caso púnica

Velasco deja en libertad bajo fianza al socio de Granados por colaborar con la Justicia

David Marjaliza, que abandonará previsiblemente la prisión de Aranjuez en las próximas horas, ha cooperado con el juez al delatar a los principales implicados en la trama corrupta

Foto: Granados y David Marjaliza.
Granados y David Marjaliza.

El socio del exconsejero de Justicia de la Comunidad de Madrid Francisco Granados, y número dos de la trama Púnica, David Marjaliza, dejará previsiblemente la prisión de Aranjuez (Madrid) en las próximas horas. El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha revocado esta mañana la prisión provisional que decretó contra él el 31 de octubre de 2014 y le ha impuesto una fianza de 100.000 euros para abandonar la cárcel al considerar que está colaborando con la Justicia.

Una vez que deposite esa cantidad y abandone la prisión, Marjaliza deberá comparecer en la Audiencia Nacional cada quince días. El socio de Granados no podrá salir de España y tendrá que depositar su pasaporte en el juzgado donde, además, deberá facilitar un teléfono y un domicilio para estar permanentemente localizado. Desde que fue detenido, Marjaliza ha permanecido 13 meses y medio en prisión.

Velasco adopta esta medida al entender que el amigo de Granados ha colaborado de forma positiva con la investigación, lo que, después del juicio, podría suponer una rebaja de la posible condena que se le imponga. El instructor entiende que, por esta razón, el riesgo de que se fugue ha disminuido. La Fiscalía había pedido la prisión eludible de Marjaliza pero con una fianza muy superior a la finalmente impuesta: 250.000 euros.

Desde el pasado julio, cuando Marjaliza pactó con Anticorrupción contar lo que sabía a cambio de una rebaja de la pena, el socio de Granados ha salido de la cárcel en varias ocasiones para declarar ante el fiscal y antre el propio juez Velasco.

Francisco Granados tras su detención (Efe)
Francisco Granados tras su detención (Efe)

El constructor y socio y amigo de Grandos ha sido el que ha revelado las comisiones pagadas por la empresa francesa Cofely a numerosos alcaldes, la mayoría del PP, aunque también algunos del PSOE, para obtener contratos públicos de eficiencia energética. En los tratos entre los municipios y la esa compañía, era el propio Marjaliza el que actuaba como intermediario.

Lavado de imagen de políticos

También confirmó que gran parte de los 11 millones que Granados y él mismo habían ocultado en paraísos fiscales los obtuvieron mediante recalificaciones urbanísticas y delató a varios de los alcaldes y concejales que cobraron de la trama corrupta. Gran parte del lavado de imagen en Internet de políticos -entre ellos algunos exconsejeros madrileños como Lucía Figar y Salvador Victoria- que encargaron a la empresa del también imputado Alejandro de Pedro Llorca, amigo personal de Granados, también han sido reconocidos por Marjaliza.

Otra de las ramas abiertas en la Púnica gracias a la colaboración del número dos de la trama es la que afecta a Arpegio, la empresa pública de la Comunidad de Madrid encargada de la venta de suelo industrial y de gestionar los planes de inversiones autonómicos. Durante su etapa como consejero, Granados estuvo un tiempo al frente de esa entidad.

 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios