España, principal apoyo a francia en el sahel

Las tropas españolas forman a los militares malienses que combaten a los yihadistas

España aporta el contingente principal de las fuerzas europeas (550 soldados) destinadas en la zona y que hasta este verano estaban mandadas por el general Alfonso García-Vaquero

Foto: Un soldado español del equipo de entrenamiento del centro de instrucción de Koulikoro, encargado del entrenamiento del ejército maliense. (EFE)
Un soldado español del equipo de entrenamiento del centro de instrucción de Koulikoro, encargado del entrenamiento del ejército maliense. (EFE)

A unos quinientos metros del hotel Radisson, objetivo del asalto de los yihadistas, y al lado de la embajada de los Estados Unidos, está un centro de mando de las fuerzas de la UE destinadas en Malí para sostener al gobierno de ese país centroafricano frente al avance de los islamistas. Es un antiguo hotel, el Azalai, donde oficiales de 24 países europeos organizan una misión que cuenta con unos 540 militares. España aporta el contingente principal, ahora 110 que hasta este verano eran 117, cuando el jefe supremo de todas las fuerzas europeas era el general Alfonso García-Vaquero.

El Azali es uno de los reductos de relativa seguridad que hay en el gran barrio pegado al centro de Bamako donde se congregan los establecimientos hoteleros, las embajadas y algunas sedes del gobierno maliense. En cada esquina de la terraza del centro de mando de la UE se turnan los tiradores que otean desde los visores de sus fusiles o ametralladoras las avenidas, los edificios vecinos y el horizonte de toda la ciudad bajo un sol abrasador y con 40 grados a la sombra.

El Gobierno descarta ampliar su contingente en Mali

La zona donde está el hotel Radisson es la más 'tranquila' de la ciudad, pero el previsible objetivo de cualquier atentado yihadista. Ese era ya el ambiente que se vivía en mayo pasado, cuando el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy visitó a las tropas españolas en la zona, tanto en Bamako como en Senegal. El Ejecutivo asumió desde el principio de esta legislatura que tenía que sumar fuerzas e influencia en la frontera que le toca a España frente al avance del islamismo: el norte de África y los países del Sahel.

Aunque la misión haya pasado casi desapercibida y Pedro Sánchez dijera ayer que el despliegue de fuerzas españolas en la zona requiere el permiso del Congreso, la participación de España en EUT-Malí está a punto de cumplir tres años y fue aprobada entonces en la Cámara baja por una amplia mayoría que incluía el apoyo del Grupo Socialista.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

Las guerrillas islamistas ocupan parte de Malí y la principal labor de los militares españoles es formar unidades del Ejército gubernamental, ocho batallones completos hasta este verano, que tienen luego que enfrentarse a los yihadistas. Más en concreto, instruyen a los malienses en el manejo de morteros y artillería y en operaciones especiales. El campamento principal está fuera de Bamako, en Koulikoro, y también hay militares en el cuartel general de la capital.

El general García-Vaquero, jefe de la brigada de Infantería Ligera Canarias XVI, tomó el mando de la misión en el otoño del pasado y este verano le sucedió en el cargo el general alemán Xaver Pfrengle. EUT-Malí fue fruto del respaldo de la UE a la operación Serval lanzada por Francia en la zona en 2013 para frenar a los yihadistas en el norte del país y recuperar localidades clave que ya habían caído bajo el control de guerrilleros rebeldes. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios