máximo accionista del club rojiblanco

Hacienda investiga a Miguel Ángel Gil, dueño del Atleti, por dudas sobre su salario

A finales de junio se le notificó una inspección por su IRPF del ejercicio de 2010. Él afirma que todo está en regla y que en los últimos ejercicios Hacienda le ha pedido comprobaciones

Foto: Miguel Ángel Gil Marín (i), Wang Jianlin (c) y Enrique Cerezo. (Reuters)
Miguel Ángel Gil Marín (i), Wang Jianlin (c) y Enrique Cerezo. (Reuters)

La Agencia Tributaria notificó a finales de junio a Miguel Ángel Gil Marín, máximo accionista del Atlético de Madrid, la apertura de una investigación por dudas sobre lo declarado en su IRPF del ejercicio 2010, presentado en el año 2011. Agentes de Vigilancia Aduanera (una especie de policía fiscal) tuvieron que presentarse en el estadio Vicente Calderón para entregarle la notificación ante las dificultades para localizarle en otras residencias. Gil Marín, por su parte, explicó a El Confidencial que todo está en regla y que Hacienda ya le ha requerido "comprobaciones puntuales" en otros ejercicios fiscales.

Hacienda ha lanzado una ofensiva contra el fútbol español. En los dos últimos años, la Agencia Tributaria ha intensificado las inspecciones contra importantes futbolistas con grandes ingresos no solo por su actividad profesional, sino por lo que generan en contratos publicitarios. Jugadores del Real Madrid y del Fútbol Club Barcelona, entre otros, están bajo la lupa del fisco. El caso más conocido es el de Messi. La Delegación General de Grandes Contribuyentes, los que declaran ingresos de más de un millón de euros anuales, es quien está liderando esta labor, que ahora ha salpicado al dirigente rojiblanco.

En el caso de Gil Marín, la inspección se tuvo que notificar antes del 30 de junio para que no prescribiera la posible infracción cometida en el IRPF de 2010. Presentado en 2011, todas las posibles responsabilidades administrativas de ese ejercicio caducan a los cuatro años. Hacienda tiene dudas sobre los ingresos de Gil Marín, ya que el IRPF no solo analiza las rentas del trabajo, sino también transmisiones de acciones y de patrimonio. El máximo dirigente rojiblanco se muestra tranquilo. "Está todo en regla. Llevo 20 años recibiendo una retribución del club por mi trabajo, y en los últimos tres o cuatro años Hacienda me ha requerido para comprobaciones puntuales, pero todo siempre ha sido correcto".

Investigación discreta

Fuentes de Hacienda explican que la investigación sobre Gil Marín se está llevando con la máxima discreción y celo. Y que han detectado que muchos contribuyentes vinculados al mundo del fútbol están utilizando sociedades instrumentales que usan para registrar propiedades y recibir retribuciones. Miguel Ángel Gil Marín sabe lo que es que se le investigue. Ha estado imputado en siete causas distintas en los últimos años. El Tribunal Supremo ratificó en 2004 una condena de un año y seis meses de prisión impuesta contra él por un delito de estafa por simulación de contrato en la ampliación de capitales del club rojiblanco.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios