ni se bautizan, ni son creyentes...

Los españoles ya no van a misa

Todos los partidos de la oposición presentan medidas para enfrentarse a la Iglesia. ¿Se trata de un síntoma más de la sociedad que cambia?

Foto: El Papa Francisco durante su visita a Washington. (EFE)
El Papa Francisco durante su visita a Washington. (EFE)

El PSOE quitará bienes a la Iglesia católica si gana las elecciones. Ciudadanos quiere que la religión tal y como se enseña hoy salga de las aulas. Podemos está a favor de una ley por la muerte digna. Quien más quien menos, los principales partidos de la oposición ante el próximo 20-D parecen plantar cara a la Iglesia católica. Una institución de la que, mientras, la sociedad queda cada día más descolgada.

Aunque la respuesta se conocerá solo a partir del 21 de diciembre, algunos datos dejan patente el alejamiento de la sociedad española de la religión católica. Los españoles que se declaran católicos ante las recurrentes preguntas del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) son cada vez menos. Si en el año 2004 el 79% de los entrevistados se identificaba con esta confesión, la última vez que se ha preguntado, en enero de este año, la porción se reducía al 69,3% de la sociedad. Ni siquiera siete de cada diez personas.

Si bien la mayoría de los españoles sigue declarándose católica, no ocurre lo mismo con la participación en las misas. En 2007, siempre de acuerdo con los datos del Barómetro del CIS, ocurrió un cambio clave. Ha sido el primer año en el que más del mitad de los españoles ha declarado no ir a misa "nunca o casi nunca". 

La religión como tradición familiar también se está quedando atrás. Los matrimonios católicos son el mejor ejemplo de ello. Hace tan sólo quince años, siete de cada diez bodas se celebraban según el ritual católico, según los datos de la Estadística de Movimientos de Población del INE. En 2013, sólo 3 de cada diez se celebraron en una Iglesia.

Los bautismos no han tenido mejor suerte. Desde el año 2007, los niños bautizados no han dejado de disminuir. Un portavoz de la Conferencia Episcopal se ha limitado a achacar esta bajada a la disminución de los nacimientos, pero lo cierto es que los bautizos bajan a un ritmo aún más rápido. En 2013 nació un 13% de niños menos que ocho años antes, mientras se registraba un 21% menos de bautizos, de acuerdo con los datos de la misma Conferencia.

.

La mayoría de estudios al respecto coinciden en la progresiva ‘secularización’ de una sociedad cuanto más se avance hacia la modernización. El Instituto de la Juventud de España, en su último estudio sobre el tema, en 2010, aseguraba que el número de jóvenes que se declara católico practicante había caído hasta el 10,3%, frente al 29,2% de 2002. Como en el caso de la participación en misa, subrayado por el INE, los católicos no practicantes eran el 45% del total.

Esta tendencia no es en absoluto exclusiva de España. De acuerdo con el último estudio del Pew Research Center, de aquí a 2050 habrá 23 millones de cristianos menos en Europa, misma cifra en la que aumentará la masa de personas sin confesión religiosa. Dicho de otra forma, si se prevé que en 35 años la población del viejo continente disminuya en un 6%, su población cristiana lo hará en un 18%.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios