El Tribunal de Madrid rechaza investigar a dos fiscales como pedía el policía Villarejo
  1. España
entiende que no hay indicios

El Tribunal de Madrid rechaza investigar a dos fiscales como pedía el policía Villarejo

El comisario que opera como 'agente encubierto' acusó a los representantes del Ministerio Público de chantajear a otros imputados para que le acusaran a él sin fundamento y falsamente

placeholder Foto: El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Francisco Javier Vieira Morante. (EFE)
El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Francisco Javier Vieira Morante. (EFE)

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha desestimado una querella presentada por el comisario de la Policía Nacional José Manuel Villarejo contra los fiscales anticorrupción José Grinda y Juan José Rosa por "no constar indicios mínimamente fundados de infracción penal". En auto fechado el pasado 24 de noviembre, la Sala rechaza también abrir una investigación contra los comisarios Marcelino Martín-Blas y Jaime Barrado y otros dos policías, aunque esta última decisión por entender que el tribunal no es competente para indagar a estos últimos.

El tribunal entiende que "el querellante enmarca todo su relato en un contexto de conspiración contra su persona" por parte de los mencionados miembros de la Fiscalía y de la Policía. Esa supuesta conjura vino provocada, según Villarejo, en que éste último "reveló a sus superiores el desvío, con destino desconocido e implicación de agentes del CNI, de parte de los seis millones de euros que el estado habría desembolsado para rescatar a dos periodistas españoles que estaban secuestrados por una organización islamista radical".

"El querellante entiende -relata el auto del tribunal- que a raíz de ello ha sido perseguido" por los querellados. En concreto, Villarejo denunció que los fiscales habían coaccionado a imputados en otros procesos judiciales para que éstos acusaran "falsamente" al comisario "de hechos delictivos" determinados, a cambio de lo cual los chantajeados obtendrían "mejoras en sus situaciones procesales".

La decisión del TSJM representa un nuevo varapalo judicial para el comisario Villarejo, miembro de la Dirección Adjunta Operativa de la Policía

A juicio de los tres magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Madrid -Javier Vieira, Susana Polo y Jesús María Santos-, sin embargo, "no existen indicios" de que tales amenazas se hayan producido por parte de los fiscales Grinda y Rosa. Los jueces consideran que el relato del querellante carece de la más "absoluta" consistencia y se fundamenta sobre "contradicciones e imprecisiones verdaderamente clamorosas, cuando no sobre hechos que, concretados por quien dice haber estado presente" en esas reuniones, "resultan criminalmente inanes".

La sala recuerda, en línea con el informe del Ministerio Público, que los fiscales están en su derecho de ofrecer mejoras en la situación procesal de los inculpados. "Resulta perfectamente viable" ese comportamiento, aseguran los magistrados, que añaden que "se pretende articular el inicio de una causa criminal con el señor Grinda sobre la base, todo lo más, de las manifestaciones que un denunciante atribuye a un tercero de que dicho fiscal habría propiciado una reunión que en sí misma no es ilegal".

Respecto al resto de miembros de la Policía contra los que Villarejo se querelló, continúa el auto, la sala se considera incompetente para investigarlos, con lo que entiende que debería hacerlo, "en su caso", los "tribunales objetiva, territorial y funcionalmente competentes de acuerdo con las reglas generales".

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid se pronuncia de este modo después de que el Tribunal Supremo rechazara ser competente para juzgar el asunto el pasado septiembre al considerar que ninguno de los dos fiscales estaba aforado ante el máximo órgano judicial de España. Según la ponencia que redactó entonces el presidente de la Sala de lo Penal del Supremo, Manuel Marchena, la ley adjudica al alto tribunal la competencia para juzgar al fiscal general del Estado y a los fiscales de sala del propio tribunal, pero no a los de anticorrupción.

La decisión del TSJM representa un nuevo varapalo judicial para el comisario Villarejo, miembro de la Dirección Adjunta Operativa de la Policía, después de que el propio tribunal madrileño archivara el pasado septiembre una querella presentada por el agente contra el titular del Juzgado número 2 de Madrid, Arturo Zamarriego, que instruye la causa contra Francisco Nicolás Gómez Iglesias, el pequeño Nicolás. Villarejo acusaba al magistrado de haber admitido sin fundamento un informe de Asuntos Internos que involucraba al comisario en los hechos investigados y que provocó su declaración judicial el pasado abril.

Además, el Supremo también archivó el pasado mayo la denuncia que interpuso Villarejo contra el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González por las declaraciones públicas que hizo éste último contra el comisario, al que acusó de extorsionarle en el marco del caso del ático de Estepona. González, por su parte, también denunció sin éxito -el Juzgado número 47 archivó el caso- al comisario Agapito Hermes de Dios que inició las pesquisas.

Tribunal Superior de Justicia de Madrid Policía Nacional
El redactor recomienda