DECLARACIÓN INSTITUCIONAL EN FERRAZ SIN PREGUNTAS

Sánchez, a los secesionistas: "Renuncian a la democracia para sustituirla por la tiranía"

El líder del PSOE comparece tras conversar con Rajoy y acordar una reunión en La Moncloa para este martes. Advierte a Junts pel Sí y la CUP de que deberán hacer frente a su "gravísima responsabilidad"

Foto: Pedro Sánchez, secretario general del PSOE y candidato el 20-D, este lunes en Ferraz durante su declaración institucional. (EFE)
Pedro Sánchez, secretario general del PSOE y candidato el 20-D, este lunes en Ferraz durante su declaración institucional. (EFE)

El PSOE no quiere que quepa ningún tipo de dudas sobre su actitud frente al desafío secesionista en Cataluña. Ninguna. Por eso su secretario general ha procurado mostrarse al lado del Gobierno desde el primer minuto. Y este lunes también. Mientras se seguía en el Parlament el debate de la moción de inicio de la "desconexión" con España, Pedro Sánchez conversó telefónicamente con Mariano Rajoy para analizar la situación y acordar una cita para mañana en el palacio de La Moncloa. Más tarde, sobre las 13.20 horas, y justo después de que interviniera el presidente desde Béjar, en Salamanca, compareció en Ferraz para visibilizar la unidad de las dos principales fuerzas políticas, proclamar el compromiso "irrenunciable" del PSOE con la "integridad de España como marco indivisible" y para advertir de que quienes han promovido la declaración independentista, Junts pel Sí y la CUP, han asumido "una gravísima responsabilidad" de la que "deberán dar cuenta y hacer frente a sus consecuencias", y para acusarles de que han renunciado a la democracia para "sustituirla por la tiranía de voluntades arbitrarias". 

Sánchez salió ante los medios en la sede federal pocos minutos después de que lo hiciera Rajoy. Confirió al momento la mayor solemnidad, leyendo una declaración institucional muy trabajada de algo menos de seis minutos [aquí en PDF]. En la sala le acompañaban varios miembros de su ejecutiva: su secretario de Organización, César Luena; la responsable de Estudios y Programas y número dos por Madrid, la catalana Meritxell Batet; la titular de Política Municipal, Adriana Lastra y la encargada de Política Internacional y cabeza de cartel por Barcelona, la exministra Carme Chacón. Pero, a diferencia del presidente, el líder del PSOE no admitió ni una pregunta, aunque luego sí respondió a varias cuestiones en la Ser. 

El secretario general subrayó que la resolución que había aprobado poco antes el Parlament, por 72 votos a favor y 63 en contra, supone el "mayor desafío al orden constitucional de España y la más grave manifestación de desprecio y violación de la democracia en nuestro país". Sus promotores, JxSí y la CUP "traicionan la voluntad" de los catalanes que, el pasado 27 de septiembre, votaron mayoritamente a favor de "mantener y renovar la proyección institucional y política de una historia secular compartida". De modo que una minoría, prosiguió, pretende "hurtar" a los ciudadanos de la "nacionalidad española". Sánchez subrayó que el secesionismo pretende provocar "tres fracturas" -entre catalanes, entre catalanes "y sus hermanos españoles" y entre catalanes y europeos"- y que ha situado "fuera de la legalidad al Parlament", dejándolo "sin legitimidad para el desempeño de sus funciones" al "violar, consciente y deliberadamente, la Constitución española y el Estatut de Autonomía". 

"Derecho y obligación del Estado" responder

El líder socialista recordó que el "respeto a la ley y el derecho no es divisible", de forma que "violar la ley y los procedimientos establecidos para la toma de decisiones", como hicieron este 9-N los soberanistas, significa "renunciar a la democracia para sustituirla por la tiranía de voluntades arbitrarias que escogen, en cada ocasión, la norma de actuación que conviene a sus exclusivos intereses". Y ese no es el camino que siguen "las sociedades avanzadas y civilizadas" ni la "pauta que admite la comunidad internacional", alegó.

El PSOE proclama su "compromiso irrenunciable con la unidad e integridad de España" y apoya al Gobierno en su recurso al TC, pero no va más allá por ahora

A continuación Sánchez se remitió a la historia de España, cómo se ha construido a lo largo de los siglos un "espacio público y compartido", y cómo en concreto la Constitución de 1978 "rescató ese compromiso plural para dar vida a un Estado social y democrático de derecho que reconoce la autonomía de nacionalidades y regiones". Ninguna alusión, obviamente, al término nación, que el PSOE no quiere ni mencionar y ni incorpora en su propuesta de reforma de la Carta Magna

Pedro Sánchez: "La resolución independentista supone la violación de la democracia"

Después, la referencia a las implicaciones que tendrá el paso dado por el Parlament: "Quienes en el día de hoy han decidido situarse a sí mismos, y a las instituciones que representan, fuera de esa ley, han asumido una gravísima responsabilidad de la que deberán dar cuenta y hacer frente a sus consecuencias". Sánchez refrendó así la movilización de la maquinaria del Estado para frenar los planes de Artur Mas. Porque ante el desafío secesionista, "el Estado tiene el derecho y la obligación de adoptar las decisiones y medidas necesarias para restaurar el cumplimiento de la Constitución". 

Posible "la renovación" del pacto de 1978

Sánchez proclamó acto seguido cinco principios "en esta hora decisiva para el ser y el futuro de España". Uno, el compromiso "irrenunciable" del PSOE "con la unidad e integridad de España como marco indivisible para el ejercicio de la soberanía nacional". Dos, el apoyo al recurso al Tribunal Constitucional anunciado por el Gobierno para "obtener la declaración de insconstitucionalidad" de la moción aprobada por la Cámara catalana. Tres, la voluntad de que se salvaguarden los derechos y libertades de los catalanes. Cuatro, el llamamiento a los ciudadanos a mantenerse "unidos en torno a la defensa de la ley y el funcionamiento adecuado de las instituciones" y apelación a los partidos políticos para crear un "clima de diálogo y entendimiento" en la defensa de la Carta Magna. Y cinco, la reafirmación de la convicción de que la mayoría de catalanes "no quiere la secesión" y que es posible "la renovación de las reglas de nuestra convivencia colectiva"

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, durante su anterior reunión en La Moncloa, el pasado 28 de octubre. (EFE)
Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, durante su anterior reunión en La Moncloa, el pasado 28 de octubre. (EFE)

De esta declaración solemne en Ferraz se desprende que el PSOE apoyará al Gobierno en sus maniobras para detener al soberanismo. Pero paso a paso. Porque lo que Sánchez proclamó fue el respaldo a la impugnación de la moción aprobada este lunes, que Rajoy llevará al TC el miércoles, tras recibir el informe del Consejo de Estado y reunir a su Consejo de Ministros. Luego, ya se verá. Tampoco el presidente anticipó más escenarios, con la confianza de que este recurso sea suficiente. Aunque Junts pel Sí y la CUP ya han subrayado, y así lo dicen por escrito en su resolución, que no obedecerán las órdenes del TC. Además, Sánchez no citó expresamente la reforma constitucional, aunque sí habló de su apuesta por la "renovación" del pacto de convivencia. 

[Lee aquí en PDF la declaración íntegra de Pedro Sánchez este 9-N]

Segunda reunión en menos de 15 días

Previo a la comparecencia, Sánchez y Rajoy hablaron y quedaron para mañana. La de este martes será la segunda reunión que celebren en la residencia gubernamental el secretario general de los socialistas y el presidente del Gobierno para discutir sobre un asunto clave y de Estado. La anterior fue el pasado 28 de octubre, que fue precedida de otra conversación vía telefónica, y se produjo tras el registro de la propuesta secesionista de Junts pel Sí y la CUP, la que hoy aprobó en la Cámara catalana

Los dos líderes ya pactaron trabajar en común e ir dando pasos juntos para defender la Constitución y frenar la amenaza secesionista

Los dos ya acordaron entonces ir dando pasos en común y compartir la estrategia para hacer frente al mayor desafío territorial al que se ha enfrentado España desde la Transición. Y la llamada de este lunes, adelantada por el diario 'El País', forma parte de ese hilo de diálogo directo que ambos pactaron.

Aquella cita del 28 de octubre no fue anunciada previamente. Sólo se tuvo noticia de ese almuerzo posteriormente, y ni el presidente ni Sánchez comparecieron para dar cuenta del acuerdo. Pero Rajoy sí se entrevistó en los días siguientes con los líderes de Ciudadanos y Podemos, Albert Rivera y Pablo Iglesias, y los de IU, UPyD y Unió, Alberto Garzón, Andrés Herzog y Josep Antoni Duran i Lleida. El jefe del Ejecutivo también se ha visto con los agentes sociales y con varios presidentes autonómicos. Tras la cita de mañana, sí habrá comparecencia del líder socialista en La Moncloa, según confirmó Ferraz. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios