caso del fraude de los billetes a las islas

Air Europa deposita 21 millones en la Audiencia Nacional sin que el juez se lo pida

La compañía, que quiere demostrar que coopera con la justicia, encarga una investigación interna a una de las cinco grandes auditoras para entregarsela al instructor del caso

Foto: Nuevo Airbus 330-300 que Air Europa, del Grupo Globalia, ha incorporado a su flota. (EFE)
Nuevo Airbus 330-300 que Air Europa, del Grupo Globalia, ha incorporado a su flota. (EFE)

Globalia ha depositado 21 millones de euros en la Audiencia Nacional para afrontar las posibles responsabilidades por el supuesto fraude de los billetes con descuento a Baleares y Canarias. Y lo ha hecho voluntariamente, es decir, sin que el juez que investiga el caso, Eloy Velasco, se lo haya reclamado. El grupo al que pertenece la aerolínea Air Europa ha encargado, además, una investigación interna a una de las cinco grandes auditoras. Su objetivo es que el magistrado compare sus conclusiones con las pesquisas realizadas por la Dirección General de Aviación Civil, dependiente del Ministerio de Fomento, para comprobar si se produjo el delito. 

La investigación realizada por Fomento llegó a la conclusión de que el 'holding' que preside Juan José Hidalgo -que además de la compañía aérea aglutina a Halcón Viajes y Viajes Ecuador, entre otras- habría cobrado indebidamente 13,5 millones de euros, cantidad que Air Europa devolvió de inmediato para poner fin al expediente. Según la fiscalía de la Audiencia Nacional, la aerolínea habría estado vendiendo miles de billetes a las islas a bajo coste para luego informar a Fomento de que su precio era superior. De este modo, Air Europa habría inflado la subvención del 50% del precio que percibe por los billetes de los residentes en esos territorios.

Desde Globalia confirman que la compañía ha encargado además una investigación interna para tratar de esclarecer el supuesto fraude. La empresa se niega a desvelar cuál es la auditora que llevará esas indagaciones, aunque asegura que se encuentra entre las cinco grandes y no es la que habitualmente analiza sus operaciones. El objetivo es que el juez pueda comparar sus resultados con los de la investigación de Aviación Civil para determinar si efectivamente se produjo el fraude. Con esa auditoría externa y la consignación de avales por 21 millones en el juzgado, el 'holding' trata de mostrar una actitud cooperadora con la investigación judicial.

El presidente del grupo Globalia, Juan José Hidalgo. (EFE)
El presidente del grupo Globalia, Juan José Hidalgo. (EFE)

El Código Penal permite a los responsables de fraudes en las subvenciones ver reducida su pena en uno o dos grados siempre que, antes de que transcurran dos meses desde que sean citados, reintegren la suma supuestamente defraudada más los correspondientes intereses de demora y reconozcan judicialmente los hechos. En ese caso, la pena prevista, de uno a cinco años de prisión, se quedaría en una horquilla de entre tres meses y un año, con lo que los acusados no entrarían en ningún caso en la cárcel. El juez mantiene imputados a Hidalgo y al director comercial de Air Europa, Richard Clark.

Los dos directivos ya han comparecido ante Velasco. Hidalgo se defendió argumentando que la ley -que calificó de anticuada, al haber sido aprobada hace más de 50 años, cuando solo existía una aerolínea- permite diferentes interpretaciones en cuanto a la tarificación de los billetes. Clark, sin embargo, se acogió a su derecho a no declarar. Por el momento, el instructor no ha imputado al resto de miembros de la cúpula de la aerolínea: ni a la directora general, María José Hidalgo, ni al anterior director general y actual responsable de Halcón Viajes, José María Hoyos.

Desde la compañía aseguran haber colaborado desde el principio tanto con la investigación realizada por los peritos de Aviación Civil como con la Audiencia Nacional. Insisten en que nunca ha habido mala fe por parte de Air Europa en la emisión de los billetes y aseguran, como declaró el propio Hidalgo, que se trata únicamente de un problema de interpretación de la ley. Aun así, admiten que, si han causado algún daño, harán frente al mismo.

Globalia ya abonó el pasado noviembre 13,5 millones de euros a Fomento por los billetes con los que presuntamente se cometió el fraude y que fueron emitidos por las distintas sociedades del grupo desde 2009. Ese reintegro cerró la investigación que Aviación Civil había abierto en marzo de 2013, justo después de que la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) denunciara la supuesta estafa. Fomento, que analizó más de seis millones de billetes, concluyó que la mencionada cantidad se correspondía con el dinero que el conglomerado que preside Hidalgo había cobrado indebidamente.

La CEAV también denunció los hechos ante la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que ordenó a la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía abrir una investigación al tiempo que denunciaba el fraude ante el juez Velasco.

El presunto fraude supuso una novedad para Aviación Civil, que hasta el momento no se había enfrentado a hechos parecidos. El organismo puso a un grupo de funcionarios prácticamente a tiempo completo a rastrear billete por billete, labor que se alargó durante dos ejercicios. No solo indagaron los pasajes del grupo de Hidalgo; también los de una veintena de aerolíneas que hacían el trayecto a las islas, Ceuta y Melilla. Sin embargo, concluyeron que el fraude solo se produjo en Air Europa y en una pequeña compañía canaria.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios