El testimonio de un policía superviviente en Kabul afirma que todo estaba "calculado"
  1. España
estaba escondido en el búnker

El testimonio de un policía superviviente en Kabul afirma que todo estaba "calculado"

El sindicato policial Unión Federal de Policía ha revelado el testimonio de un policía que sobrevivió el atentado con coche bomba y posterior tiroteo en la casa

Foto: Un hombre supervisa los destrozos del ataque en el interior de la casa de huéspedes. (EFE)
Un hombre supervisa los destrozos del ataque en el interior de la casa de huéspedes. (EFE)

El sindicato policial Unión Federal de Policía ha revelado el testimonio de un policía que sobrevivió el atentado con coche bomba y posterior tiroteo en la casa de huéspedes de la legación española en Kabul, al tiempo en que ha denunciado las condiciones de seguridad en las que se encuentran los funcionarios en un "país que está en guerra permanente". El relato reproducido a continuación, aparentemente narrado como mensajes instantáneos por la manera en la que está escrito, cuenta cómo parecía todo calculado al detalle y explica cómo fallecieron los dos policías españoles.

Testimonio del policía superviviente

"Conseguimos cerrar el búnker estamos bien físicamente, pero 12 horas de ráfagas asaltos y granadas sobre nosotros." "(A) mi subi (subintendente)lo asesinaron el primero cuando entraron en el edificio, su habitación está en la planta 0. Al oír las primeras ráfagas desde el búnker donde están nuestras habitaciones, cogimos las armas y cerramos la puerta".

"La otra puerta de escape quedó dañada de la onda expansiva y no la podíamos cerrar, así k no era seguro el sitio, Gabi (Isidro Gabino Sanmartín)salió con otro compañero a ver si encontraba al Subi xq no nos contestaba y le dieron creo k desde la azotea donde ya se habían colocado para disparar a todo el k vieran"."Todo arrasado, calculado entró el coche bomba y al minuto los terroristas asaltaron la embajada."

La nota de prensa del sindicato policial, titulada "¿Qué razones hay para no contar la verdad de lo sucedido ayer en Kabul?", defiende que el objetivo del atentado era "claramente nuestra sede diplomática y para muestra el estremecedor relato de un policía que logró sobrevivir". De hecho, el Gobierno ya ha señalado a través de un comunicado que este atentado es "un ataque contra España", a pesar de que la postura oficial desde ayer insistía en que cualquiera está expuesto a un ataque terrorista.

"Esta es la realidad de lo sucedido y lo demás, mentiras propias de quienes no merecen ninguna credibilidad. Que sepamos, el edificio atacado fue el nuestro y los muertos nuestros. ¿Por qué se empeñan en decir que no era un ataque contra nuestra embajada?", continúa el sindicato. La Unión Federal de Policía ha criticado además que la embajada española en Kabul sea una de las pocas sedes diplomáticas ubicadas fuera de la "green zone", el área de seguridad de la capital afgana donde está prohibida la circulación de vehículos. Por el contrario la legación española, explican, está ubicada en una calle muy transitada y habitualmente recorrida con filas de vehículos atascados.

Frente a las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, a su llegada a Cartagena de Indias, en las que ha afirmado que la sede diplomática contaba con "todas las medidas de seguridad que se podían tomar", el sindicato opina que la situación de la legación en Kabul es "casi cómica".

"La embajada la conforman tres casas contiguas conectadas con un patio común, y situadas a tan sólo unos diez metros del muro que las separa de la calle. Una de las casas se usa como embajada y consulado propiamente dicho, y la otra, como residencia del personal diplomático español. La cercanía entre las dos casas y la calle es tal que algunas de sus terrazas tocan casi con el muro exterior del recinto, sin ningún tipo de distancia de seguridad. Eso hace que puedan ser fácilmente atacadas desde el exterior con un simple cóctel molotov o granada", agregan.

La residencia del embajador sí se encuentra en la "green zone", junto a la embajada de EEUU. Y en la casa de huéspedes que recibió el ataque viven 17 personas que trabajan para la Embajada de España en Afganistán: 4 dedicadas a la seguridad estática, 4 dinámica, 6 funcionarios administrativos y 3 intérpretes afganos, mientras que de la custodia del perímetro se encargaban entre 10 y 12 agentes de seguridad afganos. Pese a esas condiciones de seguridad, "todo el personal diplomático que ha vivido y trabajado allí coincide en decir que, si explota un coche bomba delante de la embajada, allí no iba a quedar nadie vivo, dada la escasa distancia que separa la calle y el edificio. El traslado de la embajada a otro lugar nunca se planteó".

Afganistán Tiroteo Embajadas Terrorismo
El redactor recomienda