaciones relacionadas con estas líneas de investigación se producirán en cuestión de semanas, aseguran fuentes cercanas al caso.

El exsecretario general del PP de Madrid, Francisco Granados. (EFE)
El exsecretario general del PP de Madrid, Francisco Granados. (EFE)

La instrucción del caso Púnica tiene otras derivadas aún más espinosas para el PP. De la investigación de la UCO y la confesión que Marjaliza ha pactado con la Fiscalía se han desprendido indicios que dejan en una situación comprometida a políticos en activo de la formación de Rajoy. La imputación de estos dirigentes puede restar legitimidad a Génova en plenas conversaciones para formar Gobierno.

Nuevas operaciones de Rato

El otro gran frente que deberá lidiar Rajoy es el caso Rato, que también experimentará novedades en las próximas semanas. Desde la detención del expresidente de Bankia el pasado abril por delito fiscal, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes, tanto la Agencia Tributaria como la UCO han seguido rastreando su patrimonio bajo la tutela de un juez de Plaza de Castilla. Esas indagaciones permitieron descubrir que Rato aprovechó su cargo en Bankia para llevarse comisiones de hasta el 30% por adjudicar a un colaborador contratos de publicidad de la entidad por valor de 56,2 millones de euros.

Esa única operación fue suficiente para imputarle después del verano un nuevo delito por corrupción entre particulares y apuntalar la acusación por blanqueo de capitales. Pero fuentes próximas al caso han revelado a este diario que se han detectado otros negocios irregulares que Rato habría puesto en marcha durante su etapa en el banco. Entre ellos, destaca la creación de una sociedad para beneficiarse de la operación Mestalla, financiada con dinero de la propia Bankia. Las investigaciones están avanzadas y el resultado elevara de nuevo este procedimiento a la primera línea informativa en uno de los momentos más críticos para el PP.

Un equilibrio condicionado por Gürtel

El extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE)
El extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE)

En el hipotético caso de que Rajoy pueda formar Gobierno, la sombra del caso de corrupción que más ha lastrado su gestión va a seguir planeando en la nueva legislatura. Para el verano de 2016 está previsto que comiencen los juicios de la primera parte del caso (bautizada época 1999-2005) y la pieza separada de los papeles de Bárcenas, donde se seguirá recordando que el despacho que ocupa en la sede Génova fue renovado con dinero negro. El juez José de la Mata tiene aún que finalizar la segunda parte de la pieza principal y resolver aún varias diligencias y pruebas solicitadas por las acusaciones, aunque no se espera que se produzcan nuevas imputaciones de calado que pueda perjudicar aún más al partido. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios