la confesión de 'don vito'

Correa amagó con tirar de la 'manta suiza' pero la Fiscalía rechazó sus condiciones

El cabecilla de la trama Gürtel sabe que el plazo fuerte del menú que puede ofrecer es dar los datos de los grandes empresarios españoles que compartieron su bróker en Suiza

Foto: Uno de los presuntos cabecillas de la trama Gürtel, Francisco Correa. (EFE)
Uno de los presuntos cabecillas de la trama Gürtel, Francisco Correa. (EFE)

Francisco Correa amagó y amagó, pero finalmente no golpeó. Y no lo hizo porque la Fiscalía Anticorrupción tampoco estaba dispuesta a acceder a sus pretensiones, ni siquiera a cambio de que 'Don Vito' ofreciera el nombre de algunas de las importantes fortunas españolas que compartieron con él la famosa cuenta ‘Soleado’, manejada en Suiza por el bróker italiano Arturo Fasana. Pese a las mediaciones de las acusaciones particulares, el Ministerio Público trasladó al abogado de Correa su negativa. Sólo después del fracaso de pacto, el cabecilla de la Gurtel ha comenzado a airear su versión de los hechos.

Eldiario.es publica este jueves en exclusiva la confesión de nueve páginas que ‘Don Vito’ entregó al director de este medio. Una especie de adelanto de todo lo que podía aportar si finalmente se llegaba a un acuerdo con Anticorrupción. Correa menciona en su escrito 40 nombres, la mayoría ya imputados tras más de siete años de investigación. El cabecilla de la trama confirma mucho de lo que los jueces instructores del caso, la Policía Nacional, la Agencia Tributaria y un buen puñado de informaciones periodísticas han podido ya constatar tras años de pesquisas. También añade alguna que otra exculpación, aunque deja caer, eso sí, que su colaboración puede aportar mucha más luz a algunas de las piezas del caso que aún están en instrucción.

Por ejemplo, Correa habla de la pieza de AENA, que investiga los contratos que el gestor de aeropuertos firmó con algunas de sus empresas. La Audiencia Nacional tiene actualmente puesto el foco sobre 24 de esos contratos por valor de 2,4 millones. Una confesión más detallada por su parte podría ayudar a esclarecer qué papel tuvo Francisco Álvarez Cascos, exministro de Fomento cuando se firmaron esos contratos.

Boadilla y Majadahonda

También menciona a Boadilla del Monte, otra de las piezas que se está investigando aparte debido a su complejidad. Correa habla de nombres ya conocidos, como el del presidente de la constructora Teconsa; el exalcalde Arturo González Panero, al que apodó ‘el albondiguilla’; y el ex alto cargo del Ayuntamiento César Tomás Martín Morales. Pero introduce uno nuevo, el de Enrique Arnaiz, hermano ya fallecido del arquitecto Leopoldo Arnaiz, actualmente procesado por blanqueo de capitales e imputado por estafa. Arnaiz aparece en el sumario relacionado con unos presuntos amaños urbanísticos que se produjeron en ese municipio. ‘Don Vito’ tampoco se olvida de Majadahonda, en cuyo Ayuntamiento trabajó su exmujer y donde hizo buenos ‘negocios’. Como novedad, implica al actual alcalde del municipio, Narciso de Foxá, en "un montaje" en la cesión de unas parcelas de las que también se ha escrito ya mucho.

Correa, obviamente, no se olvida de Luis Bárcenas. Asegura que trabajó para el extesorero del PP, que le ofreció ser una especie de intermediario entre el partido y las empresas privadas que pagaban comisiones tras ser beneficiadas por obras públicas. Un papel del que ya se hace amplia referencia en el sumario del caso. La pieza separada de ‘los papeles de Bárcenas’ deja acreditada, indiciariamente, la existencia de una contabilidad opaca en el PP, aunque el auto de procesamiento solo ha dejado seis imputados, entre los que no están ninguno de los empresarios que supuestamente pagó esas comisiones ni ninguno de los dirigentes del PP que luego se las repartió.

Arturo Fasana y Ramón Blanco Balín. Correa tampoco se olvida de los dos hombres que le ayudaron a esconder su fortuna en el extranjero. Les dedica un capítulo en su confesión, en una estrategia estudiada, sabiendo que estos son los platos principales del menú que ofrece. "Blanco Balín me explica que ha creado su propio despacho profesional y me cuenta que sus clientes son siempre muy importantes, y me propone que bajo la órbita de Fasana invierta allí mi dinero, porque la importancia de los clientes y de un concreto hacía imposible cualquier problema judicial". Como ya adelantó El Confidencial, el bróker Arturo Fasana gestiona en Suiza una cuenta, una especie de fondo de inversión, donde ocultan sus fortunas importantes políticos y empresarios españoles.

"Acreditado visualmente"

Según han explicado fuentes solventes, Correa dejó caer en sus negociaciones con la Fiscalía que podía aportar información sobre este apartado. "En varios viajes que realicé para visitar a Fasana en Ginebra con Blanco Balín, Arturo, con quien ya adquirí cierta confianza, me acreditó visualmente la realidad de lo que me explicó Blanco Balín, y corroboré la coincidencia de las informaciones con mi conductor". El exchófer de Correa llevó a Fasana a Zarzuela. Anticorrupción no quiso abrir este melón y encontró la excusa perfecta: las peticiones de Correa a cambio de su colaboración eran descabelladas: una rebaja sustancial de la pena, acumulación de las condenas, suspensión de alguno de los juicios que tiene pendientes y una reducción también de la responsabilidad civil que se le exige.

La Fiscalía lo acusa de asociación ilícita, prevaricación, fraude continuado a las Administraciones Públicas, cohecho continuado, falsedad continuada, malversación, estafa y falsedad en concurso, delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo continuado de capitales y tráfico de influencias, delitos que suman 128 años de prisión y una multa de 15,7 millones de euros. Como responsabilidad civil, la Audiencia le impuso 85 millones de euros. Y eso solo en la primera etapa (1999-2005) de la pieza principal. También está imputado en la segunda parte y en las seis piezas valencianas.

La Fiscalía pide para Correa 128 años de prisión, y eso solo en la primera parte de la pieza principal

Él sabe que los investigadores todavía no han encontrado todo el patrimonio que Correa escondió fuera de España. La Audiencia ha bloqueado sus cuentas en Suiza, en torno a 20 millones, y ha embargado todas sus propiedades en España, otros 20 millones tirando por lo bajo. Pero queda mucho más. Se sabe que su dinero ha pasado por EEUU, Colombia, Gibraltar, Mónaco, Islas Vírgenes Británicas, la isla de Nevis…

Correa montó su centro de operaciones mientras negociaba con Anticorrupción en el lujoso hotel Gran Meliá Fénix, aquel que convirtió en su segunda oficina en sus años de esplendor. Allí le llegó el mensaje, según las mismas fuentes, de que a lo mejor tampoco era recomendable que continuara con ese pacto que intentaba fraguar con la Fiscalía. Al parecer, ninguna de las dos partes sentadas en la mesa de negociación tenía opciones reales de rematar el acuerdo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios