magistrados descontentos

Los jueces de la Audiencia Nacional se quejan de que en el nuevo edificio se oye todo

Denuncian que los testigos no tienen salas para preservar su anonimato y que el espacio es "limitado" a pesar de los 27 millones de euros que ha costado el inmueble

Foto: A la izquierda, la Audiencia Nacional en 2012; a la derecha después de las obras de remodelación. (Fotos: pacopartearroyo.net)
A la izquierda, la Audiencia Nacional en 2012; a la derecha después de las obras de remodelación. (Fotos: pacopartearroyo.net)

Los jueces de instrucción de la Audiencia Nacional no están contentos con el nuevo edificio que acoge al alto tribunal, a pesar de los 27 millones de euros que ha costado levantar el inmueble en el mismo terreno en el que se situaba el anterior, en plena madrileña calle Génova.

En concreto, cinco de los seis magistrados (el que faltaba, Eloy Velasco, ha mostrado su acuerdo) se han reunido en junta de jueces y han concluido que el nuevo edificio cuenta con espacio “limitado”. “No permite en cuatro de los seis juzgados disponer de un eventual aumento de plantilla” para abordar “causas complejas”. Las fotocopias y otros materiales, añaden los jueces, reducen las dimensiones de las zonas y provocan que se “vulneren las normas sobre riesgos laborales”.

Además, continúan, no se puede “atender al público en condiciones”, ya que no existen salas de espera. Los profesionales, además, tampoco tienen “un lugar para examinar las actuaciones”, como prevé la Ley Orgánica 13/2015. Asimismo, las salas de declaraciones resultan “pequeñas” y “agobiantes” para tomar declaraciones a testigos e imputados durante más de dos horas.

Y lo que es peor, desde fuera, inciden, incluso “se puede oír fácilmente lo que se habla dentro”. Para más inri, prosiguen, en el pasillo en el que confluyen las salas de declaraciones se unen “múltiples personas”, lo que hace más agobiante el espacio. “Ni siquiera existe un lugar para preservar a los testigos”, como sí tienen todos los juzgados ordinarios.

Tampoco hay “salas de reuniones para los jueces”, denuncian los cinco magistrados”, que consideran que el despacho de los instructores resulta a todas luces “insuficiente”, pues “no caben más de cinco personas”. El decanato, por otra parte, “está ubicado dentro del archivo documental”, por lo que, consideran, tampoco dispone de “un espacio digno”.

“Resulta paradójico que, mientras en la antigua sede ninguno de estos problemas acontecía, ahora en el nuevo edificio se den, redundando obviamente en perjuicio de una adecuada administración de justicia”, resumen los cinco jueces de instrucción de la Audiencia Nacional, que aprovechan su escrito para solicitar a la sala de gobierno que, “como quiera que en las plantas asignadas a los juzgados centrales resulta imposible ubicar más dependencias, se reubiquen los mismos en tres plantas (primera, segunda y tercera) a razón de dos juzgados por planta o se habiliten las siguientes dependencias en la planta primera o baja”.

También piden los instructores que la sala de gobierno establezca “una política de uso de espacios en relación al uso de las salas para casos en los que las salas respectivas de los juzgados no cuenten con espacio suficiente para los asistentes” y que “insonorice las salas de declaraciones”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios